¿Qué es un OKR y cómo implementar esta metodología en tu empresa?

¿Qué es OKR?

¿Cuánto tiempo dedicas a buscar métodos y herramientas de gestión para tu empresa? Hoy quiero hablarte de la metodología OKR, el modelo de gestión que usan las marcas más grandes del mundo y que tú también puedes implementar en tu negocio.

Seguro que has oído hablar de la importancia de una buena planificación y de una correcta gestión, dos de las tareas más necesarias para la supervivencia a mediano y largo plazo de cualquier proyecto.

La ausencia de planificación en las empresas deriva en una dependencia extrema del mercado, lo que se traduce en el cierre masivo de ellas cuando llegan tiempos de crisis. Para que esto no te ocurra, te contaré cómo puedes incorporar esta metodología a tu proyecto y además, veremos algunos ejemplos prácticos.

¿Qué es el OKR?


OKR, viene de las siglas Objectives (objetivos), Key (Claves) y Results (resultados) y es una metodología de gestión empresarial que fomenta sinergias que simplifiquen de manera notable la manera de definir, controlar y cumplir los objetivos de cualquier organización o negocio.

El sistema Objectives and Key Results fue creado por el empresario y científico húngaro-estadounidense Andrew Grove, quien llegó a ser el CEO de la compañía Intel.

El propósito de esta metodología está en la alineación de todas las personas que forman parte de la compañía hacia el cumplimiento de los objetivos generales.

Empresas como Google, LinkedIn, Amazon, Netflix o Semrush confían su planificación de trabajo en la metodología OKR, algo que mejora el trabajo en equipo y que les da mucha más credibilidad y confianza.

En el caso de Google, su evolución ha sido muy llamativa. Llevan implementando esta metodología desde 1999, cuando apenas contaban con 40 empleados en plantilla. Y hoy, más de 20 años después, el gigante de Internet tiene más de 60.000 profesionales en su equipo.

Lo mejor de esta metodología es que cualquier persona, compañía, empresa o negocio puede beneficiarse de su eficacia a la hora de cumplir su plan estratégico. Incluso, si tu negocio es de marca personal también puedes poner en marcha el sistema para planificar tus objetivos.

¡Descarga mi eBook sobre Imagen Corporativa!

¿En qué consiste la metodología OKR?


El problema que tienen muchas empresas con la planificación es que no son capaces de hacer un seguimiento de los objetivos marcados.

Es normal que definas tus objetivos cada vez que comienza un nuevo año, pero no puedes dejarlos guardados en un cajón para comprobar 11 meses después si has conseguido tu propósito, sin haber trabajado en su seguimiento.

El funcionamiento de la metodología está basado en crear objetivos más pequeños que van consiguiendo la realización del objetivo general.

Y, a su vez, estos objetivos parciales deben tener definidas las acciones y los resultados clave que son los indicadores de que estás consiguiendo cumplirlos.

La creación del sistema OKR comienza en la definición de un objetivo global y anual para la organización. Desde aquí, tambien tienes que crear objetivos trimestrales (el propio método aconseja no definir más de 3 o 4 objetivos para cada trimestre del año).

Y entonces, sobre cada uno de esos objetivos más pequeños, tienes que detallar cuáles son las acciones que debes llevar a cabo para cumplirlos, además de los indicadores o resultados clave que te muestran el éxito o no en su evolución trimestral.

Estos resultados clave tienen que ser medibles, es decir, debes concretar las cantidades necesarias que dan por cumplida la meta.

¿Cómo implementar la metodología OKR en tu estrategia de Marketing?


La clave del éxito de la metodología no está solo en la definición de los objetivos y sus indicadores parciales de resultados.

Es cierto que así es como debes definir la planificación de tu empresa. Sin embargo, lo que de verdad funciona va más allá de esta técnica en sí misma y se relaciona más con las sinergia de equipo y la productividad.

Por ello, veamos cómo puedes implementar este procedimiento en tu estrategia de marketing con estos sencillos pasos.

1. Define tus objetivos de manera precisa

Tanto el objetivo global como los objetivos parciales tienen que ser claros y muy concisos. Escríbelos de manera sencilla, con un lenguaje fácil y detallado describiendo qué quieres conseguir.

Esta información tan precisa te motivará, a ti y a tu equipo, cada vez que vayáis a consultar cuál es el objetivo que debemos cumplir esta semana, este mes o este año.

2. Crea tus objetivos parciales de arriba a abajo y de abajo a arriba

Lo bueno de la metodología, como ya te he comentado en este artículo, es que todas las personas del equipo se sienten comprometidas y motivadas para conseguir cumplir los objetivos de la empresa.

Por eso, debes crear tus objetivos en ambos sentidos. Lo ideal es que todos contribuyan en la creación de una lluvia de ideas que ayudará a priorizar y definir qué objetivos debéis marcaros en cada momento.

Como responsable de tu empresa, deja que el 50% de los objetivos parciales te los propongan las personas de tu equipo.

3. Define los plazos de ejecución de los objetivos parciales

El plazo más habitual, y es el que utilizan la mayor parte de las empresas que han implementado esta metodología, es de 3 meses.

Y, a su vez, debes analizar e ir anotando los resultados parciales y la evolución de las acciones cada semana.

Esto ayuda mucho a mantener viva la motivación del equipo, ya sabes que las personas nos relajamos cuando vemos plazos de tiempo muy largos. Si mantienes el sentido de urgencia, entonces la gente se activa más y aumentan las probabilidades de éxito.

4. Sé transparente y mantén los resultados a la vista de todos

Recuerda que la metodología OKR es un trabajo de todo el equipo. Todos contribuyen a conseguir el gran objetivo final, a través de su trabajo en lo que ha quedado definido con las acciones clave.

Es muy importante que conozcan la evolución de los indicadores. No se trata de que les presiones para que lleguen al objetivo, sino todo lo contrario, que ellos mismos tomen conciencia de la situación y se activen para tratar de conseguir la meta.

5. Mide los resultados con datos y no con el rendimiento de las personas

Algunas empresas no ven la importancia de los datos en la medición de los resultados. Creen que la gestión y ejecución de la planificación de la empresa es cosa de las personas que la integran, y no de los datos.

Sin embargo, medir el éxito de cualquier objetivo a través de los datos te ayudará a tomar decisiones más justas y adecuadas a los intereses de tu empresa.

El hecho de acompañar métricas y analizar los datos no significa que estés infravalorando el trabajo que hacen las personas de tu equipo.

» También te puede interesar:

¿Cuáles son las ventajas del método Objectives and Key Results?


Metodología OKR

Estamos ante uno de los sistemas de planificación y gestión más eficaces en el que confían las principales compañías del mundo.

Poner en marcha el método OKR es una de las mejores maneras de optimizar la gestión del tiempo, un bien que debemos saber administrar en el momento que estamos viviendo.

Veamos todas las ventajas que tiene la metodología Objectives and Key Results.

1. Minimiza el riesgo de crisis

Llevar el control de los objetivos que quieres cumplir en tu empresa, te ayuda a reaccionar a tiempo. Todos hemos sido testigos del cambio de rumbo que pueden producir situaciones como la pandemia que hemos vivido en 2020.

La metodología te ayuda a adelantarte en la toma de decisiones, desviando los objetivos hacia la nueva situación.

2. Cumples tus objetivos

Todos sabemos que los objetivos son necesarios para marcar la hoja de ruta en cualquier empresa. Sin embargo, el control y seguimiento de estos no es tan sencillo, y no todas las empresas lo llevan a cabo.

El método está diseñado precisamente para ayudarte en su cumplimiento. Gracias a la creación de objetivos más pequeños, además de las acciones y los resultados clave o KPIs, te aseguras conseguir ese objetivo global que diseñaste cuando comenzó el año.

3. Focalizas la gestión de tu empresa en lo importante

El hecho de sentarte para definir tus objetivos anuales te obliga a seleccionar los que realmente son importantes.

Ya sabes que la percepción de las cosas no suele coincidir con la realidad y, muchas veces, lo más urgente no es lo más importante.

4. Mejora la productividad de tu empresa

Definir tus objetivos y marcar las pautas para controlar su evolución, es un buen síntoma de productividad.

Con esta metodología en tu empresa dejas de buscar herramientas y aplicaciones que te ayuden a mejorar tu productividad, porque el propio sistema ya la optimiza.

Y todo esto deriva en una mayor rentabilidad de tu negocio, ya que dispones de más tiempo para invertirlo en otras tareas que pueden traerte más ingresos o nuevos mercados.

5. Motiva a los miembros del equipo

El sistema promueve un modelo de negocio donde todas las personas del equipo se ven motivadas y trabajan juntas por el bien común.

Cada uno sabe qué debe hacer, cuándo y cómo. Y eso es una gran ventaja para cualquier empresa.

Ejemplos de OKRs que puedes aplicar en tu empresa


Vamos a ver algunos ejemplos que bien puedes adaptar a tu propio negocio:

Objetivo: incrementar la autoridad de la Web

  • KR: llegar al top 3 para la keyword X

Acción clave: escribir un post de 2500 palabras optimizado para SEO.

  • KR: conseguir 1.000 suscriptores

Acción clave: crear un lead magnet con las soluciones a X necesidad y divulgarlo.

  • KR: crear 3 colaboraciones que incrementen nuestra visibilidad Online

Acción clave: patrocinar un evento digital del sector, ser entrevistados en un podcast, crear un curso Online con X.

Objetivo: mejorar el engagement en las Redes sociales

  • KR: llegar a 5.000 suscriptores en YouTube

Acción clave: crear 2 vídeos a la semana y enviar una newsletter semanal con las publicaciones nueva de contenido de YouTube.

  • KR: incrementar en un 10 % el engagement en nuestra fanpage de Facebook

Acción clave: diversificar los tipos de contenidos que publicamos en Facebook incluyendo un CTA que invite a la participación de los seguidores.

Conclusión

La metodología OKR ha demostrado su eficacia gracias a la implicación de todas las personas que forman la empresa, para lograr el cumplimiento de los objetivos.

Tener claros objetivos que deseas conseguir fortalece tu marca, y te aleja de cualquier crisis económica que siempre pilla por sorpresa a las empresas que no tienen ninguna planificación.

Imagen de Freepik.

¿Sabías que Google utiliza esta misma metodología?

¿Has implementado alguna vez este método de trabajo en tu empresa?

Cuéntame tus experiencias con este sistema, si es que ya lo has probado.

José Facchin

Soy consultor SEO y profesor de Marketing Digital, especializado en Marketing de Contenidos y posicionamiento Web. Poseo un grado de Analista de Sistemas de la Información, un posgrado en Relaciones Públicas e Institucionales y, personalmente, me considero un apasionado de la tecnología y del mundo de los negocios Digitales, temas a los que he dedicado este blog. Además, he creado “JF-Digital” (mi propia agencia de Marketing Digital) y Co-fundado "Webescuela" en Barcelona (mi escuela de negocios Online).



También te puede interesar...

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD DEL BLOG DE JOSÉ FACCHIN

José Facchin, como responsable de tratamiento, solicita tu consentimiento para moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligaci´n legal. En todo caso, los datos que nos facilitas estén ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo "Privacy Shield". Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, escribiendo a info@josefacchin.com, como se explica en la política de privacidad completa. Si no facilitas los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan

No hay Comentarios

Share This