¿Qué es el Spam, qué tipos existen y cómo podemos detectarlo y prevenirlo?

¿Qué es el Spam y qué tipos de Spam existen?

Seguro que has escuchado el término Spam, pero, ¿conoces realmente su significado? Teniendo en cuenta que esta práctica nos afecta a todos, hoy quiero que veamos juntos qué es el Spam, qué tipos existen, cómo podemos detectarlo y cómo evitar recibir mensajes y correos no deseados o molestas llamadas comerciales por teléfono.

En la actualidad, tanto en Internet como en otros medios de comunicación tradicionales, recibimos cada día mucha información basura de la que, realmente, desconocemos su procedencia. Por ello, debemos aprender a filtrar y dejar de lado lo que no hayamos previamente solicitado, es decir, el tan molesto Spam.

Precisamente, como ya comenté al principio, sobre este tipo de “comunicaciones no solicitadas» te quiero hablar hoy. Ahora, comencemos con su definición, para luego ver cómo identificar y prevenir el acoso del Spam por correo, teléfono o mensaje de texto.

¿Qué es el Spam?


El Spam, también denominar «mensaje basura o correo no deseado», es información no solicitada por el que la recibe y que se envía de manera masiva a través de Internet o de canales de comunicación más tradicionales. Habitualmente el Spam proveniente de un remitente desconocido o anónimo.

En la mayoría de las ocasiones, se suele hablar de este tipo de contenidos no solicitados en el ámbito del Email Marketing, cuando recibimos correos no deseados o de tipo Spam publicitario.

Incluso, correos gratuitos como Gmail, por ejemplo, poseen una carpeta pre-creada por defecto llamada de esta manera, a sabiendas de que tú, como dueño de una cuenta de email, seguramente recibirás publicidad o promociones no deseadas.

Además, por lo general, éstos son enviados por la persona o empresa de una manera masiva, algo que es evidente que suele incomodar a todo aquel que lo recibe. Aunque este medio de comunicación no es el único utilizado para estos fines, también existe el Spam por teléfono o por mensajería instantánea, entre otros formatos.

¿Qué es un Spammer y qué es Spammear?

Para aclarar conceptos relativos a éste termino, a esta práctica o acción se suele denominar: «Spammear«. Asimismo, la persona o empresa que utiliza este tipo de promociones no solicitadas se la suele denominar: «Spammer«.

Finalmente, en cuanto al significado de Spam antes puntualizada, debo aclararte que, pese a que sus connotaciones casi siempre son vistas como negativas, no tiene por que implicar que los mensajes de este tipo conlleven un engaño o ningún tipo de virus que afecten al equipo donde lo recibes.

» También te interesa leer: ¿Cuáles son los mejores Antivirus gratis?

Pero, ¿cuál es el origen del término «Spam»?


La palabra en sí es originaria de la Segunda Guerra Mundial, más concretamente en 1937, cuando los familiares de los soldados les enviaban comida de cerdo en lata, la cual se denominaba “SPAM”.

Ésta se fue haciendo muy conocida entre los combatientes, dado que les permitiría no invertir demasiado tiempo en la hora del almuerzo.

Pues bien, unos años más adelante, allá por la década de los 60’s, se hicieron muy conocidos en el mundo entero los cómicos británicos «Monty Python«, los cuales viralizaron durante todos esos años un programa basados en sketchs cortos, pero repletos de ironía y sarcasmo.

En él parodiaban la vida diaria de la gente en la Gran Bretaña de entonces.

Y tú dirás, ¿qué relación tiene el Spam con la comida enlatada?

La clave viene en uno de sus sketchs más recordados, donde se cuelan en un bar, donde le preguntaban a la dueña qué tenía para comer. Y ésta, en su afán por vender precisamente esta comida enlatada, introducía de manera repetida pero intercalada, el nombre «SPAM» durante todo el discurso.

De ahí que se comenzara a recordar este tipo de comida con el concepto de «pesado», «repetitivo» y hasta incluso «cansino» en la población de aquella época.

Estoy seguro que lo comprenderás mejor viendo el vídeo que antes te describía:

¿Qué tipos de Spam existen?


Una vez que ya conoces qué es el Spam y un poco sobre su verdadero origen, es el momento de repasar qué tipos hay.

Y es que, aunque en la actualidad el más extendido es el que solemos recibir en el mailing que muchas empresas envían de manera masiva, éste no es el únicoco, ni mucho menos:

1) Spam por correo electrónico

Como te decía, éste es el más habitual de ver en Internet.

En algunas ocasiones, nos llena nuestras carpetas y bandejas de entrada, aunque por suerte existen plataformas profesionales de correo que tienen sus propios filtros y segmentan los mensajes que ellos entienden que no nos interesará o que son excesivamente publicitarios.

Todo ello, claro está, según su propio algoritmo.

2) Spam de mensajería

Es similar al del email que te expliqué anteriormente, pero llega a través de otros programas y plataformas de vídeo chat o mensajería instantánea, tales como Messenger de Facebook o Instagram, Telegram, WhatsApp, Skype, etc.

Suele ser en la práctica un envío masivo a usuarios de estas aplicaciones que cumplen ciertos requisitos en común, y con fines claramente publicitarios.

3) Spam móvil (SMS)

A través de los mensajes tradicionales de texto también suele propagar estas ofertas y descuentos, muchas empresas a las cuales un día les dimos nuestros datos, consintiendo quizás a través de una «letra pequeña» que éstos facilitaran tus propios datos a alguno de sus partners o socios.

De esta forma, estas empresas lanzan masivamente sus notificaciones, a través de un SMS y un CTA donde se te invita a saber más información.

4) Spam telefónico

¿Te ha ocurrido alguna vez que te ha llamado una compañía de seguros o empresa de telefonía de la que no eres (ni has sido nunca) socio ni inscrito?

La dinámica es prácticamente la misma que la de los mensajes por SMS: consentiste en el pasado ceder tus datos de contacto a empresas «amigas» de la que te estabas suscribiendo y éstas te tienen entre su base de datos.

5) Spam en redes sociales

Mediante cuentas falsas en redes sociales (por ejemplo, creando páginas de Facebook o perfiles de Twitter con fotos random), los Spammers aprovechan para enviar nuevamente sus ofrecimiento u ofertas de productos que para nada están segmentados con los gustos y aficiones de quien lo recibe.

¡Descarga mi eBook sobre FUNNELS automatizados!

6) Spam de enlaces

Se podría considerar como tal un comportamiento como el de ir dejando «sin ton ni son» comentarios irrelevantes en otras Webs o blogs, con el único fin de conseguir precisamente colar un enlace hacia nuestro proyecto digital.

Obviamente, comentar en otros blogs no es ni mucho menos una mala práctica (todo lo contrario), pero sí que sería una práctica Spammer el hacerlo de manera compulsiva, colando enlaces y añadiendo en el campo «Nombre» de la persona una palabras clave como anchor text exacto para nuestro enlace.

» También te interesa leer:

7) Spam de contenido Web

Hay también un tipo de Spam que afecta al Marekting de Contenidos. Con el fin de posicionar un sitio Web algo más rápido de lo normal, se rellenan algunos artículos de Keywords de manera abusiva (Keyword Stuffing). Una práctica que, junto al «Spinneo» de contenido, está perseguida por Google.

Evidentemente, aunque si lees estos contenidos puede haber ocasiones en las que sí tengan sentido léxico, ellos no suelen poseer la calidad temática que podría tener un artículo escrito manualmente por un profesional, como éste que estás leyendo de mi puño y letra.

¿Cómo podemos detectar el Spam de una forma relativamente evidente?


Probablemente entraste a este artículo buscando la manera de reconocer cuándo un mensaje, email, SMS o llamada se trata de un contenido realmente importante u cuándo no.

Sin embargo, estarás de acuerdo conmigo en que, para llegar a este punto, era necesario saber qué tipos existen, para así analizar por qué vía estaríamos hipotéticamente recibiendo esto.

Aunque los indicios pueden ser tantos como mensajes podemos recibir diariamente, hay ciertos patrones que se suelen repetir, ¡muy atento!

¿Cómo evitar el Spam?

» Ofertas comerciales o descuentos exagerados

Aún a día de hoy, es muy común recibir mensajes o llamadas ofreciéndonos súper ofertas o descuentos gigantescos sobre productos que no pedimos. Quien no ha recibido una llamada inoportuna de una compañía telefónica ofreciéndote un excelente plan para cambiarte de empresa o queriendo mejorar tus servicios. Una practica muy agobiante.

» Premios y sorteos que has ganado (sin participar)

Del mismo modo, estoy seguro que en alguna ocasión has recibido un correo electrónico repleto de signos de admiración y emoticonos llamativos, informándote de que has sido seleccionado entre miles (o millones) de personas para disfrutar de unas vacaciones gratis en el Caribe o lugares similares.

Otra situación muy común es la de haber ganado un premio al que nunca aportaste tu solicitud de participación.

Estos premios suelen ser del tipo «call to click», como se denominan en Marketing, consistentes en productos muy de moda o candentes, como son los smartphones y equipos electrónicos de última generación en general.

El enlace a estas promociones suelen conducirte en la mayoría de las ocasiones a un embudo de conversión para que compres algún otro productos o facilites tus datos a la empresa que se encarga de enviar esta información para que sigan enviándote todo tipo de prodcutos de baja o escasa calidad.

» Ofrecimiento de productos o servicios ‘sexuales’

Ofrecimiento de productos o servicios ¿Cómo detectar el Spam?

Si de buenas a primeras recibes en un correo electrónico de uso profesional un email con una supuesta empresa o persona ofreciéndote servicios sexuales o incluso productos de este tipo (sin tu previa solicitud de info), no cabe duda que se trata de este tipo de envíos.

Y es que, están a la orden del día los anuncios masivos relacionados con viagra, juguetes sexuales, personas de compañía, etc. que, aprovechando la tentación que suponen estos temas tan primarios, envían de manera masiva sus «anzuelos».

» Seguros o pólizas

He aquí tienes un claro ejemplo:

Seguros o pólizas ¿Cómo detectar el Spam?

De igual forma, tanto por email como a través de llamadas telefónicas, imagino que te habrán contactado en más de una ocasión para ofrecerte algunos de sus productos «irresistibles».

» Servicios médicos o relacionados con el hogar

Servicios médicos/relacionados con la salud ¿Cómo detectar el Spam?

Dentro de estas temáticas relacionadas todas ellas con la salud, pueden entrar todo tipo de ofertas sobre remedios caseros milagro y que prometen una cura o sanación inmediata, frente a problemas que muy probablemente ni siquiera tienes.

Además, los productos médicos, alimentos o suplementos deportivos que se anuncian en estos contenidos suelen ser sorprendentemente económicos, haciéndonos pensar claramente que no se trata de ningún anuncio real.

¿Cómo evitar el Spam?


 

Al igual que ocurre habitualmente con este tipo de prácticas, podemos afirmar que siempre va a existir que existan personas y empresas que realicen envíos masivos y que, en cierta manera, no podemos evitar que exista.

Pero lo que sí está de nuestra mano es evitar que nos llegue a nuestro correo electrónico profesional, o al menos, a las bandejas principales de entrada principales, para que no perturbe nuestro flujo diario de mensajes de tipo laboral.

Y para ello, te desvelaré algunos tips muy sencillos que puedes poner en práctica desde hoy mismo:

1) No facilites demasiados datos personales Online

Hay personas rastrean Internet casi al completo (con la ayuda de bots y software especializado en estas tareas), en busca de datos personales de contacto de los usuarios que estén «demasiado a la vista» en sitios Web, foros o redes sociales.

Por ello, en la actualidad, lo mejor es que, salvo en casos imprescindibles, no facilites a la ligera tus datos personales más sensibles ni los dejes de manera libre en ningún sitio web o plataforma social (restringe su acceso solo a personas conocidas o amigos, como se suele hacer en redes).

Es cierto que, si eres un profesional o posees un negocio, debes de tener un sitio Web de Marca Personal o un eCommerce con un formulario de contacto con tus datos y una pagina de positiva de privacidad y aviso legal con tu nombre, NIF o DNI, email, teléfono, dirección, etc. bien visibles.

Todo esto, lógicamente, para que tus potenciales clientes te puedan contactar sin problemas y para que, además, puedas cumplir con la extracta y compleja RGPD europea y demás normativas de protección de datos vigentes en cada país.

Por ello, en estos casos lo más recomendable es tener un teléfono o email profesional diferente al personal, revisar siempre la veracidad de los contactos recibidos y utilizar softwares (programa antivirus, plugins o módulos de seguridad digital, etc.) especializados en filtrar lo que potencialmente es información de calidad y lo que no.

Salvo en estos casos que acabo de comentarte, lo mejor será que resguardes tu privacidad ante los Spammers. Pon tus datos personales en redes sociales de forma oculta en tus principales redes sociales y no des más información de la imprescindible en tu sitio web.

2) No respondas a mensajes o correos de remitentes desconocidos

Un practica muy común hoy en día, es la de enviar correos o mensajes por teléfonos móviles a modo cadena, que se reenvía a cientos de miles de personas… Eres consiente de que estas cadenas de mensajes se quedan con tu dirección de email o tu teléfono personal… ¿Por qué solemos ser tan descuidados?

3) Si conoces al «Spammer», díselo

Realmente, hasta ahora hemos estado refiriéndonos a la persona o empresa que supuestamente realiza estas acciones en los diferentes canales Online y Offline como gente a la que no conocemos.

Pero es probable que alguien de nuestro alrededor que tenga nuestro teléfono, dirección de email o cualquier forma de contactar con nosotros esté practicándolo e incluyéndote en sus listas de distribución masivas.

Si es así, nada más fácil como hablar con esa persona y «por las buenas» pedirle que deje de hacerlo o, cuanto menos, que elimine tus datos de contacto.

4) Usa correos electrónicos desechables

En ningún caso estaré de acuerdo ni defenderé el dar una información personal que no sea veraz, ni en Internet ni en la vida real.

Sin embargo, en algunos casos donde quieras descargarte algún lead magnet de algún profesional o empresa, así como para enviar algún email puntual a alguien de quien sospeches que te vaya a incluir a su base de datos sin tu consentimiento expreso, suelo recomendar el uso de cuentas de email temporales o desechables.

Éstas, una vez realizas la acción pertinente, se eliminan para siempre, con lo que aunque ellos envíen información a esa dirección, tú nunca la verás.

Un ejemplo es «10 Minute Mail«, una plataforma de este tipo en el que quedará eliminada tu cuenta de correo pasados 10 minutos de su creación (tiempo prudencial suficiente como para haber recibido el eBook o infoproducto de turno).

¿Qué diferencias hay entre el Spam y el Phising en Internet?


Llegados a este punto y una vez tenemos claro el significado del Spam, sus diferentes tipos y algunos ejemplos bastante ilustrativos, es posible que puedas pensar, de manera errónea, que este tipo de envíos masivos son siempre un sinónimo de engaño fraudulento.

Por ello, he querido hacer un inciso y comentar las diferencias existentes con respecto a una práctica que sí que supone un engaño: el Phising.

Ambas usar técnicas de envío masivo a sus destinatarios, pero a diferencia del Spam, el Phising sí que esconde detrás unas intenciones bastante malignas, que persiguen hacer daño o engañar al receptor de estos mensajes.

En este caso, las personas encargadas de la práctica son ciberdelincuentes, los cuales usan algún tipo de malware o software para conectarse a nuestros equipos y/o descifrar información personal de la víctima, con el fin de robarle datos bancarios o personales.

Esto es muy común de ver en el espionaje entre empresas y, obviamente, el phising está bastante perseguido por las autoridades competentes.

Máster en Marketing Digital con orientación a comercio electrónico

Conclusión

Como creo haber dejado en evidencia, conocer profundamente qué es el Spam y los diferentes tipos es fundamental para hacer un uso responsable de todas las acciones que llevamos a cabo en Internet y también en el Offline.

Además, como se suele decir, «no hagas lo que no te gusta que te hagan», por ello, te recomiendo que cuando debas enviar contenido a la base de datos o contactos que puedas tener, procura que ésta sea de calidad, y que la mandes a discreción, es decir, huyendo de envíos compulsivos, repetitivos o masivos.

Y si ésta persiste, no dudes en poner en práctica algunos de los consejos que has podido leer en este artículo.

Imagen principal By Freepik.

¿Sabías qué es el Spam y sus orígenes?

¿Qué tipo de información spammer recibes más a menudo y qué estás haciendo para evitarla?

Cuéntame tu experiencia con este tipo de contenidos y cómo los sueles gestionar, ¡te espero en los comentarios!

José Facchin

Soy consultor SEO y profesor de Marketing Digital, especializado en Marketing de Contenidos y posicionamiento Web. Poseo un grado de Analista de Sistemas de la Información, un posgrado en Relaciones Públicas e Institucionales y, personalmente, me considero un apasionado de la tecnología y del mundo de los negocios Digitales, temas a los que he dedicado este blog. Además, he creado “JF-Digital” (mi propia agencia de Marketing Digital) y Co-fundado "Webescuela" en Barcelona (mi escuela de negocios Online).



También te puede interesar...

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD DEL BLOG DE JOSÉ FACCHIN

José Facchin, como responsable de tratamiento, solicita tu consentimiento para moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligaci´n legal. En todo caso, los datos que nos facilitas estén ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo "Privacy Shield". Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, escribiendo a [email protected], como se explica en la política de privacidad completa. Si no facilitas los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan

No hay Comentarios

Share This