El Copywriter ¡Más allá de las plantillas y las fórmulas del Copywriting!

Copywriter: más allá de plantillas y fórmulas de copywriting

¿Fórmulas de copywriter? Son muchos los piensan que el copywriting reside en una receta mágica en la que simplemente reunimos en nuetro blog o web un par de técnicas para crear textos que seduzcan.

Es decir, solo con seguir uno o dos pasos tus textos online serán simplemente espectaculares, irresistibles a los ojos de tus clientes.

Se equivocan.

Aquí también hay que saber comprender las cualidades del negocio y, sobre todo, las características de su público ideal.

Y a todo eso, sumarle unas habilidades particulares que no todos tenemos de manera innata.

Aunque ojo, mi propia experiencia me dice que ser un buen copywriter no es algo con lo que simplemente se nazca, sino que es una habilidad que se aprende y se perfecciona con el tiempo.

Pero, como sucede con muchas otras técnicas, también aquí podemos encontrar fórmulas que nos den un puntapié inicial y que nos muestren el camino a seguir.

¿Cómo escribir un texto digital que enganche a tu audiencia?

Entonces, buscando encontrar esas técnicas que nos ayuden a mejorar en estos temas, y para nuestro 43º guest post, vuelvo a contar con mi amiga Tere Rodríguez.

Tere Copywriter hoy nos a prepara un interesante post en el que ella nos muestra con lujos de detalles una serie de fórmulas que nos marcaran mejor el camino que deberíamos seguir al redactar nuestros propio textos digitales.

¡Espero que te sean de mucha utilidad!


3 Fórmulas que todo copywriter (incluso los más rebeldes) usa

Copywriting Mucho más allá de las simples plantillas y las típicas fórmulas

A estas alturas, me imagino que ya estarás harto de tantas fórmulas de copywriting que dan vueltas por la red.

Porque en el ámbito del copywriter, todo el mundo te quiere vender sus fórmulas:

¿Quieres saber cómo escribir textos digitales que te aporten mucho más clientes? ⇒ Aplica la fórmula A.
¿Quieres que el cliente lea tu email completo? ⇒ La fórmula B de los titulares de email es la tuya.
¿Que lo que quieres es una carta de ventas que conquiste instantáneamente a tu público ideal? ⇒ Clarísimo… la fórmula C del copywriter.

Y así, de manera casi milagrosa, se supone que estas fórmulas y plantillas que los miles de copywriters del mundo te recomendamos (y vendemos), van a solucionar todos tus problemas de ventas online.

¡Y no siempre es así!

Las hay que son muy útiles, pero lo cierto es que para escribir un texto que seduzca a tu lector digital, tienes que tener muchísimos factores en cuenta.

Uno, por encima de todos.

Pero ese, te lo cuento después.

De hecho, lo vas a deducir tú mismo.

Sé que muchas de las fórmulas que te recomendamos los copywriters te encantan porque son muy sencillas y concretas: “ponle un 7 a todos tus titulares”, “sé específico”, “escribe palabras cortas”…

Así que no voy a negar que haya fórmulas de copywriting que si funcionan.

Ni tampoco voy a negar que, muchas de ellas, las aplico yo misma constantemente, aunque lo que sí que es cierto es que más que fórmulas son sugerencias para mejorar la legibilidad y conseguir mayor atención por parte del lector.

Pero lo que sí que quiero hoy, es subrayar que vas a necesitar más que todas estas “formulillas y plantillas estándar” para conquistar al cliente.

Porque para sorprender, intrigar, seducir, y finalmente vender, tienes que escribir no uno, ni dos, ni tres, sino toda una serie de textos en formatos múltiples que le eduquen, le mimen y le guíen a lo largo del extenso proceso de compra.

Un proceso que establezca un diálogo fluido, ameno e informativo entre tú y tu cliente, y que genere confianza y seguridad por su parte.

Sólo así, vas a conseguir tu objetivo final.

De todas maneras, y para que te quedes tranquilo, yo también te voy a regalar “tres fórmulas de copywriting”. Y te las voy a regalar para demostrar algo que te desvelaré al final de este post.

Pero ahora, de momento, quiero que sigas leyendo, que tomes nota de estos procesos tan demostrados en el mundo del copywriting, y que vayas corriendo a tus textos publicitarios online para darles un buen repaso.

Empezamos.

Tres “fórmulas” que todo copywriter (incluso los más rebeldes como yo) usa


1º Entradillas que dejan la boca abierta

Quiero que empieces leyendo este ejemplo:

“¿Tienes la sensación que los temas más interesantes en tu industria ya han sido tratados por otros blogs más populares que el tuyo?
Un artículo dedicado a cómo conseguir más tráfico hacia tu blog o cómo vivir más frugalmente puede ser interesante la primera vez que lo lees. Pero ¿qué pasa cuando los mismos temas se tratan 50 veces? ¿O 100? ¿No acabas un poco…harto?
Sí, es cierto que puedes intentar darles una nueva perspectiva, y seguramente tendrás suerte una o dos veces, pero si tu mercado es muy concurrido, con el paso del tiempo, por mucho que estrujes tu cerebro te va a ser imposible encontrar un nuevo ángulo. Y te preguntarás a ti mismo: ¿cómo se supone que vas a destacarte, escribiendo siempre sobre los mismos temas?
Y acabas por convencerte de que es imposible, pero no lo es. Sólo tienes que ser un poco astuto...”

Esta es la traducción de la introducción de un artículo escrito por el gran maestro copywriter Jonathan Morrow.

¿A que te quedas con ganas de leer el resto del mensaje?

¿Qué pasos sigue Jon para crear una entradilla tan seductora como esta?

Los que cualquier buen copywriter (y ahora tú), conoce y sigue:

Primer Paso: Identifica y empatiza con el problema del lector

Empieza con una pregunta dirigida directamente al lector, que le haga pensar inmediatamente:

“¿Tienes la sensación que los temas interesantes en tu industria ya han sido tratados por otros blogs más populares que el tuyo?

Pues sí, Jon, efectivamente, esa es la sensación que tengo. ¿Cómo lo sabes? – te preguntas a ti mismo.

Lo sabe porque te conoce.

Tú eres el cliente ideal de Jon, y te conoce.

Y se identifica con tus sentimientos y problemas.

A medida que vas leyendo, vas asintiendo.

“Sí, Jon, siento que hemos agotado las temáticas interesantes. Y sí, me canso de tantos posts sobre la misma materia. Y  por supuesto, me pregunto cómo puedo destacar en un nicho lleno de competidores.”

Y cuando el lector asiente, entra en un estado casi hipnótico y no puede evitar seguir leyendo porque tiene la sensación que el post está escrito especialmente para él o ella, para resolver sus problemas.

Este tipo de introducción sólo funciona si sabes exactamente con lo que está luchando el lector. Si el lector empieza a leer y se dice a sí mismo: “yo no tengo este tipo de problema, esto no es para mí”, entonces, por muchos trucos de copywriting que emplees, lo pierdes.

Segundo Paso: Prométele un beneficio

¿Por qué debería el lector hacer un esfuerzo para leer tu blog y seguir tus consejos?

La respuesta a esta pregunta se encuentra en lo que los autores estadounidenses Chip y Dan Heath han bautizado como: una postal de destino. Una postal muestra a tu lector hacia dónde se dirige: o bien hacia esas estupendas vacaciones en una maravillosa playa de arena blanca, disfrutando del clima soleado, y de deliciosos cócteles; o bien una vida donde el lector no tenga que lidiar más con problemas como tener que vivir siempre frugalmente, o encontrar un tema atractivo para su blog que no mate de aburrimiento al lector.

En el ejemplo anterior, Jon alude al destino de su lector: el destacarse en línea escribiendo siempre sobre los mismos temas. Y Jon promete que le va a ayudar. Sólo tiene que leer su artículo.

Tu párrafo inicial abre una brecha entre el punto en el que se encuentra tu lector en este preciso momento (escribiendo lo mismo de siempre como todo el mundo) y donde le gustaría estar (destacándose incluso si escribiese sobre los mismos temas de siempre).

Siempre tienes que dejar ese destino bien claro: o bien su problema va a desaparecer, o va a ser más inteligente o más feliz por haber leído tu post.

Tercer Paso: Haz que se sienta tranquilo

La pregunta que el lector se va a hacer al leer esa entradilla es la siguiente: ¿con tan sólo esas 1.500 que me ofrece el post de Jon voy a aprender a destacarme por encima de millones de personas al escribir sobre el mismo tema de siempre? No lo tengo muy claro…

Y ante esa duda tan justificada, Jon te asegura que “no es imposible, sólo tienes que ser un poco astuto…”

Si el lector tiene la más mínima sospecha de que lo que se propone va a ser demasiado complicado, desaparece.

Así que, hay que tranquilizarlo, y asegurarle que es mucho más fácil de lo que parece (justo lo contrario de lo que yo estoy haciendo en este post ☹).

2º Problema. Agita. Soluciona.

Si no conoces esta “fórmula de copywriting” de haberla leído ya en Internet, la habrás escuchado en los publirreportajes de toda la vida:

¿Te sientes inseguro al hablar en público? No eres el único. Millones de personas admiten el terror que les causa enfrentarse a una audiencia. Pero aún y así, optan por trabajar con ese temor, negándose un sinfín de oportunidades profesionales a sí mismos, siempre deseando poder ser como los más atrevidos. Afortunadamente, existe una solución.

Aquí tienes otra versión:

¿Te agobia tu trabajo? ¿No soportas a tu jefe? ¿Anhelas trabajar para ti mismo? No eres el único. Y muchos han encontrado ya la solución.

¿Ves la pauta que se sigue?

➤ Se Identifica un “Problema”. Y para ello, de nuevo, tienes que saber cuáles son los problemas que no dejan dormir a tus clientes potenciales por la noche.

➤ Se “Agita” ese problema. En otras palabras, se pone sal a la llaga, recordándole las muy indeseables consecuencias a las que se va a tener que enfrentar si no resuelve ese problema.

➤ Se saca a relucir la “Solución”.

3º Atención. Interés. Deseo. Acción.

Otra versión un poco más “estilizada” de la fórmula PAS, es A.I.D.A

Captas la Atención del lector con una entradilla como la que te he mostrado antes. Le intrigas para que siga leyendo.

Sabemos que captar la atención del cliente no es nada fácil, y requiere conocerle íntimamente.

Así que no te pongas a teclear, si no tienes claro para quién escribes y por qué esa persona en concreto necesita la solución que le vas a proponer.

Ok, has conseguido captar su atención. Estupendo.

A partir de ahí, hay que generar Interés en tu oferta, hasta que llegue a ese momento clave en el proceso cuando el cliente potencial empieza a auto-convencerse de que tu producto, servicio o la información que ofreces podría tener relevancia en su vida.

Empieza a estar interesado. ¡Felicítate porque son pocos los que llegan a este nivel!

Pero del Interés hay que pasar al Deseo.

Ahora tienes que intentar tocarles la fibra sensible y despertar un deseo incontrolable de descubrir la manera de escribir artículos que cautiven a sus clientes, porque de no hacerlo, todos sus objetivos de negocio no van a poder cumplirse, y eso sería devastador.

Tienes que apelar a sus emociones para que finalmente crucen el umbral.

Para que pasen a la Acción.

Tienes que conseguir que no puedan contener el deseo de volver a ponerse esos pantalones apretados, o a eliminar esas muy indeseables arrugas, o a escribir textos rentables.

Este es el momento adecuado de cerrar el trato.

Y para eso necesitas las famosas Llamada a la Acción.

Claras y concisas.

Que le den una sensación de urgencia.

Porque este es el “punto de no retorno”. No puedes dejar que regrese a su vida real sin haber tomado esa ACCIÓN que a ti te interesa.

Y ahora, yo te hago una pregunta:

¿Has encontrado el denominador común de estas “fórmulas del copywriting”?

¿Sí?

Todas ellas tienen como base el conocimiento íntimo de nuestro cliente potencial.

Conocimiento que, traducido a empatía, te permitirá establecer una valiosísima conexión con tu cliente desde el primer momento.

El conocimiento íntimo de tu cliente digital es el elemento fundamental del que te hablaba al principio de este texto.

El factor principal para escribir contenido digital que seduzca a tu lector, y que le lleve a tomar la acción que tú esperas.

Por eso, por mucha fórmula y plantilla que apliques, si no tienes claro ni cómo es tu cliente, ni qué busca, ni qué sueña, ni a qué aspira, ni lo que le motiva, ni en qué tono habla, etc.… te va a ser imposible escribir textos digitales que generen un diálogo con tu cliente, y consigan tus objetivos.

Pero, aquí cabe un matiz importante.

Si has fundado un negocio con miras a vivir cómodamente del mismo, y disfrutar haciéndolo, significa que tu cliente es el centro de tu universo.

El fundamento de tu negocio…

El epicentro de tu empresa…

El… (Vale, paro, ya lo pillas) 🙂

Y, por lo tanto, tienes que hacer todos los esfuerzos posibles por conocerle muy, muy a fondo.

No te vale con: es hombre, de 30 a 45 años, vive en Galicia, y le gusta practicar el deporte.

No.

Tienes que conocer su Cosmovisión.

¿Qué es la Cosmovisión del lector digital?

Lo es todo.

Sí, todo.

Es lo que no le deja dormir por las noches.

Lo que le aterroriza.

Lo que le motiva a salir de casa con ganas de empezar un nuevo día.

Lo que le da una inyección de ilusión.

Es la manera como vive esa ilusión.

Es su forma de entender el trabajo: por ejemplo, ¿cree en que la suerte sea parte del éxito de un empresario? ¿O entiende que sin trabajar duro no se llega a ningún sitio?

¿Cómo es un día cualquiera en su mundo? ¿Con quién lo comparte?

¿Cree en la educación formal?

¿Qué es lo que realmente le importa realmente en la vida?

¿Es ambicioso y/o egoísta?

¿Qué virtudes tienen mayor importancia? ¿La inteligencia? ¿La compasión?

¿Es una persona práctica?

Cuando tengas las respuestas a este tipo de preguntas, empezarás a conocer a tu lector.

Porque la Cosmovisión de tu lector guía todos los aspectos de su comportamiento, incluyendo su manera de hablar, y su manera de gastar o invertir su dinero.

¿Cómo averiguas las respuestas a este tipo de pregunta tan existencial?

Estas herramientas te serán útiles:

  • Los comentarios de tus seguidores en tu blog.
  • Haciendo encuestas online.
  • Entrevistas personales.
  • Analizando las evaluaciones que tu público potencial deja en plataformas como Amazon.
  • Estudiando a tu audiencia en las redes sociales.
  • Analizando los emails de tus clientes, etc.

Este proceso te dará un sentido general de cómo funciona su mundo.

Y los pilares sobre los que gira.

Y cuando conozcas a tu cliente potencial mejor que él o ella se conoce a sí mismo/a, entonces sí que puedes aplicar tantas fórmulas del copywriting como te apetezca.  🙂

Fotos (Copywriter work concept): Shutterstock

¿Cómo cocinar un delicioso #Copywriting? #Infografia

¿Cómo cocinar un delicioso #Copywriting? #Infografia

Copywriter, Escritora Digital Trilingüe y Traductora desde hace X décadas (lo siento, pero te quedas en ascuas), “exiliada” en las antípodas. Sídney, en concreto. Me fascinan la ciencia ficción y los universos paralelos. Viajar es mi perdición (y siempre me mete en líos). Pero gracias a esta mente curiosa y creativa, consigo elevar los Textos Digitales de mis clientes a niveles que ellos nunca hubiesen imaginado (o al menos eso me dicen). Lánzame un reto, verás.
Hay 15 comentarios
  • raqtorr17
    Responder

    Definitivamente, uno de los mejores post sobre copywriting que he leído!! Me encantó y complementa mis conocimientos al respecto! Hace ver al copy tan importante como lo es.
    Mil gracias por compartirlo!

  • Luis Allegue
    Responder

    Que gran post, me ha encantado. Puro músculo, ni sobra ni falta nada, y muy bien explicado. Gracias!!

  • Cristopher - pagina web
    Responder

    Que interesante , muy bueno los datos que nos entregas, me quedo super claro. gracias.

    • RaMGoN
      Responder

      Genial entonces, saludos Cristopher

      • tere rodriguez
        Responder

        Gracias, Christopher!! Un abrazo y mucha suerte con todo!! Tere

  • Javier
    Responder

    Saludos Tere,

    Excelente articulo, estoy de acuerdo contigo en lo que dices. Sin no sabes a quien te estas dirigiendo, quien es ese prospecto ideal es bien dificil escribir un articulo que persuada.

    Tambien sera bien dificil encontrar de que escribir y terminaras escribiendo de todo excepto de lo que tu prospecto ideal necesita ayuda.

    Me encanto los ejemplos que diste, tambien leo los articulos de Jon Morrow y son unicos. Con solamente leer su contenido puedes aprender mucho.

    Esto es lo que siempre trato de aplicar en mis articulos del blog. Porque no se trata solamente de escribir algo y ya sino de hacer un cambio en la persona que lee tu contenido.

    Como mencionaste, que al final tome una accion y no permanezca igual.

    Te deseo mucho exito y estare visitando tu blog.

    Javier Velazquez

    • tererodriguezcopywriter2
      Responder

      Gracias, Javier 🙂
      Sí, un buenísimo ejemplo a seguir, Jon Morrow!
      Muchísima suerte en tu blog, espero que consigas ese cambio y la acción que buscamos en nuestros lectores. Cualquier cosa, ya sabes dónde encontrarme.
      ¡Feliz fin de semana!

  • Jose A. Galián
    Responder

    Hola soy Jose A. Galián.

    Muy buenas técnicas tere.

    Yo tengo un blog con apenas un mes de vida y aún ando buscando mi voz y los problemas de mi publico objetivo.

    Me gustaría formarme para aprender sobre copywriting con algún curso, pprque ahora mismo escribo más por intuición que otra cosa.

    • Joan Rodríguez
      Responder

      Hola Jose,

      ¡Felicidades por tu nuevo blog! ¡Un mesecito! ¡Qué bien! ¡Tienes mucho camino por delante! Si necesitas algún consejo que otro, échale un vistazo a mi web/blog, creo que te ayudará mucho, y si necesitas algo más concreto, me mandas un mensaje, ¿vale? ¡Mucha suerte, Jose!
      Tere

    • tererodriguezcopywriter2
      Responder

      ¡Perdona, Jose! Que WordPress me ha reconocido como otro usuario con el que estaba trabajando (menos mal que era mi hermano!). Esta sí que soy yo, y te deseo toda la suerte del mundo! Tere

  • Jesus Rosas
    Responder

    Muy buena información y muy interesante, no pude parar de leer, se ve que aplicaste muy bien los consejos que nos diste en el post.

    • Joan Rodríguez
      Responder

      Gracias, Jesús, ¡ese es el objetivo! Me alegro muchísimo que hayas encontrado el artículo útil. ¡Te mando un fuerte abrazo!
      Tere

    • tererodriguezcopywriter2
      Responder

      ¡Perdona, Jesús! Que WordPress me ha reconocido como otro usuario con el que estaba trabajando (menos mal que era mi hermano!). Esta sí que soy yo  Muchísimas gracias por tu comentario, ¡un fuerte abrazo! Tere

Déjanos tu comentario

Empieza a escribir y presiona Enter para buscar

Pin It on Pinterest

Share This