¿Qué es el E-A-T de Google y cómo influye en el SEO de un sitio Web?

¿Qué es Google EAT?

El principal buscador mundial ha subido la apuesta con Google EAT. Crear contenido relevante y trabajar el SEO es esencial, pero ya no es suficiente para conquistar a Google en algunos sectores. Ahora también se quiere que Internet sea un lugar de mucho mayor confianza para todos.

Por ello, hoy quiero hablarte del EAT y de los sitios YMYL, conceptos relacionados con el SEO y la creación de contenidos. Veremos qué son, cuáles son los factores que los determinan y cómo podemos mejorar nuestra estrategia según ciertos criterios de evaluación de calidad y relevancia.

¿Qué es EAT de Google?


EAT es el acrónimo de Expertise, Authoritativeness, Trustworthiness, es decir, Experiencia, Autoridad y Confiabilidad. El término fue publicado por primera vez en el año 2015, cuando Google compartió un documento con una guía actualizada y completa de sus directrices de calidad para evaluadores.

Este documento marcaba las diferentes directrices por las que los evaluadores humanos de Google deben determinar si un sitio Web y sus contenidos son de buena o mala calidad (ver: General Guidelines).

Ya no es suficiente con publicar contenidos sobre una temática, ahora también debemos demostrar que la información divulgada es correcta, que el sitio Web es relevante dentro de esa materia y que las credenciales de los autores de esos textos respaldan sus conocimientos y experiencias al respecto.

Aunque el E-A-T vio la luz mucho antes, no es hasta agosto del año 2018 cuando comenzó a tomar fuerza, tras la llegada de una actualización denominada “Medic Update”. Momento en que también comenzó a hablase de los sitios YMYL.

Conocido como “the medic update”, este cambio en las normas supuso un paso de gigante para entender cómo quiere Google que trabajemos los contenidos de nuestras páginas. ¿Estamos ante una nueva era de creadores de contenidos?

¿Qué tan importante es el EAT para tu estrategia de SEO?

Simplificando mucho el tema, podríamos decir que el EAT es importante casi para cualquiera consulta de un usuario. Pero, si profundizamos un poco más, también hay que reconocer que lo es más para algunas consultas que para otras.

El sentido común nos dice que, como quizás puedas comprender, no tienen la misma importancia una consulta relacionada con la salud que con la edad de tu actor favorito, me estoy refiriendo en términos de «confianza» y «experiencia» principalmente.

Por ejemplo, si estás buscando consejos legales para adquirir una hipoteca o la dosis máxima de un medicamento según el peso de un niño, entonces el E‑A-T, claro que sí es muy importante.

Si se diera el caso de que Google nos muestre resultados de estos temas, publicados en sitios que carecen de autoridad o que los han generado redactores sin experiencia, entonces la probabilidad de que sean contenidos inexactos o engañosos aumenta.

En definitiva, la importancia de este factor aumenta según aspectos concretos de las mismas búsquedas. Sin ir más lejos, Google aquí también se refiere a temas relacionados con YMYL (Your Money Your Life), del que hablaremos más adelante.

¿Qué factores determinan el EAT de un sitio Web?


Se viene hablando hace tiempo de que el EAT es un factor muy importante y que influye en los rankings de posiciones de muchos resultados. De hecho, está demostrado que un sitio que no cuida este concepto, no suele conseguir un buen posicionamiento.

Ya sabes que los algoritmos premian a los contenidos que aporten valor al usuario y le que dan la respuesta correcta a su intención de búsqueda. Con esta premisa, y yendo un poco más allá, los factores que influyen en el EAT se refiere a:

  • La experiencia del autor y del sitio en los temas relacionados con los contenidos que se publican.
  • La autoridad y notoriedad en un sector profesional concreto de la Web y de sus contenidos.
  • La confianza que genera una Web dotada de una buena reputación y referencias.

A continuación, voy a enseñarte con detalle cada uno de estos factores que determinan el EAT de Google.

Factores Google EAT

Experiencia (Expertise)

La experiencia, en este caso, significa disponer de los conocimientos y habilidades que se necesitan en un área en particular. Para dar fe de ella, principalmente se tienen en cuenta la formación académica, los trabajos realizados y las vivencias personales y profesionales contrastables de los redactores de dichos contenidos.

En algunos temas, los estudios cursados, la experiencia académica y la trayectoria profesional, son indispensables para demostrar y confirmar la reputación del autor que redacta los contenidos. En otros casos, apoyándonos en sitios Web relevantes para una temática, puede llegar a alcanzar solo con la experiencia cotidiana o profesional de quien escribe.

Aunque este suele ser un aspecto algo más relacionado con los autores, puede darse el caso que, en algunos sitios o foros especializados, las opiniones y reseñas generadas por los usuarios también adquieran la relevancia necesaria para tomarse como un comentario generado por un especialista.

Muchas veces, el conocimiento no significa que necesites tener una formación avanzada sobre el tema que estás escribiendo.

Un especialista puede ser alguien que está dejando una reseña sobre el restaurante X, o alguien que está padeciendo una enfermedad y quiere contar cuáles son los síntomas que tiene, por ejemplo.

Autoridad (Authority)

El siguiente factor que demuestra a Google que tu página tiene un buen EAT está en la autoridad de la misma. Porque no es suficiente con demostrar que eres un experto en el tema sobre el que estás escribiendo, también tienes que poseer una buena reputación.

Para ello, debes trabajar muy bien el branding de tu marca. Para evaluar lo referente a la autoridad, los evaluadores suelen buscar en Internet información relacionada con la reputación del sitio Web y del Autor.

Aquí tienes unos buenos indicadores que demuestran esa autoridad y reputación que exige Google en este caso:

  • Las reseñas y valoraciones de marca.
  • Lo que se dice en Internet sobre el sitio y/o el autor.
  • Tu Web recibe backlinks, enlaces naturales desde otros sitios de tu mismo sector.
  • Puede que no tengas muchos backlinks, pero sí te han mencionado en algún portal de noticias. Esto es un buen indicador, que te mencionen y hablen de ti relacionandote con un tema en concreto.
  • Keywords de tu marca: cuando los usuarios te buscan por el nombre de tu empresa o marca, tu sitio, tus  diferentes perfiles sociales y reseñas aparecen en los resultados del buscador.
  • Tu presencia en las redes sociales también es un excelente indicador, nos referimos al hecho de que tus seguidores hablen de ti y compartan tu contenido por las redes.

Confianza (Trust)

Tu página tiene que ser un lugar seguro para tus visitantes y  que inspire confianza, tanto a los usuarios como al propio Google.

Por ejemplo, cuida la navegabilidad del sitio, la velocidad de carga y los protocolos de seguridad SSL que se necesitan a dia de hoy en Internet.

Por otro lado, un autor y/o una Web que recibe muchas críticas en foros o en redes sociales y nadie atiende esos comentarios negativos, es un claro indicador de que esa marca no es de confianza y, por tanto, no la tendrá mucho en cuenta a la hora de posicionarla mejor.

Aquí tienes algunos detalles que hacen que tu página sea un lugar de confianza:

  • Autores: siempre indica quién es responsable de cada uno de los contenidos publicados.
  • Veracidad de los datos: siempre menciona las fuentes de la información y contrastarlas en varios medios.
  • Contacto: estás mostrando de manera clara cómo pueden ponerse en contacto contigo los usuarios. Y si tienes un espacio físico, te recomiendo que incluyas la dirección postal.
  • Política de privacidad: los textos legales no solo están para cumplir las normas en materia de protección de datos. Tener una buena política de privacidad, donde se nota que has trabajado los textos sin copiar de otros, te dará mucha más credibilidad y, en definitiva, confianza a los ojos de Google y de los usuarios.
  • Términos y condiciones: ¿tienes una tienda Online? Explica con claridad, y en un lugar de fácil acceso, tus políticas de devoluciones, gastos incluidos, compra mínima, etc.
  • Página segura: la seguridad de tu sitio Web es cada vez más importante para Google y para tus clientes potenciales. Por eso, incluir el protocolo HTTPS en tu dominio es un detalle que inspira mucha confianza.

» También te puede interesar:

¿Qué son los sitios YMYL?


Your Money Your Life, que es como conocemos el acrónimo YMYL, hace referencia a los sitios Web que su contenido, por la temática que se aborda en ellos, puede ocasionar algún tipo de impacto negativo en la vida (LIFE) y los ingresos (MONEY) de las personas que los consumen.

Éste es una especie de índice de calificación o estándar de calidad, definido por el propio Google con el objetivo de no solo mostrar contenidos relevantes para los usuarios, sino que también posean la información correcta y de mayor calidad sobre temas que afecten directa e indirectamente a las finanzas, la felicidad y la salud de las personas.

El concepto YMYL, salió a la luz casi en el mismo momento en que empezamos a oír hablar del EAT.

¿Qué es YMYL?

Al hablar de este concepto, debemos aclarar que no todas los sitios Web son del tipo YMYL, tan solo están dentro de esta calificación las páginas que muestran contenidos de una sensibilidad que pueden llegar a afectar a la felicidad, seguridad, economía o salud de los usuarios, entre otros.

En la guía de búsquedas de calidad para evaluadores, Google deja bastante claros los temas que entran dentro de esta calificación.

Aquí tienes algunos ejemplos de sitios YMYL:

  • Salud y seguridad: todo lo que tenga que ver con medicina, psicología, clínicas, hospitales, drogas y, en general, el sector sanitario.
  • Finanzas: aquí entran todos los sitios que asesoran sobre inversiones, bancos, impuestos, préstamos, seguros o dan consejos financieros. En esta categoría también están las páginas que permiten realizar compras Online y transferencias de dinero.
  • Leyes, civismo y gobiernos: también están dentro de los sitios YMYL los que abordan temas sobre información que hace referencia a servicios sociales, asuntos legales, ya sean de tipo personal, instituciones públicas o agencias de gobierno.
  • Nutrición y dietas: un tema muy sensible y que también debe estar escrito por personas cualificadas.

Si el sitio Web de tu negocio o marca está construido alrededor de una temática YMYL, entonces para ti es crucial poder demostrar tu buen E‑A-T.

¿Cómo mejorar el EAT de tu sitio Web?


Aunque este concepto por sí solo no está sujeto a un puntaje como tal, si existen formas de mejorar la experiencia, autoridad y confianza de nuestros contenidos delante de las expectativas de los evaluadores de calidad de Google.

Por ello, ahora que ya sabes que una buena estrategia SEO, que tenga en cuenta el E-A-T, te ayudará a posicionar mejor en los resultados de búsqueda, veamos cómo mejorar la valoración de los contenidos que publicamos, en especial en sitio YMYL.

Deja claro que eres un experto en el tema

Aquí nos referimos tanto al sitio Web en donde se generen y publiquen los contenidos, como a los autores responsables de la creación y firma de dichos contenidos.

Para poder demostrar tu experiencia y relevancia en un sector, y que Google entienda que eres un experto en la materia de la que estás escribiendo, tienes que poseer una huella digital que se haga eco de que verdaderamente estás especializado en la temática puntual de la que estas hablando… que esto no es algo fortuito.

En este caso, puede ser una buena idea tener un perfil de Linkedin completo (donde compartir tus títulos formativos, los trabajos y la experiencia profesional que tienes), estar dado de alta en directorios profesionales relacionados con tu profesión y haber participado en revistas o Webs del mismo sector del tema del que estás escribiendo ahora.

En donde estés participando como redactor, crea una caja de autor con una BIO de tu información profesional al final de cada contenido que publicas. Y, si tienes tu propio sitio o blog, también incluye tus estudios, bagaje laboral y esos datos profesionales relevantes, en la landing que habla sobre ti.

Publica datos verificados y menciona las fuentes

Cuando estás publicando contenidos con datos concretos, fruto de investigaciones científicas, por ejemplo, o también alguna noticia relevante, siempre tienes que verificar la veracidad de los datos.

De hecho, es muy bueno para mejorar tu EAT mencionar y enlazar la fuente de donde has sacado esos datos tecnicos. Busca siempre utilizar lugares de confianza para Google, como entes oficiales, magazines de contrastada reputación o la Wikipedia, y comprueba que estás citando datos legítimos.

Consigue más enlaces de tu sector

La construcción de un perfil de enlaces de calidad, sigue siendo en la actualidad uno de los objetivos más importantes para cualquier estrategia de SEO.

Y, al hablar del EAT de tu sitio Web, también cobra mucho fuerza la relevancia y autoridad temática de quienes son esos sitios que nos están enlazando.

Según Gary Illyes, analista de tendencias de webmasters de Google, gran parte del análisis del EAT se basa en enlaces y menciones en sitios con autoridad sobre temáticas concretas.

Recuerda que deben ser enlaces relevantes y naturales.

Actualiza periódicamente tu contenido

Este consejo es vital para cualquier Web, no solo en las YMYL, que ya sabes que son los sitios donde Google tiene en cuenta el EAT con más intensidad.

Debes mantener siempre actualizados todos los contenidos de tus páginas que no son evergreen, es decir, que tienden a quedar más o menos obsoletos con el tiempo. Por ejemplo, cualquier tipo de asesoramiento financiero o legal debe ser revisado con frecuencia, en especial cuando hay un cambio en las leyes.

Conoce a tu público objetivo

Google quiere que las personas que escriben contenidos sean expertas en el tema y, además, lo demuestren. Sin embargo, debes tener claro que no solo por tener conocimientos sobre una temática en concreto vas a posicionarte primero que los demás.

El secreto del éxito también está en la manera en cómo debes comunicar y transmitir la información sobre la que estás escribiendo. Para ello, tienes que ser capaz de redactar textos adaptados al tipo de audiencia para la que han sido creados.

Aquí tienes 3 trucos que te pueden ayudar al escribir:

  • Tienes que conocer los temas que le interesan a tus seguidores, y por los que hacen sus búsquedas en Internet. Esto lo consigues con una investigación de palabras clave y una buena estrategia de Marketing de contenidos.
  • Una vez que tienes hecho tu keyword research, tienes que entender cuál es la query del usuario. Esto significa que debes conocer perfectamente su intención de búsqueda y necesidad informativa, para darle la mejor respuesta a su consulta.
  • Redacta tus contenidos de manera sencilla y adaptados a tu audiencia. Usa un lenguaje fácil de entender y estructura tu texto de manera que pueda guiar al usuario hasta el final, sin aburrir con párrafos interminables o palabras que no entiende. Aquí te serán de utilidad técnicas de redacción y copywriting.

Contrata redactores experimentados

Aún hay muchas empresas y marcas que no valoran el trabajo de los redactores digitales.

Pero, para conseguir evitar problemas causados por el EAT, debes invertir en un profesional que sea capaz de comunicar correctamente el contenido a tus seguidores, además de demostrar un conocimiento concreto y claro del tema que va a tratar.

¡Descarga mi eBook sobre Estrategia de Contenidos empresarial!

Conclusión

Desde que saliera en agosto de 2018 la famosa actualización “médical”, cada vez son más los sitios Web que tienen en cuenta entre sus estrategias digitales, la posibilidad de poseer un buen EAT.

Y es que está cada día más demostrado que Google intenta mimar a los usuarios de Internet, mejorando su algoritmo para que solo puedan posicionar los contenidos que de verdad aporten valor.

Imagen de portada por Freepik.

¿Conocías el EAT de Google y su relevancia en el SEO actual?

Cuéntanos tu opinión sobre este apasionante tema en los comentarios.

José Facchin

Soy consultor SEO y profesor de Marketing Digital, especializado en Marketing de Contenidos y posicionamiento Web. Poseo un grado de Analista de Sistemas de la Información, un posgrado en Relaciones Públicas e Institucionales y, personalmente, me considero un apasionado de la tecnología y del mundo de los negocios Digitales, temas a los que he dedicado este blog. Además, he creado “JF-Digital” (mi propia agencia de Marketing Digital) y Co-fundado "Webescuela" en Barcelona (mi escuela de negocios Online).



También te puede interesar...

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD DEL BLOG DE JOSÉ FACCHIN

José Facchin, como responsable de tratamiento, solicita tu consentimiento para moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligaci´n legal. En todo caso, los datos que nos facilitas estén ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo "Privacy Shield". Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, escribiendo a info@josefacchin.com, como se explica en la política de privacidad completa. Si no facilitas los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan

1 Comentario

  • Alejandro Saura

    Responder

    Enhorabuena por un post realmente interesante, José!!!

    Hago hincapié en la redacción de textos adaptados a la audiencia para la cual han sido creados. Parece un concepto obvio, pero no siempre se cumple.

    Un saludo 🙂

Share This