¿Cómo y por qué trabajar desde casa por Internet en marketing digital?

¿Cómo trabajar desde casa por Internet en marketing online?

Son muchas las personas que se preguntan si es posible trabajar desde casa, es más, la verdadera duda es si realmente se puede ganar dinero desde casa.

De la misma manera, como es mi caso, somos muchos los que hemos apostado por esta nueva (o quizás, no tan nueva) metodología de trabajo en casa, sobre todo, gracias a Internet.

Y en un sector como el del marketing digital y/o el social media, que su medio natural es el online, esta faceta laboral es aún mucho más sencilla de realizar.

Bueno, aunque como toda actividad profesional, nunca está exenta de riesgos y potenciales obstáculos que nos dificultan el éxito.

Es por ello, que seguramente te estarás preguntando algo que también me planteé en su día:

¿Cuáles son los riesgos y beneficios del trabajo desde casa para un profesional del marketing digital?

Al hablar de desarrollar tu actividad laboral en casa, también nos referimos a un entorno que está plagado de potenciales distracciones y tentaciones que pueden bajar radicalmente nuestra productividad…

Y si a eso le sumamos que Internet es un escenario óptimo para dejarnos absorber por banalidades, nos surgen más preguntas:

¿Cómo podemos organizarnos y ser más productivos para ganar dinero desde casa?

Es precisamente de este tema, visto desde la óptica de un marketero, de lo que hablaremos en este 26º guest post. Y para ello, voy a contar con la colaboración de otro teletrabajador incansable, como lo es Javi Pastor.

En este post Javi nos hablará de las ventajas y desventajas de trabajar desde casa por internet y nos compartirá algunos de sus trucos y consejos que nos ayudarán a ser más productivos en nuestro día a día como marketeros digitales.


¿Cuáles son los riesgos y beneficios del trabajo desde casa para un marketero?

Ventajas, desventajas y consejos para que trabajar desde casa por Internet en Marketing online sea una buena opción

La situación actual del panorama laboral en España y en prácticamente el mundo entero no es muy esperanzadora. Las cifras del paro suben o, si bajan, te obligan a vivir encadenado a un contrato basura.

Sin embargo, por muy negativa que parezca, esta situación tiene un aspecto muy, muy positivo, y es que ha enseñado al mundo a ganarse la vida y comenzar a ganar dinero desde casa.

Ya no hay que estar atado a un contrato, vinculado a un horario de 9:00 a 17:00 o aguantando a ese jefe que no soportas o ese compañero que te pide favores cada 5 minutos. ¡Eso se acabó!

Hoy en día puedes tener tu propio empleo sentado en la silla de tu escritorio, en la cama con tu portátil, en la playa que tienes a 5 minutos e incluso puedes trabajar desde un país diferente.

En definitiva, estamos ante la era del trabajo desde casa, donde el teletrabajo ya no es algo inusual y los freelancers empiezan a despuntar por encima de muchas empresas.

Y si esto es así, te preguntarás ¿por qué yo no puedo hacerlo?

Pues porque no es fácil, no se consigue en 2 días y porque no tiene absolutamente nada que ver con el trabajo por cuenta ajena.

Pero eso no quiere decir que sea imposible. Todo lo bueno tiene un precio, ¿verdad?

Yo llevo ya casi 1 año trabajando desde casa en el mundo del marketing digital y he vivido todo tipo de experiencias.

He aprendido a convivir conmigo mismo de jefe y a saber organizarme para que el trabajo no me coma las horas del reloj.

¿Te gustaría saber cómo lo hice?

¿Quieres conocer de qué manera puedes trabajar desde casa por Internet y generar tu propio sueldo sin moverte de tu habitación o despacho?

Entonces, más te vale seguir leyendo.

¿En qué consiste trabajar desde casa?


Antes de arrancar, me gustaría definir qué es esto del teletrabajo, trabajar desde casa, trabajar en casa o trabajar online.

Veamos qué dice la Wikipedia sobre el teletrabajo:

El teletrabajo consiste en el trabajo realizado por una persona para otro particular o empresa desde un lugar alejado de ella a través de algún sistema de telecomunicación

Resumiendo ⇒ Trabajar desde casa consiste en realizar tu profesión desde tu domicilio para empresas o clientes que (evidentemente) no comparten un espacio contigo.

Es verdad que la definición puede ser un poco equívoca, ya que sí que puedes montar un negocio en tu casa y trabajar desde ella recibiendo a tus clientes allí.

Aun así, en el mundo del “marketing online” lo más habitual es hacerlo tal y como dice la definición.

También me gustaría aclarar otra cosa: para mí trabajar desde casa no consiste en rellenar encuestas, pinchar publicidad por unos céntimos o hacer algún tipo de acción de este tipo.

Eso casi nunca te dará estabilidad ni ingresos suficientes para considerarlo un trabajo.

¿Por qué trabajar desde casa es una buena opción?


Yo soy un firme defensor del autoempleo, hace un año lo elegí por encima del trabajo por cuenta ajena y jamás me arrepentiré.

De hecho, motivo a diario a muchos amigos y conocidos a que se lancen de una vez a este mundo.

¿Y por qué aconsejo y animo a tanta gente a trabajar desde casa por Internet?

Pues por varios motivos que voy a contarte ahora mismo:

1) Trabajar desde casa implica disfrutar

Como he comentado al principio, creo que muy pocos trabajadores por cuenta ajena están realmente satisfechos con su trabajo.

Su salario, su horario, sus compañeros, sus jefes o simplemente trabajar en algo que no les gusta les condiciona día tras día.

¿Por qué no cambiar la situación?

¿Por qué no convertir ese plan B del autoempleo en el plan A y lanzarte a por ello?

¿Qué sentido tiene seguir atado a una vida en la que no eres feliz?

Ese es el primer motivo por el que siempre recomiendo trabajar desde casa: haces lo que quieres, como quieres y cuando quieres.

Tienes la libertad de elegir tu profesión, tus métodos y tus clientes.

Esta libertad se transforma en felicidad.

Ya no irás a trabajar, porque de hecho trabajarás desde tu “oficina” casera, sino que irás a hacer lo que quieres.

Y eso vale más que el dinero, de verdad.

2) Vas a gastar menos

Si trabajas en una empresa lo más probable es que tengas que desplazarte hasta ella día tras día.

Gastarás en gasolina, en metro o en cualquier otro medio de transporte para llegar allí.

Además, al menos en España, el horario suele ser partido de mañana y tarde, por lo que en muchas ocasiones te toca comer allí.

Y no todos los días hay ganas de llevar la comida en un tupper, ¿verdad?

Todo esto son gastos y más gastos que si trabajas desde casa puedes eliminar.

3) Trabajar online ahorra tiempo y aumenta la productividad

Estar sentado delante de un PC 8 horas en un puesto de trabajo no asegura que seas más productivo.

Y perder 2 horas entre ir y volver del trabajo no ayuda mucho a disfrutar del tiempo libre que te deja la jornada laboral.

Si trabajas desde casa se eliminan estas dificultades y no solo no vas a tener que ir a ningún sitio a trabajar, ya que con encender el PC estarás “conectado” a tus clientes, sino que también podrás aumentar tu productividad si sabes cómo hacerlo.

En el trabajo no puedes estar levantándote, yendo a comer algo o incluso tomando descansos cada hora.

Es algo que está mal visto en la mayoría de empresas, sin embargo, en casa puedes hacerlo e incluso dividirte tu jornada laboral en los horarios en los que mejor funcionas.

¿Qué eres productivo trabajando de 5 a 12 de la mañana? Pues trabaja a esas horas.

¿Qué mañana tienes un evento y necesitas modificar tu horario? Puedes hacerlo.

La ventaja de trabajar desde casa es que puedes moldear tu horario y tus hábitos de trabajo como quieras.

De esta forma, aumentarás tu productividad, sumarás horas al reloj y te dará tiempo a hacer muchas más cosas.

4) Te aporta más tiempo para disfrutar con tu familia

La calidad de vida depende, en muchas ocasiones, de la cantidad de tiempo que puedas disfrutar con los tuyos.

Si tu horario, los trayectos hasta el trabajo y demás te restan casi todas las horas del día, ¿para qué vives?

Sobre todo si tienes hijos, la calidad de vida aumenta muchísimo cuando trabajas desde casa.

En tus descansos puedes jugar con tu pequeño o, si tu pareja está en casa, hablar un rato con ella.

Por ejemplo, a mí me encanta jugar con mi perro (sí, es parte de mi familia), así que, en mis descansos suelo estar un rato con él e incluso le doy algun paseo corto en los descansos largos.

Esto me relaja, me hace desconectar y me ayuda a ser más productivo.

Son pequeños momentos y, aunque estés en tu horario laboral, ayudan a que al final del día te sientas mucho mejor.

5) Te permite trabajar desde casa por internet (si lo quieres) en pijama

Vale, admito que este beneficio es muy raro y particular, pero es solo un ejemplo.

Trabajar desde casa, sobre todo en el mundo del marketing digital, te permite levantarte de la cama, tomarte el desayuno y sentarte sin ni siquiera cambiarte.

Aunque no recomienden hacerlo, ya que muchos expertos dicen que perjudica la productividad, es algo impagable (al menos para mí).

Esto es solo un simple detalle que marca la libertad que puedes tener para hacer lo que te apetezca si trabajas online.

Y la libertad es algo que todos deseamos como trabajadores.

13 Consejos para conseguir triunfar y ganar dinero desde casa

13 Consejos para conseguir triunfar y ganar dinero desde casa


Vale, ya te he convencido de que trabajar desde casa en internet mola… y mucho.

Pero claro, no es tan fácil.

De hecho, si trabajas por tu cuenta desde casa, todo es mucho más difícil que si lo haces con un “cómodo” empleo por cuenta ajena.

Cuando digo “cómodo” me refiero a que, en muchas ocasiones, los riesgos y las responsabilidades que tienes en tu puesto son mucho menores a las que tienes como tu propio jefe.

Trabajando desde casa todo depende de ti.

Yo llevo ya un tiempo trabajando (y ganando mi propio sueldo) desde casa y lo mío me ha costado.

Hay que aprender a convivir con uno mismo y, aunque anteriormente vimos muchas cosas positivas, lo de ser tu propio jefe es más difícil de lo que parece desde fuera.

Para ayudaros a comenzar y guiaros un poco, os daré 10 consejos que me hubiera gustado conocer cuando yo me senté por primera vez a trabajar online.

¿Son los mejores? ¿Los peores? No lo sé, pero son los que yo le doy a cualquiera que quiere comenzar su propia aventura empresarial en casa.

1º Crea tu propio horario laboral

Vale, ya sé que he dicho que trabajar desde casa te da la libertad para trabajar cuando quieras, pero eso no quiere decir que cada día debas trabajar a diferentes horas sin ningún sentido.

Crea un horario laboral e intenta cumplirlo.

Por ejemplo, a mí siempre me ha gustado trabajar de noche, pero descubrí que era mucho más productivo a primeras horas de la mañana.

Por este motivo, hoy me levanto a las 6:30 de la mañana y, después de entrenar o hacer deporte, me pongo a trabajar desde muy temprano.

¿Cumplo el horario todos los días? No. Pero sí la gran mayoría.

Sin un horario acabarás por trabajar a destiempo, distraerte, dejar cosas sin hacer y perder mucho tiempo.

Puedes saltártelo algún día, pero intenta cumplir todo lo que puedas y conseguirás mejores resultados.

2º Elimina distracciones

Trabajar en casa puede suponer aumentar exponencialmente el número de distracciones.

Vale que no tienes a tu compañero o a tu jefe dándote la vara, pero puedes tener “demasiada” libertad.

Por ejemplo, si vives en casa con tu familia tienes que hacerles comprender que, aunque estés en casa, estás trabajando.

En caso contrario todos te van a distraer y van a entrar en tu pequeña oficina cuando les parezca oportuno.

También hay otras muchas distracciones en Internet y, sobre todo, si trabajas en el mundo del marketing online: Facebook, Twitter, Google+, YouTube, un blog, un portal de noticias, … ¡Todo distrae!

Cuando trabajes, ciérralo todo y céntrate.

Y enseña a todo el que viva contigo a comprender que si la puerta de tu cuarto u oficina está cerrada es que estás trabajando.

Cuanto antes lo entiendan más tiempo te ahorrarás.

De la misma manera, para los que trabajamos en marketing digital, este mundo online también te envuelve y puede conseguir absorberte en tareas superfluas o actividades sin importancia.

Y sin olvidarnos de los clásicos cotilleos en algunas redes sociales que no vienen al caso.

Por esta razón, otra manera de ser más productivo también puede ser marcarte unas pautas y horas al día para consultar tus perfiles en redes sociales.

Cuida tu productividad

Yo comencé siendo un completo desastre en cuanto a horarios y productividad.

De verdad, era criminal lo mal que gestionaba mis horarios y lo improductivo que era.

Hasta que un día dije “esto se acabó” y me centré en mejorar mi productividad.

¿El resultado? Trabajo menos y hago mucho más. Pero mucho, mucho más. Y hasta trabajo mejor.

En mi blog invité a 9 bloggers que trabajan desde casa a hablar sobre técnicas de productividad y cómo conseguir mejorar en este aspecto.

Si te interesa hacer más en menos horas, léelo 😉

4º Utiliza herramientas y delega tareas en otros profesionales

El tiempo vale dinero y, cuando trabajas desde casa, lo vale más todavía.

En un trabajo sueles cobrar lo mismo hagas 100 cosas en 8 horas o hagas 2 en esas 8 horas.

Trabajando desde casa, cada hora cuenta, cada minuto puede ser un trabajo de más o uno de menos.

Y por desgracia, el número de tareas aumenta muchísimo con respecto al trabajo por cuenta ajena.

Por ejemplo, si eres autónomo y trabajas desde casa tienes que llevar tus propias cuentas.

¿Eso en qué te beneficia? En nada, es una pérdida de tiempo, así que, te recomiendo delegarlo en una empresa, en un gestor o en alguien de confianza y pagar por ello.

Piénsalo, si pagas 50 € al mes por tu asesoría y ahorras 5 horas al mes, estás ganando dinero.

Con que cobraras 11 € / hora (no recomiendo cobrar por horas) o tardaras menos de 1 hora en generar 11 € de beneficio estarías ganando.

Cuando trabajas desde casa el tiempo es el recurso más valioso.

Aprende a delegar y a utilizar herramientas de pago para reducir lo que tardas en hacer algunas tareas e incluso a quitarte de en medio otras.

5º Hazte visible (de verdad)

Si quieres trabajar en el mundo del marketing online tienes que ser visible y con visible no me refiero a tener perfil en Twitter, Google+ y una cuenta en Instagram, ni mucho menos.

Me refiero, sobre todo, a tener un blog en el que demuestras lo que sabes hacer, para mí un blog es el epicentro del éxito de un profesional del marketing en Internet.

Es mejor tener un blog en condiciones, que estar todo el día publicando y compartiendo cosas en redes sociales.

Un buen post puede darte mil veces más alcance que 50 o 60 tweets.

Y no solo te dará alcance, sino que te dará autoridad y te servirá para afianzar tu marca personal.

En un mundo en el que, como he comentado antes, hay saturación en todos los mercados, la marca personal es la solución para diferenciarte.

Ni siquiera hace falta tener un blog con más 50.000 visitas al mes.

Conozco a decenas de profesionales que tienen blogs con una comunidad pequeña, 4.000-5.000 visitas al mes y que viven de ese blog.

Mi blog tiene una media de menos de 4.000 visitas al mes.

Sin embargo, he conseguido sacar un sueldo gracias a él y me llegan nuevas propuestas de trabajo día tras día.

No te obsesiones con generar miles y miles de visitas, obsesiónate con generar visitas de calidad para convertir el máximo de visitantes en posibles clientes de tus servicios, infoproductos o productos afiliados.

Trabajo en casa y salud - No te conviertas en una estatua

No te conviertas en una estatua

Trabajar online tiene un pequeño gran peligro para la salud: el sedentarismo.

Cuando te acostumbras a trabajar desde casa puede llegar el momento en el que pases el día sentado delante del PC. Intenta evitarlo a toda costa.

Yo soy una persona bastante delicada con las lesiones y tengo varias.

De hecho, he llegado a dudar durante años lo de que el deporte es sano, por ese motivo, horas y horas delante del PC no son lo mejor para mi cuerpo.

Cuando comencé a trabajar desde casa llegaba a pasar hasta 12 horas aquí sentado.

¿El resultado? Dolor de espalda, vista cansada, dolores de cabeza y una bonita subida de peso.

¿La solución? Fácil: haz deporte.

Yo te recomiendo levantarte muy, muy temprano y que sea lo primero que hagas en el día. Para mí es la mejor hora, te quita de ponerte excusas como “hoy ya no me da tiempo” y prioriza lo importante: tu salud.

Y cuando estés en el PC, haz descansos, levántate, estira la espalda, estira los brazos y no dejes el cuello rígido como una roca.

Yo utilizo Focus Booster para recordarme que, cada 25 minutos, tengo que parar y moverme.

No importa que hagas una flexión, que bajes a jugar con tu perro o que te levantes y andes un rato.

Lo que importa es levantarse, activar el organismo y decirle “eh, no te quedes dormido con tanta silla”.

Además, de vez en cuando date el gusto de darte un masaje.

Yo tengo, dentro de mi presupuesto personal, una parte dedicada al cuidado de la salud tanto a través de entrenamiento como fisioterapia. Y no me arrepiento del gasto.

7º Aprende a decir que no

El “no” es la palabra más difícil de decir y a la vez la más útil para cualquiera que quiera trabajar online y ganar dinero desde casa.

Si no aprendes a utilizarla a tiempo, ve diciendo adiós a tener una vida.

Al principio, cuando comienzas tus andaduras en el mundo del marketing online, lo normal es decir que sí a todo.

Cobrar lo justo para “coger experiencia”. Es normal, casi todos lo hemos hecho.

Eso sí, llega un momento en el que hay que parar, replantearte todo y empezar a decir que no.

Por ejemplo, yo comencé trabajando como asesor de marca personal, pero finalmente vi que mi mercado estaba en el mundo del copywriting.

¿Qué hice? Deseché todos los futuros trabajos como asesor, los delegue y me centré casi exclusivamente en la creación de textos y contenido.

No me arrepiento y, a pesar de haber dejado ir algunos clientes, genero más que si estuviera diversificado.

Deja de hacerle favores a todo el mundo, da un plus por tu trabajo, pero no acabes dando 100 veces más de lo que te piden porque el cliente te dice que son “5 minutitos”.

Cobra más si tienes menos disponibilidad.

El crecimiento en el marketing online es así, si no aprendes a controlarlo, puedes morir de éxito.

Conozco gente que no da abasto con su trabajo y que, por culpa de no usar el no, gana la mitad de dinero que podría ganar y trabajando el doble de tiempo.

8º Colabora con otros profesionales

El mundo del marketing online es uno de los más colaborativos que existen.

En otros trabajos la competencia llega al odio y se tiran los trastos, pero aquí muchos se ayudan incluso siendo parte de esa competencia.

Trabajar desde casa no significa no relacionarse ni conocer gente nueva.

Relaciónate, comenta blogs, intercambia tweets, haz entrevistas y llama a otros profesionales que hagan lo mismo que tú y comparte opiniones con ellos.

El trabajo desde casa en este mundo puede ser solitario si no te relacionas.

Normalmente nadie comprende lo que haces en tu círculo cercano y te faltará gente con la que hablar de temas del tipo SEO, marketing de contenidos o copywriting.

A mí, a veces se me han pasado las horas hablando con gente de este mundillo, bien a través de Hangout, móvil, el chat de Facebook o mensajes privados de Twitter.

9º Ten cuidado con el email

Este punto podría entrar en el de productividad, pero prefiero separarlo.

El email puede ser tu mayor enemigo y puede convertir una jornada normal de trabajo en un completo desastre.

Fija horarios para abrir el email, aprende a saber cuáles son los buenos momentos para contestar y cuáles no.

Evita correos kilométricos, utiliza más el móvil e intenta reducir el tiempo delante del maldito Gmail.

No solo tienes que educarte a ti mismo con el email, sino al resto de personas que trabajan alrededor de ti.

Sobre todo explícales que no miras el email cada 5 minutos y que si tienen una urgencia han de llamarte al teléfono.

Si llega un momento en el que el email te desborda, piensa en buscar alguien que te ayude a solucionar el problema.

No serás el primero ni el último que contrata una secretaria para llevarle el correo.

10º Cómo y dónde buscar cursos para mantenerte en formación continua

Si hay algo que define el marketing es la continua innovación. Lo que hoy funcionaba y era popular, mañana puede estar pasado de moda y ser una técnica arcaica.

El marketing online no es teórico, no es ni algo estanco ni que permanece siempre igual en el tiempo, evoluciona día tras día y si no estás en ese día a día puedes quedarte atrás con muchísima facilidad.

Por este motivo es muy importante formarse continuamente.

Aunque no lo creas todos los que vivimos del marketing lo hacemos, leemos eBooks, estamos apuntados a cursos y nos bajamos contenido gratuito de otros bloggers a diario.

Si no te actualizas tus servicios comenzarán a estar desfasados, tus contenidos carecerán de utilidad y no serás capaz de aportar verdadero valor a la blogosfera del marketing.

La buena noticia es que hay decenas de plataformas para hacer cursos y formarte desde casa que son gratis.

Las más populares y que yo he probado de primera mano son las siguientes:

Aparte de estos cursos, existen otros de pago muy populares en el mundo hispano como Quondos, Wontalia o TeamPlatino entre otros.

Son de pago y requieren una cuota mensual, pero el beneficio a cambio de ese pago es tan grande que merece la pena hacerlo.

Si quieres ampliar más información sobre cursos gratuitos y formación online te recomiendo leer este post de Miguel Ángel Florido.

11º ¿Cómo y dónde buscar clientes en Internet?

Cuando comienzas tu carrera como freelance trabajando desde casa puede parecer difícil conseguir clientes.

Si nadie te conoce, no tienes una comunidad alrededor y te faltan contactos es normal que los clientes no llamen a tu puerta.

Pero todos hemos comenzado por ahí y no somos precisamente pocos los que ahora tenemos bastantes clientes, por lo que conseguirlos no es ni mucho menos imposible.

Por ejemplo, para comenzar puedes buscar trabajo en alguno de los portales para freelancers que existen hoy en día.

Cada vez hay más y la oferta de trabajo en ellos va aumentando poco a poco.

Los portales que te recomiendo son los siguientes:

En estos portales hay trabajo para redactores, programadores, diseñadores, especialistas en WordPress y prácticamente de cualquier cosa que puedas imaginar, sobre todo en Fiverr y Geniuzz.

Pueden ser buenos lugares en los que comenzar a ganarte la confianza del exigente público de Internet.

Para ampliar información sobre estos portales puedes leer este post que explica bastante bien qué es cada uno de ellos.

Además de apuntarte en estos portales yo te recomendaría comenzar a establecer relaciones con profesionales establecidos.

La mayoría de bloggers reconocidos o empresas de marketing siempre están buscando personas cualificadas en las que delegar y esa persona puedes ser tú.

Mis primeros clientes para mis servicios de copywriting llegaron a través de esta vía.

Recibí propuestas para escribir artículos a partir de recomendaciones de otros profesionales y trabajé para ellos ayudándoles con su día a día en la creación de contenido.

Finalmente hay otro camino para encontrar pequeños trabajos: los foros.

Busca un foro de tu temática y lánzate a participar activamente en él, ofrece tus servicios en un post y ya verás como los clientes empiezan a llegar.

No te desanimes y ten en cuenta que al principio los clientes llegarán con cuentagotas, sin embargo, a medida que vayas teniendo clientes satisfechos llegarán más y más recomendaciones.

Y con esas recomendaciones los clientes comenzarán a llamar a tu puerta más a menudo.

12º Herramientas para organizar y planificar tu trabajo diario desde casa

Las herramientas son un gran aliado del profesional del marketing que trabaja desde casa.

¿Por qué? Pues porque ahorran tiempo, mejoran la productividad, automatizan tareas y consiguen incluso que podamos cobrar más por nuestro trabajo.

El problema es que hay cientos de herramientas y puede ser difícil saber cuáles escoger.

Mi consejo es que si probáis una y os gusta, os quedéis con ella.

Puede haber alternativas mejores o peores, pero si las probáis todas vais a perder bastante tiempo.

Si te gusta una, quédate con ella.

¿Y cuáles son las herramientas que yo utilizo en mi vida diaria trabajando desde casa?

Las que yo más uso son las siguientes:

Trello: sin Trello iría “ciego” por mi vida.

Para mí es la base de toda mi productividad, ya que en esta herramienta ordeno mi día a día, mi relación con clientes, las tareas pendientes y mil cosas más.

Pruébala y te prometo que quedarás enamorado, aunque su competidora (Basecamp) también es muy, muy buena.

Hootsuite: estar todo el día en redes sociales poniéndolo todo a mano puede ser un verdadero suplicio.

Con Hootsuite eso se acabó, ya que puedes programar las actualizaciones e ir viendo como tu alcance y base de seguidores aumenta de manera “semi-automática”.

Spotify: mi método de aislarme del mundo cuando trabajo es escuchar música.

Para eso utilizo Spotify y, aunque parezca una herramienta que no encaja nada aquí, es muy útil para mantener la concentración y no acabar perdido en la dichosa multitarea.

Skype: si trabajas desde casa vas a tener que organizar reuniones con clientes, colaboradores y otros compañeros del sector.

Skype es la manera más sencilla de hacerlo, ya que es gratuito y funciona de maravilla.

Google Analytics: no puedo concebir el hecho de crear un blog y no añadir Google Analytics.

Debes de saber qué es lo que ocurre en tu “campamento base”, cuáles son los mejores contenidos, qué es lo que interesa y qué es lo que no y otros cientos de cosas que puedes conocer con Google Analytics.

Mailchimp: crear una lista de suscriptores desde el primer momento te ayudará a generar más clientes a través de tu blog.

Para ello necesitas un programa de email marketing y el más popular y simple de todos es Mailchimp.

También puedes probar Mailrelay, que funciona de manera similar y tiene una versión gratuita más amplia.

Feedly: aplicación perfecta para estar al día de todos los portales de noticias y blogs que más te gustan.

Añádelos todos a este lector de RSS y no te molestes en estar entrando una y otra vez en cada sitio para ver si se ha actualizado.

Evernote: un todo en uno magnífico para la productividad.

Apunta ideas, archiva entradas y noticias que quieras leer después, escribe fragmentos de contenido para tu futuro post mientras vas en el Metro o estás paseando y haz prácticamente cualquier cosa con Evernote. 100% recomendable.

¿Te animas a comentar y a compartir nuevas herramientas?

Estas son mis herramientas preferidas, ahora me gustaría saber cuáles son las tuyas.

13º Coge vacaciones y descansa

El mundo del marketing online es absorbente y el trabajo desde casa lo es más todavía.

Puedes entrar en una espiral en la que, cuando te das cuenta, ha pasado un año y no te has tomado ni un respiro.

Evita que eso ocurra y tómate tus propios descansos.

Lo bueno de ser autónomo y de trabajar online es que puedes organizar el trabajo como te parezca. Aprovéchalo.

Por ejemplo, yo decidí que solo iba a trabajar de lunes a jueves. Utilizo los fines de semana largos (viernes a domingo) para escaparme por ahí, desconectar y tener mis propias vacaciones.

Además, lo bueno de trabajar desde casa es que te puedes ir a la isla de Bali de vacaciones 2 semanas y trabajar alguna mañana sin problema.

Yo podría hacer mi trabajo en Cádiz, que es donde vivo, en Madrid, en Pekín, en Irlanda o en Boston.

Eso sí, aunque sea normal trabajar y contestar algunos correos alguna mañana suelta si te vas mucho tiempo de vacaciones, desconecta.

Recuerda que vas a disfrutar, no a seguir trabajando.

Fotos (working on laptop): Shutterstock

¿Y ahora te atreves a trabajar desde casa?

¿Por qué trabajar desde casa por Internet en marketing digital?

Creo que ya he hablado suficiente sobre el trabajo en casa, ¿no?

Desde luego, ojalá yo hubiera sabido todas estas cosas antes de sentarme delante del PC por primera vez a trabajar.

No es un mundo idílico y tras el autoempleo hay un lado más oscuro que hay que conocer.

Cualquiera no está hecho para trabajar desde casa y menos en un sector tan competido como el marketing online, donde salen nuevos profesionales (y mucho humo) a diario.

Eso sí, es un mundo bonito y que puede hacerte sentir totalmente autorrealizado.

Además, yo creo que el trabajo en casa es el futuro del empleo.

Las distancias son muy cortas gracias a Internet y no tiene sentido alargarlas con viajes en coche, trayectos y demás.

Si te animas a comenzar a trabajar online y necesitas cualquier consejo o ayuda adicional, comenta y estaré encantado de echarte una mano.

Que como dije en el post, en este mundo hay que estar muy bien acompañado.

Copywriter y especialista en convertir las palabras en algo más que una sucesión de caracteres. Estudié Ciencias Empresariales y Publicidad y Relaciones Públicas, pero lo mío es el blogging y la generación de contenido. Si quieres saber más sobre mí, puedes encontrarme en Recetas de Branding.
Showing 39 comments
  • Carolina
    Responder

    Hola!
    Un articulo muy interesante, gracias por compartirlo! La verdad me está costando bastante moverme a nivel laboral, tengo un grado en marketing digital y ahora estoy buscando un buen máster porque no encuentro ofertas que encajen con mi perfil. De momento estoy intentando con agencias de reclutamiento, me apunté en varias y de momento los que mejor me están atendiendo son los de PayPerTalent porque sólo se dedican a fichar perfiles para marketing online. Alguien conoce otras agencias de HeadHunting especializadas en digital?? No quiero pasar por las agencias convencionales tipo Michal Page o Hays, solo he tenido malas experiencias con ellos porque los que te entrevistan son head hunters generalistas y realmente no tienen demasiada experiencia en marketing digital…

    Gracias!

    • El Blog de Jose Facchin
      Responder

      Hola Carolina.

      Seguramente alguien que lea tu comentario puede ayudarte al respecto. Sentimos no poder ayudarte más. Mucha suerte en esa búsqueda de empleo 😉

  • Juan Ramón Andino.
    Responder

    Me interesa y tengo actitud emprendedora y deseo incorporarme Mundo de La Publicidad y el Mercadeo que son las area que yo domino.

  • Juanpe (@Juanpedroweb)
    Responder

    buen post sera duro pero habrá que intentarlo

  • Rodrigo
    Responder

    Hola, mi nombre es Rodrigo soy técnico publicitario y estudiante de marketing. Me quiero anotar en un curso de google adwords y analytic. Mi actual empleo no esta relacionado con mis estudios y poseo de tiempo libre. me interesaria tener un trabajo extra relacionado al marketing digital pero no se como empezar.

    saludos desde Argentina.

  • Juan Ignacio Díaz Cuesta
    Responder

    Me ha encantado el artículo, muy clarificador y objetivo. Al poner tu propia experiencia como ejemplo estás dando una visión clara y precisa de una realidad a la que muchas personas se enfrentan con miedos e incertidumbres.
    Aprovecho para enviarte un cordial saludo a pesar del tiempo transcurrido desde que publicaste este post.

  • Ana enRed(ada)
    Responder

    Excelente y completísimo artículo, chicos.

    En mi caso, mamé desde pequeña el trabajo desde casa, ya que mis padres eran autónomos y trabajaban así (ilustradora, pintor y fotógrafo). Desde siempre se ma ha hecho más natural que el ir a una oficina o sitio de trabajo. Actualmente, combino ambas modalidades, trabajo por cuenta ajena y propia, esperando dar mayor cabida a esta última modalidad poco a poco.

    Como digo, el artículo me ha parecido muy interesante, y por supuesto no sólo para gente que trabaje en marketing, sino personas aplicadas al teletrabajo en general. Combina todo aquello que veía hacer a mis padres, con cosas que he aprendido por mi cuenta y otras tantas nuevas, y lo hace con coherencia y fundamento. Me ha gustado mucho, creo que es una gran guía para aquellos que se inician o que buscamos mejorar nuestra productividad en esta forma de trabajo.

    Tenéis una nueva seguidora, espero seguir leyendo artículos así de interesantes 🙂

    Un abrazo
    Ana

    • Javi Pastor
      Responder

      ¡Muchas gracias Ana!

      Es una alegría que desde muy joven ya tuvieras un ejemplo de cómo trabajar desde casa, ya que creo que hoy en día es lo mejor.

      Espero que esta guía anime a muchos a probarlo y también a saber qué es lo que les espera. Que no todo es de color de rosa en el teletrabajo 🙂

      Un abrazo

  • El Faro de Niel
    Responder

    Grandísimo post, José y Javi, y sobre todo, tremendamente motivador. Habéis diseccionado con precisión los grandes beneficios que puede reportar esta nueva forma de empleo.

    Aprovecharé para “abusar” de vuestra amabilidad, y haceros una consulta que ronda por mi cabeza. ¿Es posible acabar trabajando en Community Management, habiéndose formado convenientemente, pero sin tener la titulación de Periodismo, Marketing o ADE? Lo digo porque la mayoría de ofertas que he consultado al respecto, fijan como requisito, estar en posesión de alguna de estas titulaciones.

    Os doy las gracias por adelantado.

    ¡Saludos cordiales!

    • Javi Pastor
      Responder

      ¡Hola!

      La verdad es que yo no creo que unos estudios te capaciten para hacer una cosa u otra (salvo ciertas profesiones), sobre todo en el mundo del marketing. Aquí lo que vale es lo que sabes hacer, no lo que dice un papel que sabes hacer. Aunque pidan años de experiencia y títulos, demuéstrales que sabes con hechos que puedan ver y te aseguro que les dará igual la titulación.

      Un saludo

  • Fernando Espejo
    Responder

    Hola Javi !
    Excelente post !
    En mi caso, llevo ya casi un año trabajando en casa, al igual que José también trabajo Marketing Digital para Hoteles, y bueno, empresas de Turismo acá en Perú.
    Felizmente los servicios que he ido brindando, (y eso creo faltó remarcar) son muy buenos, y tengo una excelente relación con todos mis clientes, que suelen escribirme, recomendarme e incluso hacer depósitos de dinero como agradecimiento por lo bien que les va.

    Muchos de mis clientes son ex colegas, o amistades de este sector, así que si desean dejar de trabajar en las empresas deben pensar muy bien como van sus relaciones con colegas de sus sector y si no pinta bien, pues ya es hora de mejorarlas.

    Saludos desde Ica, Perú !

  • Marisol Salazar
    Responder

    Mi experiencia es la siguiente, inicie como freelance desde hace aproximadamente 1 año con muchas plataformas y dado que me queda algún tiempo libre indague mucho sobre la modalidad de llenar encuestas y ganar dinero y efectivamente después de una búsqueda exhaustiva en la sección de Dinero de la web de esthalon punto com encontré la forma de ese dinero extra y de forma segura sin tener que invertir, se necesita constancia, pero se puede lograr.

  • Javier Ramos Carro
    Responder

    Excelente artículo, Javi.

    Muy buenos consejos para sacarle todo el jugo a trabajar en casa. Estoy totalmente de acuerdo.

    Para mí, los mayores peligros son las distracciones (como el email, las redes sociales en la que se te pueden ir horas) y la falta de disciplina de cumplir los horarios y tareas que uno se ha propuesto).

    Pero es una aventura que vale mucho la pena. 🙂

    Saludos para los dos y felicidades por el buen post!

    • José Facchin
      Responder

      El ejercicio de disciplina y de autocontrol para no distraerse es grande pero se puede conseguir con el aliciente de todas las ventajas que ofrece 😉 Un saludo Javi Ramos.

    • Javi Pastor
      Responder

      Gracias Javier 🙂

      La verdad es que las distracciones en casa pueden ser mortales, pero cuando te acostumbras y sabes dejarlas “fuera” el teletrabajo para mí es lo mejor que he probado.

      Un abrazo

  • Edith Gabriela Álvarez
    Responder

    Hola!
    Buenas noches
    Acabo de leer toda la información en cuanto a lo de marketing online y todo lo relacionado. La verdad me parece muy interesante, soy nueva y sin embargo tengo muchas dudas para comenzar en este negocio y me gustaría que me ayudaran. La pregunta del millón ¿Cómo ganas dinero desde casa? O sea comienza a realizar todos esos pasos que mencionas por aquí, pero como se gana el dinero? aún no entiendo.

    Saludos desde Caracas-Venezuela

  • Miguel Ángel Rubio Lax
    Responder

    Lo de trabajar en pijama me ha llegado al alma, me ha recordado cuando empecé a trabajar desde hace unos 4 años y llegaba la noche y aún seguía en pijama 😉

    Muy buen post!

    • José Facchin
      Responder

      También es posible cambiar la opción pijama por opción ropa cómoda de estar en casa 😉

    • Javi Pastor
      Responder

      Jaja, la verdad es que es una de las libertades que yo más aprecio a veces. Aunque como dice Jose, estar en chandal o en ropa cómoda ya es una alegría 🙂

      ¡Un abrazo!

  • Alvaro Ballesteros
    Responder

    Genial el post. Muy inspirador, sobre todo por mi situación personal. Hace unos días termine con la empresa a la que estaba “atado” y la idea de trabajar para mi y desde casa, empezó a tener sentido. Después de leer tus consejos, lo tengo aun más claro. Mil gracias por tus consejos

    • José Facchin
      Responder

      Un placer que los consejos de Javi te hayan sido inspiradores. Un saludo Alvaro.

    • Javi Pastor
      Responder

      Hola Álvaro,

      Me alegro de que el post te haya inspirado y te ayude en tu nueva carrera en el autoempleo. Mucha suerte y aquí estoy para lo que te haga falta 🙂

      Un saludo

  • Rubén Alonso
    Responder

    Qué bueno Javi y qué grandes consejos.
    Los suscribo todos, y sobre todo lo referente a la distracción. En este sentido creo que por desgracia no todo el mundo vale para ello, o por lo menos no tiene la misma capacidad para gestionar bien su tiempo.
    Eso sí, el esfuerzo y aprender a hacerlo sin duda merece la pena, y por eso lo recomiendo sí o sí! jaja

    Un abrazo para ti y para Jose, cracks!

    • José Facchin
      Responder

      Gracias por la parte que me toca 😉 compañero Rubén. Saludos

  • Javi Pastor
    Responder

    Eso lo dejo en manos de José, si quiere añadiros tras ver vuestra plataforma no me parece mal 🙂

    Un saludo

  • encarnación
    Responder

    Hola Javi:

    Enhorabuena por el post. Pienso que para todo el mundo ha venido de maravilla ésta evolución en el mercado laboral, pero sobre todo para las madres ha sido una total revolución. LLevo 16 años trabajando como formadora, como autónoma, impartiendo cursos de aquí para allá y sufriendo para ver donde dejaba a mis hijos y con quién.

    Para mí realmente trabajar desde casa ha sido una tabla de salvación. continúo impartiendo cursos pero lo hago vía skype y sobre todo y lo más importante tengo a mis hijos en la habitación de al lado. Controlo si estudian o no, si el ordenador está bien utilizado o no, en fin puedo estar pendiente de ellos…

    Espero que sean muchas las personas que prueben éste modo de trabajar, pero que tengan muy claro que para poder ganarse un sueldo ante todo se necesita muuuuucha disciplina contigo misma, teniendo ésto todo lo demás se puede conseguir.

    Un abrazo.

    • José Facchin
      Responder

      Disciplina como clave. 100% de acuerdo Encarnación. Un saludo.

    • Javi Pastor
      Responder

      Hola Encarnación,

      La verdad es que el teletrabajo es una revolución, sobre todo para las madres y padres con hijos como en tu caso. No tiene precio poder estar con tu familia y conciliar la vida laboral y familiar desde casa.

      A veces puede ser complicado también abstraerse y no estar pendiente de lo que hace tu hijo y de mil cosas más de la casa,p ero con esa gran disciplina lo consigues día tras día 🙂

      Un saludo

  • Marian Sánchez
    Responder

    Enhorabuena por el post. me siento plenamente identificada… Trabajo desde casa (desde hace tiempo ya) y he tenido que luchar contra todos los molinos de viento que mencionas. No obstante, estoy muy satisfecha. Y es cierto, sentarte en pijama y bata en pleno invierno es un gusto del que disfruto más a menudo de lo que debiera 😉 Enhorabuena!

    • José Facchin
      Responder

      Esos días infernales de invierno que tú sabes que no tienes que moverte de casa y luchar contra los elementos porque desde tu casita vas a solucionar todos los temas laborales no se pagan con dinero. Gracias Marian por tu comentario. Un saludo.

    • Javi Pastor
      Responder

      Lo de sentarse en bata y pijama delante del PC es un lujo en invierno. Adiós a los atascos, a los viajes en coche, a la lluvia y al calor extremo en verano.

      Los gurús de la productividad no lo recomiendan, pero… a mí personalmente me encanta 😀

      Un saludo Marián

  • Max
    Responder

    Muy buen post chicos 🙂

    Todavía hay mucha gente que me pregunta asombrada si se puede trabajar desde casa, y sobre todo si se puede ganar dinero. Nos queda mucha pedagogía por hacer en este sentido.

    Muy importante el saber decir ‘no’. Llega un momento en que tienes que hacerlo para coger las riendas de tu propio proyecto.

    Un saludo!

    • José Facchin
      Responder

      Totalmente de acuerdo, Max. Una de las cosas que más cuesta es el decir el primer no para que no te lleve por delante toda la carga de trabajo. Un saludo.

    • Javi Pastor
      Responder

      La gente sigue pensando que el que trabaja desde casa “es un vago” o “no gana un duro”. Menos mal que nosotros sabemos que se equivocan 🙂

      El “no” hay que llevarlo siempre por delante. Es un escudo protector para las pérdidas de tiempo, aunque también hay que saberlo guardar de vez en cuando.

      Un saludo

  • Hilaida
    Responder

    Qué bien Javi por animar a trabajar desde casa con tan excelentes consejos.. Yo aunque confieso que aún no gano lo suficiente, me siento realmente feliz de trabajar desde casa. No cambiaría por nada del mundo lo que ahora hago profesionalmente. He logrado equilibrar mi vida personal con mi vida laboral y los gastos muy mínimos.
    Considero que ahora estoy mucho más actualizada en distintas áreas de conocimiento, porque tengo a mi alcance una cantidad inmensa de cursos online, libros y buenos Blogs con los cuales estoy en un aprender constante.
    Para nada me aburro en casa porque tengo un montón de amigos virtuales a los cuales saludo al comienzo de la mañana, al mediodía y me despido de ellos al final de la tarde.
    Trabajar desde casa es un reto a tu constancia, disciplina y ganas de ser responsable de tu destino. Un fuerte abrazo Javi, me encantó el post y mucha suerte. Un fuerte abrazo también para José Facchin por su excelente Blog.

    • Javi Pastor
      Responder

      A veces el dinero es incluso secundario. Cuando trabajas desde casa sueles tener menos gastos, puedes conciliar tu vida familiar con la laboral y disfrutas más de la vida.

      Sobre la formación poco más que añadir a lo que comentas. Trabajando desde casa puedes planificarte para hacer breaks y formarte a lo largo de la semana sin problema.

      Es difícil, cuesta trabajo adaptarse si no estás acostumbrado y puede suponer un reto. Pero es un reto bonito y con un gran premio detrás como ya sabemos muchos de aquí 🙂

      ¡Un abrazo Hilaida!

  • SEOyMEDIA
    Responder

    En tu lista si nos puedes incluir nos gustaría mucho. Gracias.

Déjanos tu comentario