¿Cómo y por qué contratar una agencia de traducción profesional para tu web?

¿Por qué contratar una agencia de traducción?

¿Tienes una agencia de traducción de idiomas para ayudarte con tu proyecto digital?

Si has necesitado alguna vez traducir una página web y has recurrido a un traductor online, quizás te haya pasado que esos textos no se han traducido correctamente.

Entonces, también puede ser que aún no has descubierto las ventajas de contratar una agencia profesional.

Con la creciente internacionalización de nuestros proyectos web, se hace cada vez más indispensable hacer uso de un traductor profesional que esté a la altura y calidad de que nuestra web necesita.

¿Debo contratar una agencia de traducción para traducir mi página web?

Dependerá de cada caso en particular, pero hay una serie de consejos que te pueden ser de utilidad a la hora de decidirte por contratar a una agencia de traducción.

De ese modo evitamos los malos resultados que alguno que otro traductor de páginas web gratuito y automático puede llegar a cometer.

Para tratar este tema cuento en este 69º post invitado con Marta Barrero que forma parte de una prestigiosa agencia de traducción de idiomas.

Ella nos va a aportar todas las claves para conseguir traducir una página web de un modo profesional.


Tips y consejos para acertar contratando una agencia de traducción

Tips y razones para contratar una agencia de traducción profesional  

En estos tiempos donde las apps y los programas de traducción automática se encuentran por doquier, es más importante que nunca saber por qué debemos llamar a una agencia de traducción para que se ocupe de nuestra página web, blog, videojuego o lo que sea que nos interese.

Seguro te preguntarás: ¿Por qué no podemos usar un traductor de páginas web automático? ¿Por qué invertir nuestro presupuesto en usar un traductor profesional?

Hoy te contaremos algunas de las muchas razones de por qué usar un traductor profesional para traducir tu página web.

También compartiremos unos tips que te ayudarán a elegir una agencia de traducción fiable y que garantice los resultados que necesitas.

Y por si eso no fuese poco, aún hay más: te daremos algunos consejos básicos que te ayudarán a ahorrar a la hora de traducir tu página web.

Suena bien, ¿no?

Te invito, entonces,  a que sigas leyendo.

¿Qué es un traductor y qué hace una agencia de traducción profesional?


Vamos a empezar por el principio: ¿sabes a qué se dedica un traductor?

¿Qué trabajo realiza exactamente una agencia de traducciones profesionales?

Por supuesto, todos tenemos una idea general sobre qué es traducir, así que te voy a contar lo que NO es traducir.

Traducir no es trasladar literalmente palabras y frases de un idioma a otro.

Transcribir palabras y traducir literalmente son dos cosas que hacen excelentemente bien los programas de traducción automática como Google Translate y compañía.

Para textos que no tienen importancia, para textos personales, sí que pueden ser útiles.

¿Cuándo no son útiles los programas de traducción automática?

Cuando vayas a dar un uso profesional a esa página web, documento o texto que vas a traducir del inglés al chino, el español, el árabe o el japonés, etc.

En el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española encontramos una buena definición del término traducir:

Expresar en una lengua lo que está escrito o se ha expresado antes en otra

Partiendo de esta definición básica y clásica, nosotros añadiríamos una pincelada extra al amplio significado de la palabra “traducir”:

Explicar en un lenguaje determinado lo que se ha dicho o se ha escrito en un idioma diferente del original

Esta definición (algo más larga) creo que explica muy bien el por qué, a día de hoy, un programa automático no puede competir con un traductor humano.

Para poder explicar algo hay que reflexionar y conocer a fondo tanto el idioma de origen y destino de una traducción, como la cultura, tradiciones, jerga y modismos del lector que leerá esos textos traducidos.

Hasta al mejor programa de traducción automática que encuentres ahora mismo en el mercado le falta algo esencial para poder traducir.

Le falta la inteligencia emocional que le permite a un traductor profesional asimilar un mensaje y comunicarlo a una comunidad de lectores que piensan, hablan, sienten y compran en un idioma diferente.

Diferentes especialidades de una agencia de traducción


Médicos de familia, estomatólogos, reumatólogos, psiquiatras… Del mismo modo que la ciencia de la medicina tiene sus propias especialidades, la disciplina de la traducción también tiene las suyas.

Es importante saber cuáles son estas disciplinas o especialidades y cuáles domina un traductor o una agencia de traducción para poder elegir al profesional más adecuado dependiendo del contenido que vas a enviar a traducir.

Algunos de los tipos de traducción más conocidos son los siguientes:

► Traducción general: para aquellos textos que van a ser leídos por lectores no especializados en un ámbito concreto.

Un ejemplo de traducción general sería la traducción de este artículo que estás leyendo ahora mismo, un texto redactado en un lenguaje coloquial y que puede ser comprendido por lectores con distintos niveles de conocimiento del mundo web.

► Traducción médica: comprende todos los informes médicos, pruebas, diagnósticos, artículos para revistas médicas y blogs especializados en ciencias de la salud.

Como bien sabes, los médicos hablan (y escriben) en un argot propio que sólo puede traducir correctamente un traductor especializado en ciencias de la salud.

► Traducción jurídica: en un mundo globalizado, competitivo y todavía en crisis, la traducción jurídica es más importante que nunca.

Una agencia de traducciones profesionales que cuente con traductores especializados en derecho será la encargada de traducir esos documentos que cualquier empresa o profesional genera en su actividad diaria:

  • Contratos laborales y de alquiler
  • Nóminas
  • Acuerdos empresariales
  • Solicitudes de licencia y de apertura
  • Documentación hipotecaria y crediticia

►  Traducción audiovisual: si eres aficionado a los videojuegos seguro que sabes lo mucho que influye la traducción en la experiencia del juego. Lo mismo ocurre con las películas – títulos y subtítulos – con los anuncios de televisión, etc.

La traducción audiovisual es una de las disciplinas con mayor demanda hoy en día.

Pero ojo: que un traductor esté especializado en la traducción audiovisual no significa que sea un traductor web

Lo veremos con más detalle en los siguientes apartados.

► Traducción de páginas web: llegamos al meollo del asunto, al tema que te ha atraído lo suficiente como para leer este artículo: la traducción web.

Traducir una página web es, quizá, la estrella del momento “por culpa” del boom imparable de las TIC, las redes sociales, el comercio electrónico y de la famosa nube.

En realidad hay varias, pero si tuviésemos que destacar una, sería la siguiente:

El traductor web traslada mensajes de una a otra lengua para que sean leídos por dos tipos de usuarios: las personas y las máquinas.

Es decir: el traductor web se ocupa de traducir tanto los textos visibles como los textos invisibles que conforman una página web.

Las 2 características principales de traducir una página web


No es sencillo resumir en pocas líneas las características principales de una traducción de páginas web, por eso nos vamos a quedar solamente con dos de ellas: el objetivo que debe buscar el traductor web y el texto concreto que formará parte del proyecto de la traducción.

1# El traductor web trabaja buscando un objetivo principal: vender.

Cuando una empresa o un profesional invierte en una página web – blog, tienda virtual, plataforma de teleformación, etc.- lo hace por un motivo: vender su imagen de marca, su identidad corporativa, su saber hacer, sus productos o sus servicios.

¿Qué hace un traductor web profesional? ⇒ Ayudar al propietario de esa página web a alcanzar sus objetivos de venta en mercados que hablan un idioma diferente

Gracias al buen trabajo de un traductor web, e-commerce, blog, etc., la empresa cliente multiplica por mil el número de personas a las que envía su mensaje de venta, es decir, llega a millones y millones de potenciales clientes que no comparten el idioma del vendedor y que desean comprar en páginas que sí entienden su propio idioma.

2# Un traductor web se ocupa de traducir tanto los contenidos visibles, como los contenidos invisibles de un entorno web

Ya sea un blog, una tienda virtual, una plataforma de teleformación o un simple escaparate virtual.

Aquí estamos hablando, nada más y nada menos, que de la muy famosa traducción SEO.

La llamada traducción SEO es el foco de la traducción web realizada por una agencia de traducción o un traductor web “de verdad”, y es por eso que le vamos a dedicar unas líneas.

¿Qué es la traducción SEO?


SEO es Search Engine Optimization ⇒ Optimización de Motores de Búsqueda, Posicionamiento en Buscadores

Seguro que has leído no uno, sino cien mil artículos sobre lo importante que es que tu página web esté optimizada de forma natural para que se posicione bien en los principales buscadores y tus potenciales clientes la localicen más o menos fácilmente.

Que el SEO es importante ya no lo pone en duda nadie, pero lo que algunas personas desconocen es que el SEO también se puede y se debe traducir.

¿En qué consiste la traducción SEO?

La traducción SEO consiste en traducir de forma lo más profesionalmente posible tanto los contenidos visibles como los contenidos invisibles de un entorno web.

Traducción SEO de contenidos visibles

Como bien sabes,  Google y compañía valoran cada día más la excelencia de los contenidos web. Su relevancia para el lector final, su nivel de complejidad y el valor añadido que aporten al usuario, etc.

¿Crees que esa regla de juego no se aplica a las traducciones de una página web?

La conversión al inglés, francés, árabe, latín, ruso o polaco de una página web en español debe tener como mínimo la misma calidad que los textos originales, una calidad que se demuestra en:

  • La longitud de los textos insertados
  • La originalidad  del tema elegido
  • La profundidad o nivel de complejidad con la que se trate el contenido
  • La adecuación del estilo a las características del lector
  • La riqueza del vocabulario
  • El rigor lingüístico, sintáctico y gramatical

La traducción SEO de contenidos visibles exige del traductor web:

  • Un conocimiento nativo de la lengua materna del destinatario final de los contenidos traducidos: vocabulario, expresiones idiomáticas, jerga, modismos,  localismos, etc.
  • Unos sólidos conocimientos gramaticales, sintácticos, ortográficos y de estilo del idioma destino de la traducción
  • Una larga trayectoria profesional que le haya preparado para manejar con soltura los diferentes tipos de estilo de redacción web: informativo, formativo, publicitario, persuasivo, de comunicación y venta

Traducción SEO de contenidos invisibles

La segunda gran tarea de una agencia de traducción o de un traductor web es ocuparse de traducir de forma original y rigurosa los distintos elementos que conforman las “tripas” de un entorno web.

De esas líneas de código que no leemos los humanos, pero que sí rastrean los motores de búsqueda que determinarán la suerte que correrá la web en la ancha y profunda red de redes.

Hay muchos y variados contenidos SEO en los que un traductor web o una agencia de traducción especializada tendría que enfocarse.

Entre esos contenidos encontramos, por ejemplo, los que siguen:

Palabras clave

Una de las partes más importantes del SEO es la elección de las keywords o palabras clave.

Es ahí, precisamente, donde sabrás realmente si tu agencia de traducción está o no especializada en la traducción SEO.

¿Crees que el público de todos los países tiene el mismo interés por las mismas palabras clave?

Traducir literalmente esas quince, veinte o treinta keywords de tu web ¿es una traducción SEO de calidad? La respuesta es: no.

Un buen traductor web especializado en SEO sabrá traducir de forma original y creativa las importantes palabras clave.

Pero ojo: también sabrá cuándo no debe traducir una palabra clave, elegir otra expresión o, simplemente, olvidarse de esa palabra y traducir la siguiente.

Lo veremos más claro con un ejemplo que se está muy presente en las páginas web que han sido traducidas por una agencia de traducción no especializada en SEO: la traducción de palabras clave de platos y menús regionales.

¿Cómo traducirías “callos a la madrileña”? ¿Y “patatas con mojo” o “pisto manchego”? Sólo el tema de las traducciones en hostelería y restauración nos daría perfectamente para otros dos o tres artículos más.

► Textos ALT

Los consumidores de contenidos digitales de hoy en día no entenderíamos esas páginas web de hace quince o veinte años que pretendían vender productos y servicios a base de colocar texto sobre texto.

Las páginas web actuales y que piensan en el futuro, utilizan mil y una fotografías, vídeos, infografías y animaciones para que su ocupado lector digiera mejor el importante mensaje de venta.

¿Hace falta traducir esas imágenes?  Los pixels que las forman por supuesto que no, pero sí hay que traducir sus etiquetas ALT: el título de las imágenes y su descripción.

3 Consejos para contratar agencia de traducción o traductor web


Casi hemos llegado al final, aunque ahora iremos al grano:

¿En quién podemos confiar para la traducción de nuestra web?

Te daré tres consejos:

1º ⇒ Elige una agencia especializada en el idioma o idiomas en el que vas a encargar la traducción de tu web

Del mismo modo que una tienda de moda se puede especializar, por ejemplo, en ropa deportiva, una agencia de traducción se especializa en un determinado número de idiomas.

No creas que porque un traductor web conozca perfectamente el inglés será capaz de hacer un buen trabajo en una traducción web al chino, al árabe o al japonés.

2º ⇒ Asegúrate de que la agencia o el traductor web cuenten con una amplia cartera de clientes satisfechos con su trabajo de traducción SEO

Puedes verificar su nivel de calidad de varias formas: visitando su página web, leyendo los comentarios de sus clientes en las redes sociales, etc.

3º ⇒ Y por favor: no hagas traducir tu página web a ese primo, amigo, colega, becario o similar que ha pasado un verano en Inglaterra y domina “excelentemente” todo lo que incluye el mundo de Internet.

Recuerda lo que decíamos un poquito más arriba:

Tu página web es un instrumento de venta de imagen, de producto o de servicio. No te juegues la reputación de tu empresa derrochando unos euros en una mala traducción web.

¡Descarga mi eBook gratuito sobre Palabras Clave!


No me gustaría terminar este artículo sin darte dos tips o consejos que te ayudarán a ahorrar un poquito en tus próximos encargos de traducción de páginas web.

Quizá estemos tirando piedras contra nuestro propio tejado, pero ¿qué quieres que te diga? Todos tenemos que apoyarnos para seguir vivos y activos en este complejo escenario económico que nos ha tocado vivir, así que toma nota:

1# Lee, relee y vuelve a releer los contenidos de tu web antes de mandarlos a traducir e intenta diferenciar el grano de la paja

¿Crees que hace falta traducir todas y cada una de las  palabras? Las páginas web cada día son más generales, y muchas veces los contenidos están especialmente redactados para un público local en concreto.

Seleccionar sólo los textos que tendrán sentido para ese futuro lector inglés, francés o italiano te servirá para reducir un poco ese coste de traducción que, en gran medida, se basa en el cálculo del número de palabras a traducir.

2# No envíes el encargo a la agencia traducción hasta que no tengas la versión final de los textos

A veces las prisas por hacer llegar al traductor web ese texto que nuestro programador nos está reclamando para terminar el blog o la tienda virtual hacen que enviemos a traducir simples borradores o textos sin pulir.

¿Qué pasa cuando los revisamos con más calma? Que detectamos erratas, ausencias, defectos o incongruencias en el idioma original que se trasladarán al idioma traducido.

Eso, lógicamente, duplica o triplica el coste final que nos cobrará  la agencia de traducción o el traductor web profesional.

Bueno. Hasta aquí llegamos con nuestro aporte para que la elección de la agencia de traducción sea lo más satisfactoria posible, y esperamos que te sea útil al momento de sopesar opciones  en base a tus propias necesidades.

Foto (Traductora): Shutterstock

¿Y tú ahora encargarás la traducción a una agencia o un profesional o confiarás en programas de traducción automáticos?

¡Hasta la próxima!

Marta Barrero

Redactora de Okodia-Grupo traductor. Me apasiona la tecnología, bailar y todo lo que tenga que ver con los idiomas. Sé que es una combinación rara, pero si lo piensas bien, puedes hacer las tres cosas a la vez. Si no fuera multitarea, no sería yo



También te puede interesar...

¿Cómo crear tu agencia de Marketing Digital con éxito? Consejos para emprendedores Si te apasiona el mundo Online y ya tienes experiencia como freelance o trabajando para otros, seguro que más de una vez te has planteado dar el s...
¿Qué es un algoritmo de búsqueda en Internet y cómo funciona? ¿Aún no sabes qué es un algoritmo de búsqueda en Internet y por qué es fundamental que entiendas cómo funcionan algunos de ellos?Esta pregunta...
¿Qué es la Inteligencia Artificial y cómo implementarla en tu estrategia digital? Si eres de los que está permanentemente al tanto de las últimas tendencias del mundo Online, es muy posible que estés escuchando mucho acerca de l...

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD DEL BLOG DE JOSÉ FACCHIN

José Facchin, como responsable de tratamiento, solicita tu consentimiento para moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligaci´n legal. En todo caso, los datos que nos facilitas estén ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo "Privacy Shield". Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, escribiendo a info@josefacchin.com, como se explica en la política de privacidad completa. Si no facilitas los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan

2 Comentarios

  • David

    Enviado el 01 de noviembre de 2017 a las 11:29h Responder

    Justo lo que se explica aquí (bueno, aquí mejor explicado ) se lo decís a un cliente que me ha pedido multi lenguaje en su web “y que se lo traduzca con Google” .
    Al final parece que entra en razón y va a contratar un servicio de traducción profesional, y es que si no inviertes en tu propio negocio, como esperas que el potencial cliente confíe en tus servicios?

    • El Blog de Jose Facchin

      Enviado el 01 de noviembre de 2017 a las 16:56h Responder

      Eso es David, si tu trabajo es profesional no tiene sentido que una parte del mismo no sea igual.

Pin It on Pinterest

Share This