¿Qué es Google Shopping y cómo te ayuda a vender más en tu tienda Online?

¿Qué es Google Shopping?

Si tienes una tienda Online de seguro sabes que no es tan sencillo que los visitantes se conviertan en clientes. Y es que al realizar una búsqueda, todos quieren hacer una comparativa de precios antes de gastar en nada. Así que el gran buscador decidió facilitarnos la tarea con Google Shopping.

“¿Google Shopping?… ¿Qué es eso?” tal vez estés pensando ahora. La verdad es que desde hace más de 10 años existe esta función en el navegador más usado en el mundo.

Si bien se creó para beneficio de los usuarios (consumidores), tú, como vendedor Online, también puedes sacarle buen partido. Para ello te he preparado este post en el que contaremos qué es Google Shopping, para qué sirve y cómo le puedes sacar provecho. Así que no te lo pierdas.

¿Qué es Google Shopping?


Google Shopping es una función de Google Ads en la que se pueden promocionar productos (con una imagen, un título y el precios del mismo) de un eCommerce,  que se relacionan con una búsqueda orgánica específica dentro del buscador.

Suelen aparecer como un recuadro destacado en la parte superior derecha de las páginas de resultados para ahorrar tiempo al usuario.

En sus inicios, esta función no tenía ningún costo para los comerciantes que publicaban, pero a partir de 2013, Google cambió la política de uso y ahora los anunciantes deben pagar por cada clic que reciban desde la herramienta Shopping.

Vista de Google Shopping

Esta función trabaja en armonía con otras dos plataformas de Google, a saber:

Google Ads: esta es la herramienta global para generar y gestionar anuncios publicitarios que se publicarán en el buscador, en YouTube o en otros sitios web interesados en mostrar tu propuesta publicitaria.

Google Merchant Center: herramienta dependiente de Shopping, en la que colocas automáticamente toda la información (feed) de tu producto y tienda, de esta manera Google decide en qué búsquedas relacionarte como resultado apropiado.

Así que podríamos decir que, en términos de marketing, Google Shopping es un MarketPlace en el que el buscador te ofrece un escaparate o vitrina en la que exhibir tus productos al usuario, que ellos luego pueden comprar en dentro del sitio que los vende.

¿Para qué sirve Google Shopping?


El objetivo principal de Google Shopping es que los usuarios no tengan que entrar en las distintas tiendas para poder hacer comparativas de precios o ver la variedad de opciones que tienen.

Para ello, agrega diferentes datos sobre el anuncio, como una descripción, imagen, precio y la tienda que lo vende.

Esto también termina aventajando a los anunciantes ya que podrían recibir tráfico de calidad que esté más dispuesto a comprar porque ya ha descartado otras opciones y lo ha preferido a él.

Asimismo, hay que decir que esta plataforma simplifica la sincronización de los anuncios en Google, ya que antes con Froogle era ligeramente más extenso el proceso. De esta manera, los equipos de marketing y los emprendedores independientes no tienen que gestionar demasiados inicios de sesión para echar a andar su campaña de anuncios.

Ventajas e inconvenientes de usar Google Shopping


Como toda herramienta de ventas Online, Google Shopping tiene aspectos positivos y negativos. Por eso te los voy a mencionar a continuación para que los tengas en mente al usarla.

Ventajas

Es más atractivo

Los anuncios en texto no siempre tienen la persuasión suficiente para atraer al público, pero una imagen del producto sí lo logra. Termina siendo un complemento muy efectivo para la descripción, ya que el usuario puede ver qué es lo que está comprando.

El tráfico es más cualificado

Los usuarios que recibas en tu tienda a través de Google Shopping están mucho más dispuestos a comprar que los que lleguen por otros medios. Este será un segmento de tu público al que debes priorizar en tus estrategias de venta y conversión.

Más posibilidades de fidelizar clientes

Al mostrarse tu producto o servicio como “recomendado” por  el propio Google, ya el usuario va predispuesto con cierto grado de confianza hacia tu marca, así que si le das el empujón final con una buena experiencia de usuario, este se fidelizará y, quizás, la próxima vez te busque directamente.

Te dará más visibilidad

Serás más visible en sentido literal, pues tus productos aparecerán de forma más visual, pero también más arriba que otros. Esto es una ventaja si no has conseguido posicionar de forma orgánica.

Complementa tus estrategias de marketing

Si ya estás trabajando otras estrategias, como el marketing de contenido o el Inbound marketing, y ya te están dando buenos resultados en tu posicionamiento, aparecer en Google Shopping reforzará la imagen de marca y ventas de tu tienda Online.

Ayuda con el análisis del usuario

Perfilar a tus buyers persona es muy importante para ofrecer una experiencia de usuario optimizada, y Google Shopping te ayudará a recopilar mucha información sobre el comportamiento de tus visitantes para poder mejorar tus propuestas de valor.

Desventajas

Te obliga a bajar los precios

Como el usuario que usa esta función quiere encontrar precios bajos, si uno de tus productos en particular es más costoso que la media, usar Shopping de Google no te ayudará mucho, sino que le harás más fácil el trabajo a los que lo vendan más económico.

No es tan efectivo para ciertas keywords

Plataformas como Amazon, Shopify y eBay ya se han ganado buena parte de la confianza de los usuarios, por lo que Google Shopping no te será de mucha utilidad si trabajas ciertos nichos.

No ofrece métricas avanzadas

A diferencia de otras plataformas, esta no tiene muchos indicios clave sobre tus campañas, sino que tendrás que medirlas desde otras soluciones como Google Analytics.

¿Cómo darse de alta en Google Shopping?


Si después de la valoración de ventajas y desventajas quieres comenzar a usar Google Shopping, solo tienes que seguir estos 4 pasos:

Paso 1: Darte de alta en Google Merchant Center

Para hacerlo tienes que ir a su web y presionar el botón Empezar.

Alta en Google Merchant Center

Así serás redirigido al formulario de registro en el que tienes que agregar los siguientes datos de tu empresa

  • Nombre
  • País
  • Zona horaria

Formulario de registro

A continuación, elige dónde quieres que los clientes tramiten sus compras (gratis  solo se puede en la web), qué otras herramientas utilizas, por ejemplo, Shopify, PayPal, PrestaShop

Detalle de trámites y herramientas

Para terminar, indica si quieres suscribirte a la lista de correo de Google Merchant Center, acepta los términos del servicio y presiona en Crear cuenta.

Aceptar términos de Google Shopping

Con esto habrás creado tu cuenta y accederás a un panel como el de la imagen. Debes hacer clic en Continuar para completar la información de tu tienda.

La información que debes completar es:

  • Dirección de la empresa
  • Número de teléfono para verificaciones. Este no se mostrará a los clientes, sino que se usará para verificar que la cuenta es tuya.
  • Dirección del sitio web

Lo siguiente es la verificación de que el dominio de la tienda que vas a registrar en realidad te pertenece.

Esto se logra de 3 maneras diferentes:

  • Subiendo un fichero en el servidor.
  • Validando tu identidad desde Google Tag Manager o Google Analytics.
  • Agregando una etiqueta HTML.

Al completarse la verificación de que el dominio es tuyo, ya puedes acceder al Google Merchant Center.

Paso 2: Carga tu feed de productos a Google Merchant Center

El feed no es otra cosa que un documento (.txt o .xml) en el que cargarás los datos de todos tus productos a tu perfil en Merchant. Por lo general, puedes hacerlo con una hoja de cálculo, pero si tienes demasiados artículos esto te tomará muchísimo tiempo.

Una solución sencilla es usar un plugin. Hay varias opciones interesantes adecuadas a los CMS más usados en el mercado para crear tiendas Online.

En el caso de WooCommerce (con WordPress) puedes usar WooCommerce Product Feed. Si usas PrestaShop tienes disponible un módulo o Addon especial para Google Merchant Center.

Para otros gestores de contenido también existen opciones, así que te recomendamos hacer una búsqueda sobre los complementos que te ayuden a cargar tu feed de productos al Centro de Mercancías de Google.

Una ventaja de hacerlo con los complementos es que no tienes que cargar todo el documento de nuevo si tienes que modificar o actualizar algún dato de un solo producto, sino que vas directo al que tienes que cambiar. Recuerda que la información que Google Shopping guarda solo dura 30 días, así que cada mes tienes que cargarla para que siempre aparezcas en los resultados.

Paso 3: Haz la vinculación de tu cuenta en Google AdWords con Shopping

Este paso es necesario para poder hacer campañas de anuncios en Shopping, ya que desde Ads podrás realizar la gestión de tu publicidad. Para hacer la vinculación entra en la sección de Configuración en Merchant y presiona en la opción AdWords.

Ahora el sistema te pedirá que ingreses tu ID de AdWords. Una vez la confirmes, ya habrás completado la vinculación.

Paso 4: Prepara tu campaña

Si has trabajado con AdWords antes sabes que debes ir a la sección de Campaña y presionar en Nueva Campaña, luego elige Shopping. Esto te llevará a una pantalla en la que debes agregar el nombre de tu empresa, el país en el que vas a vender, especificar el coste por clic que pagarás y delimitar el presupuesto máximo que puedes pagar a diario.

Tips y trucos para vender más en Google Shopping


Igual que en tu propia web, tienes que optimizar tu feed de productos para que este atraiga a los clientes potenciales. Pensando en esto, aquí te dejamos varios tips y trucos para vender más en Google Shopping que sí funcionan.

Crea un título optimizado

Así como tus artículos de texto deben tener un título atractivo con la keyword principal, tus productos en Shopping también deben tener las mismas características.

En cuanto a la forma o estructura lo mejor es que sigas este modelo: marca > producto que vendes > género (hombre o mujer) > color > talla.

Esta fórmula funciona para la mayoría de los casos, aunque para ciertos productos pudiera funcionar una disposición diferente. Por ejemplo, el producto > uso > y luego el resto.

Usa buenas imágenes

Para tu anuncio solo podrás usar una imagen, el resto las montarás en tu propia web. Así que tienes que escoger la mejor, aquella en la que el artículo se vea completamente, que se distinga del resto.

Aunque es bueno tomar imágenes de la marca oficial, si puedes toma las tuyas propias y optimízalas para que el usuario vea que tienes el producto en tu poder.

Hay muchas herramientas para comprimir y reducir el tamaño de las imágenes sin perder calidad.

Define las keywords negativas

Aunque no pujarás para aparecer por palabras clave, sí puedes indicar cuáles son las keywords por las que no quieres aparecer, es decir, las negativas.

Por ejemplo, si vendes ordenadores portátiles, puedes marcar como negativa ordenadores de mesa o pc de mesa.

No te olvides del copywriting

El poco texto que puedes agregar en tus anuncios debe estar bien trabajado para que persuada a la compra. Un buen lugar es en la descripción del producto. Para ello, puedes presentar las características como ventajas.

Por ejemplo, si el ordenador portátil que vendes tiene un disco duro de 1 Terabyte, no solo coloques:

Capacidad de disco duro: 1Tb.

Una mejor técnica sería:

Puedes guardar todo lo que quieras gracias a sus 1000 Gigas de almacenamiento.

Con esto no solo le dices cuál es la característica técnica, sino que le dices cómo le beneficia. En este sentido, el copywriting será tu aliado.

Agrega las valoraciones

Si ya has tenido compras y los usuarios te han dejado valoraciones, es hora de agregarlas a tu anuncio. Google Shopping te permite ponerlas en forma de estrellas –hasta 5 estrellas- e indicar cuál es la valoración promedio junto con la cantidad de usuarios que la dejaron.

El Social Proof ayuda a los clientes potenciales a terminar de convencerse de que les conviene elegirte por encima de las demás opciones.

Comienza con los productos más rentables

Recuerda que Google Shopping es pagado, así que tienes que asegurar la inversión.

La mejor manera de hacerlo es vendiendo los artículos que más se venden, así puedes tomar las ganancias para ir repotenciando las campañas de los demás productos.

Conclusión

Google Shopping es una excelente manera de llegar al público objetivo y captar su interés de inmediato. Si bien es cierto que debes invertir, hay muchas probabilidades de que logres un retorno positivo de la inversión (ROI).

Además, es una buena adición a tus estrategias de marketing, lo que puede darte un impulso para ganar visibilidad, o si ya eres conocido, entonces podrás afianzarte en el mercado o nicho en el que estés.

Imagen de portada por Freepik.

¿Crees que Google Shopping puede ayudarte a mejorar tus ventas?

José Facchin

Soy consultor SEO y profesor de Marketing Digital, especializado en Marketing de Contenidos y posicionamiento Web. Poseo un grado de Analista de Sistemas de la Información, un posgrado en Relaciones Públicas e Institucionales y, personalmente, me considero un apasionado de la tecnología y del mundo de los negocios Digitales, temas a los que he dedicado este blog. Además, he creado “JF-Digital” (mi propia agencia de Marketing Digital) y Co-fundado "Webescuela" en Barcelona (mi escuela de negocios Online).



También te puede interesar...

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD DEL BLOG DE JOSÉ FACCHIN

José Facchin, como responsable de tratamiento, solicita tu consentimiento para moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligaci´n legal. En todo caso, los datos que nos facilitas estén ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo "Privacy Shield". Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, escribiendo a info@josefacchin.com, como se explica en la política de privacidad completa. Si no facilitas los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan

No hay Comentarios

Share This