¿Qué es un mapa de contenidos, para qué sirve y cómo crear uno en tu estrategia?

José Facchin 06/11/2022 11 min 0 Comentarios
José Facchin - ¿Qué Es Un Mapa De Contenidos, Para Qué Sirve Y Cómo Crear Uno En Tu Estrategia?

En la actualidad, para llevar a cabo una estrategia más potente de contenidos, necesitas poseer una hoja de ruta. Y para no perderte en este camino, un Mapa de Contenidos o Content Mapping te ayudará para mejorar ese cometido.

Ese documento recoge y organiza la información que tu buyer persona demanda en cada etapa de su viaje, y que debes saber proporcionarle. De esta forma, y gracias a ese plano, te aseguras de que vas a poder entregar las respuestas que tu potencial cliente necesita y en el momento oportuno.

Por ello, en las siguientes líneas te explicaré en qué consiste exactamente un mapa de contenidos, cuáles son los factores claves que lo integran y cómo hacer uno. Comenzamos.

¿Qué es un mapa de contenidos?


Un mapa de contenidos es un plan en el que se organiza de forma estratégica el contenido que se mostrará al buyer persona. En este documento se especifica a qué tipo de consumidor se está dirigiendo, qué le interesa y en qué momento del ciclo de compra se encuentra el mismo.

Por tanto, trabajar un mapa de contenidos va a facilitarte la planificación y el desarrollo de tu estrategia de contenidos.

La idea es poder personalizar toda la información según la fase del customer journey en el que esté. De esta manera se nutre al usuario de forma progresiva: desde el primer momento (en el que manifiesta su inquietud) hasta la conversión, cierre e incluso, fidelización.

¿Para qué sirve un mapa de contenidos?


Para comprender mejor lo que es un mapa de contenidos, veamos algunas de sus utilidades:

1. Mejora la comprensión del buyer persona

Antes de preparar tu mapa de contenidos ya debes tener bien delineado a tu buyer o buyers persona.

Necesitas conocer las inquietudes, intereses, motivaciones y frustaciones de tu cliente ideal para poder satisfacer sus necesidades o dar solución a sus problemas.

En este sentido, un mapa de empatía puede ayudarte a profundizar aún más en el conocimiento de tu cliente potencial.

2. Incrementa la efectividad de las estrategias

Con el mapa de contenidos tienes más claro lo que tienes que ofrecer y cómo.

Por ejemplo, el tipo de formato (imagen, video o audio) más adecuado para tu estrategia de Social Media.

Del mismo modo, te ayuda a mejorar tu estrategia de posicionamiento SEO, pues tienes en cuenta la intención de búsqueda de tus usuarios. Entiendes las necesidades de tus usuarios, y por ende, te resultará más sencillo encontrar las palabras claves que utiliza.

Gracias a tus contenidos estratégicamente seleccionados, atraerás tráfico de calidad a tu web o blog.

Por otro lado, al proporcionar contenido relevante ganas autoridad, posicionamiento de marca y el beneplácito de tu audiencia. Ingredientes perfectos para impulsar tu estrategia de Inbound Marketing.

3. Organiza el contenido

Un mapa de contenidos te permite visualizar todas las temáticas que puedes tratar dependiendo de la fase del embudo de tu usuario. Será un gran fuente de ideas, y te ayudará a detectar posibles gaps que no estés trabajando.

Además, podrás visualizar de forma sencilla cómo reciclar tu contenido, para así sacarle el máximo partido.

Tanto si ya tienes contenidos listos (publicados o por publicar) como si apenas quieres saber qué información debes ofrecer, tener un mapa te permitirá organizarlo mejor.

Los criterios usados en los content maps (que veremos en breve) te ayudan a filtrar por relevancia según el nivel del funnel en el que se encuentre el buyer persona.

4. Mantiene el control

El mapa de contenidos evita que el usuario divague, se pierda, y que tú cumplas tus objetivos. Puedes marcarle un camino de “migajas” que este debe seguir para avanzar de forma natural en el funnel.

5. Impacta adecuadamente al cliente objetivo

Ofrecer contenido de valor en el momento oportuno contribuye a ganarte la confianza de tus usuarios y a que te sitúes en su top of mind. Para así, llegando el momento de tomar decisiones, tu marca sea una candidata con altas probabilidades de éxito.

Factores claves de un mapa de contenidos


Un mapa de contenido se compone de 3 secciones principales: el buyer persona, el contenido relevante para él y el ciclo de vida.

Veamos cada uno y el papel que cumple.

El buyer persona

El buyer persona es una definición semi ficticia de tu cliente ideal, en ella debes incluir toda la información que te permita conocer sus necesidades y las preferencias en cuanto a cómo las satisface.

Con esto consigues saber cómo preparar tus contenidos a fin de ser una opción para él.

No tienes que hacer un buyer persona por cada producto o servicio que ofrezcas, pero sí es válido que hagas uno por cada tipo de usuario que tengas cuando las diferencias son sustanciales. Así lograrás una adecuación ideal de tus contenidos.

Contenido relevante

Todos los contenidos tienen niveles de complejidad, y tú debes poder ofrecerlos todos para cubrir las necesidades de tu público objetivo.

El más importante, quizás, es el de captación, que viene a ser la información más básica del tema. Sin embargo, no hay que confundir “básico” con baja calidad. Esta última debe mantenerse siempre.

Ten presente que los usuarios van madurando en el ciclo de vida, y sus necesidades de contenido van cambiando y se hacen más exigentes. Es ahí donde entran los siguientes niveles de relevancia de la información. Así que si el usuario quiere avanzar porque le gustó lo que encontró, debe poder hacerlo.

Ciclo de vida

El ciclo de vida del buyer persona es muy parecido al embudo de ventas, y se compone de 3 fases muy similares al TOFU, MOFU y BOFU.

Atracción y reconocimiento (TOFU)

Se trata de las primeras búsquedas que realiza un usuario porque ha descubierto que tienen una necesidad. Como su nivel de conocimiento es básico, se explica la información de forma simple y amena, priorizando el aprendizaje cómodo para ir ganando su preferencia.

Consideración e investigación (MOFU)

Como ya domina los conceptos básicos, el usuario ahora quiere ahondar más y conocer mejor el tema. Aquí se puede optimizar el formato según las preferencias del usuario, pero siempre conservando el mismo nivel de calidad y simplicidad al exponer la información.

En este punto, es ideal pedir los datos de tus usuarios, como el email, para seguir nutriéndolo con buen contenido. Eso te sirve para ir midiendo la efectividad del plan.

Decisión (BOFU)

En esta fase final, el buyer persona ya sabe lo que necesita y cómo puede satisfacerlo, ahora solo quiere averiguar cuál es la mejor opción.

Es por eso que el contenido que ofrezcas es muy importante para lograr facturar. Las opciones más comunes son los testimonios y las FAQs, ambas muy efectivas para mostrar lo bueno que eres. Si lo aderezas con una buena dosis de prueba social ganarás áun más puntos.

¿Cómo crear un mapa de contenidos en 5 pasos?


¿Cómo Crear Un Mapa De Contenidos?

Ya sabes lo que es un mapa de contenidos y lo beneficioso que es para tu estrategia de content marketing. Lo que sigue es saber cómo hacer uno. Debes hacer lo siguiente:

1º Crea tu buyer persona

Antes hemos hablado del papel de esta información dentro del plan de contenido, por lo tanto, debes poner mucha atención y esmero en crear un perfil óptimo de tu cliente ideal.

Evita por todo los medios las suposiciones, más bien básate en investigación real, datos verídicos que comprueben quién es tu cliente ideal y lo que realmente necesita. Entre los datos que puedes recopilar figuran:

  • Trabajo y nivel de ingresos.
  • Valores personales, como aspiraciones, cualidades y creencias.
  • Estilo de vida.
  • Preferencias en el entretenimiento e información.
  • Hábitos de compra.

Puedes agregar otros datos que consideres necesarios para poder perfilar mejor a tu cliente ideal. Una vez tengas la información, preséntala a modo de historia, así será como conocer a alguien real y será mucho más fácil asimilar los datos.

2º Comprende el ciclo de compra de tu cliente

Cada buyer persona tiene un ciclo de compra diferente, aunque puede compartir algunas similitudes con el de otros. De hecho, en algunos casos el ciclo es un tanto más extenso debido a la naturaleza del público ideal.

Por ejemplo, además del Descubrimiento, la Consideración y la Decisión, podría intercalarse el Engagement, después del primer punto.

Esto con la idea de comenzar a crear compromiso en el usuario para potenciar las demás fases.

También puede ser conveniente una fase de Post Compra, lógicamente después de la Decisión. El objetivo es mantener el contacto con el cliente para trabajar la fidelización y motivar a la siguiente compra.

Conocer bien el ciclo de compra real de tu buyer te permitirá trabajarlo de manera apropiada.

3º Analiza y selecciona el contenido

El contenido debe ser el adecuado para el momento o lugar del funnel en el que se encuentra tu cliente ideal. Entonces, lo adecuado es que revises lo que tienes hasta el momento y lo organices, quizás por temáticas, para que te sea más sencillo relacionar cada fase con el contenido más idóneo.

Recuerda que una de las claves es saber qué formato es el ideal para cada etapa. Por ejemplo:

  1. Descubrimiento: guías de compra, post en redes sociales, infografía, videos…
  2. Consideración: reviews o reseñas, casos de estudio, eBooks, landing page de productos…
  3. Decisión: FAQ, landing page de ventas, página para registro, pruebas gratuitas…

4º Diseña la plantilla del mapa de contenidos

Habiendo recopilado toda la información necesaria, solo queda plasmar la matriz. Lo más sencillo es usar una hoja de cálculo, así puedes conservarla como plantilla para los demás mapas. También podrías usar herramientas como Canva e Illustrator.

Si se trata de un proyecto propio, la hoja de cálculo puede ser suficiente. Pero si es para un cliente, las herramientas de diseño online te ayudarán a crear un diseño más profesional. Con todo, a lo que tienes que dar prioridad es a la calidad del mapa en cuanto a información.

5º Hora de crear contenido y difundirlo

Una vez tengas claro los diferentes contenidos y formatos, ponte manos a la obra. Y recuerda que tan importante es la creación del contenido como su dinamización.

Elige bien los canales en los que te vas a mover, que son aquellos en los que está tu público objetivo: en qué redes sociales, email marketing, Ads, etc.

Recuerda también adaptar el formato y el contenido a las peculiaridades de cada medio.

Conclusión

Tener un mapa de contenidos es muy importante para no trabajar a ciegas tu estrategia de contenidos.

La eficacia de la información incrementa si la usas en el momento apropiado según el progreso del buyer persona. Claro, para ello tienes que conocer bien a tu cliente ideal, después podrás mostrarte como una solución.

Si tu proyecto o marca es pequeña y no tiene mucho recorrido en el mercado, emplear un mapa de contenidos te facilitará el camino para llevarlos a tu terreno.

Imagen de portada por Freepik.

¿Cuentas con un mapa de contenidos en tu estrategia de marketing?

Te leo en los comentarios.

¿Te ha gustado? Compártelo

Avatar De José Facchin ESCRITO POR José Facchin

Soy consultor SEO y profesor de Marketing Digital, especializado en Marketing de Contenidos y posicionamiento Web. Poseo un grado de Analista de Sistemas de la Información, un posgrado en Relaciones Públicas e Institucionales y, personalmente, me considero un apasionado de la tecnología y del mundo de los negocios Digitales, temas a los que he dedicado este blog. Además, he creado “JF-Digital” (mi propia agencia de Marketing Digital) y Co-fundado "Webescuela" en Barcelona (mi escuela de negocios Online).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

José Facchin, como titular de https://josefacchin.com , https://webescuela.com y https://jfdigital.es solicito tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios de este blog. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE. En el caso de no pertenecer a la UE, se informa previamente y sólo se realiza mediante el consentimiento expreso del usuario, o bien, mediante cláusulas contractuales tipo para la transferencia de datos personales entre responsables del tratamiento a un tercer país. Por motivo del uso de Google Fonts, es posible que algunos de sus datos (como la IP) sean tratados con la finalidad de prestar el servicio adecuado del mismo. Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Si no facilitas los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan.

No hay comentarios en ¿Qué es un mapa de contenidos, para qué sirve y cómo crear uno en tu estrategia?

Ir arriba