¿Qué es el Marketing de Contenidos?

¿Qué es el Marketing de Contenidos?

¿Tus estrategias tradicionales de marketing ya no funcionan?

Sientes que gran parte de tu público objetivo ha comenzado a ignorarte o que pasan de los mensajes que tú puedas enviarles. ¿Estás comenzado a desesperarte? Tranquilo, hay muchos profesionales o empresas que han teniendo los mismos síntomas y hace tiempo que han podido solucionarlos cambiando sus estrategias, esto no es nada nuevo.

Esa sensación de abandono de la que hablamos, suele ocurrir cuando una Marca solo se promociona a sí misma, o a sus productos y servicios, sin tener en cuenta lo que su target verdaderamente quiere y/o necesita (puro y duro autobombo). Quizás la solución que estas buscando pase por incorporar al marketing de contenidos en las estrategias de tu negocio.

Pero, ¿Qué es el Marketing de contenidos?

El marketing de contenidos no es nada del otro mundo, ni algo tan difícil de entender por cualquier simple mortal. Tampoco te pienses que es ese nuevo método súper revolucionario del que muchos hablan, que por suerte ha llegado para solucionar todos los males de tu negocio. El content marketing o marketing de contenidos es algo mucho más sencillo:

El marketing de contenidos es una técnica que consiste en analizar e intentar comprender lo que nuestro público objetivo quiere o necesita, para luego poder ofrecérselo de una forma relevante y, sobre todo, más atractiva.

Esta no es una definición que yo mismo he creado de la nada, sino que es mi propia interpretación de otras con las que me he topado por Internet. Cómo por ejemplo: la definición de marketing de contenidos que hace Joe Pulizzi, que les dejo a continuación (traducción casi literal del inglés):

“El marketing de contenidos es el arte de la comprensión de lo que sus clientes necesitan saber, para suministrárselo a los mismos de una manera relevante y convincente.”

Como te decía, esto no es nada nuevo. Hay algunas marcas o agencias de marketing offline que ya hace tiempo que vienen utilizando este tipo de técnicas, quizás de una manera mucho más básica o simple, pero lo hacen. Por ejemplo, quien no ha recibido alguna vez en un supermercados un libro de recetas hecho por una marca relacionada con el mundo de la gastronomía o aquella revista mensual sobre salud que te solía enviar cada mes tu seguro sanitario privado, etc. Bueno, ahora toma +/- aquel concepto y dale un nuevo toque, un poco más moderno y actual. Es decir, llévalo al entorno presente del marketing online.

En la actualidad el marketing de contenidos se presenta de muchas formas y maneras diferentes, adaptándolo a la vida que nuestros potenciales clientes tienen hoy en día, aquel libro o revista mensual, hoy podría ser un artículo en un blog corporativo, un post en una red social, un vídeo en el canal de YouTube de una marca o un profesional, una infografía en Pinterest o en el blog de algún Blogger influyente, etc. Como veraz, casi todos los medios de comunicación de hoy, están relacionados con Internet.

En realidad, lo más significativo no es el método que decidamos utilizar para compartir ese contenido, sino que el objetivo principal (o lo más importante de utilizar el marketing de contenidos entre nuestras estrategias) es que ese contenido ponga en primer lugar los gustos y resuelva las necesidades de nuestro público objetivo, no las de nuestra empresa.

¿Cuáles son los fundamentos básicos del marketing de contenidos?

El marketing de contenidos se sustenta básicamente sobre una premisa: que la mejor forma de construir una relación fuerte, duradera y de confianza con tus clientes (actuales y potenciales), es compartir con ellos contenidos que ofrezcan un valor añadido de calidad. Es decir, utilizar esos contenidos, enfocados a las necesidades y gustos de nuestro target o audiencia, como un medio de comunicación menos invasivo.

Además, con el marketing de contenidos buscamos que esos clientes no se sientan como una presa a la que intentamos dar caza, sino que como un integrante valioso de la comunidad que rodea a nuestra empresa o marca. Pero toda esta estrategia debe ser encarada de una manera lógica y, sobre todo, natural. Porque lo que buscamos con todo esto es generar confianza en los clientes y despertar su lealtad, no el hacer que ellos se sientan utilizados.

No estaremos mintiendo a nadie si reconocemos que el objetivo también es comercial, pero nuevamente a diferencia de la publicidad, el marketing de contenidos intenta atraer a ese público objetivo de una manera más natural y menos invasiva.

Recuerda: el marketing de contenidos se basa principalmente en la idea de ser útil.

El objetivo final de nuestra estrategia no debe ser el mostrar que bueno, bonito y barato es nuestro producto o servicio, sino que demostrar a nuestra audiencia cómo podemos ayudarla a solventar sus necesidades. Obviamente allí, en algunos de esos mismos contenidos, pero de manera natural y donde fuese lógicamente necesario, se mostraran también nuestros productos y servicios.

Porque nuestros clientes solicitan sobre todo información. Ellos necesitan ayuda para saber cómo pueden hacer algo… Hay muchos ejemplos de todo esto, pero uno de los mejores es ver como con un sencillo “¿CÓMO…?” en una búsqueda de Google, nuestra audiencia puede encontrar lo que necesita en nuestra web. De esa manera, se genera tráfico, pero no cualquier tipo de tráfico, sino que de mejor calidad (y del que quizás pueda repetir esas visitas) y por medio de la confianza y el valor añadido que le ofrecemos, se haga una transformación de clientes potencial a un cliente real. No en vano Google ha modificado en los últimos tiempos sus algoritmos, dando prioridad a los contenidos que respondan a las preguntas de sus usuarios y que ofrezcan soluciones de calidad.

Conclusión

Cada vez que alguien encuentre nuestra página web y lea uno de los artículos de nuestro blog, o vea una infografía, un vídeo, un post en alguna red social, etc. debe sentí que ese contenido le aporta algo que él desea y que no lo presiona o invade. Porque el verdadero marketing de contenidos respeta sus tiempo, los del cliente, y se asegura de que su visita o su interacción haya valido realmente la pena. Nuevamente recuerda, que el contenido que compartes es para el beneficio de tu audiencia, no para el tuyo propio.

Foto (news publication): Shutterstock

La pirámide del Mkt de Contenidos

#Infografía (vía Vilma Nuñez)

Pirámide de Marketing de Contenidos

¿Por qué es importante el marketing de contenidos?

#Infografía (vía SocialMood)

¿Por qué es importante el Marketing de Contenidos?
¿Cuántas veces has leído que el contenido es el rey?  Vídeo vía: HangoutON

Y tu empresa ¿Está utilizando en sus estrategias el marketing de contenidos?

Déjanos conocer tus experiencias y si te atreves, cuéntanos algunos secretos.

Comentarios

  1. dice

    Gracias Jose!
    Eso es lo más basico y que muchas veces se nos olvida
    Si puedo añadir algo es solamnete para decir que hay un libro – con muchos ãnos – del Sr. Dale Carnegie que lo dice de forma muy clara.
    Para hacer amigos y influenciar personas, primero hay que saber lo que piensa y quiere la gente!
    La ÉTICA empeza reclamando su practica.
    Un saludo

Trackbacks

  1. […] Manejar una gran variedad de formatos estáticos, ha sido lo normal en estos últimos tiempos. Pero las actuales y nuevas tendencias en marketing de contenidos, especialmente en lo referente a las infografías, buscan mucho más la flexibilidad de los mismos. Es decir, que el lector pueda consumir y compartir solo aquello que a él le resulte más interesante (para aumentar la participación de nuestra audiencia). Ver: ¿Qué es el Marketing de Contenidos? […]

Deja un comentario