Escribe una página “sobre mí” o “quién soy” que sea un imán para nuevos Clientes

Escribe una página sobre mi que sea un imán para tus clientes

Cuando quieres ser un bloguero, una de las primeras páginas que te debes crear dentro de tu blog es la denominada: “sobre mí”, “quién soy” o “acerca de mí”.

Esta es una página indispensable, que siempre debe estar en cualquier web, pero que sin embargo nos cuesta mucho escribir.

Es frecuente que no sepamos escribir correctamente estas páginas, no teniendo muy claro que incluir o simplemente no dándole la importancia que ellas realmente se merecen.

A veces podemos pasar por alto que esta sección “sobre mí” o “quién soy”, suele ser una página con un muy buen número de visitas dentro de cualquier sitio web o blog, sobre todo cuando hablamos de nuevos visitantes.

Por lo que, si no la optimizamos y enfocamos adecuadamente, estaremos perdiendo una oportunidad estupenda de obtener nuevos lectores y, porque no decirlo, potenciales clientes.

¿Sabes cómo escribir tu página “sobre mí” o quién soy?

Como te decía al principio, no es fácil, pero ayuda bastante tener claro cómo poner el foco en aquello que quieres transmitir y obtener con esa página “acerca de mí”.

Para obtener ideas y conocer mejor las posibilidades de una buena página “sobre mí”, cuento en este 85º post de invitado con Javi Vicente, copywriter y desarrollador web.

Espero que tomes buena nota de todo lo que nos cuenta él y lo puedas poner en práctica en tu web.


Cómo escribir una página "sobre mí" que consiga clientes

¿Cómo escribir una página “sobre mí” que consiga clientes?

Quisiera comenzar este texto con un dato que te sorprenderá: mi propia página “sobre mí” es una de las más visitadas de la web.

¿No me crees? Echa un vistazo en Google y compruébalo por ti mismo. Casi seguro, está entre las 10 páginas más visitadas. Mientras tanto, yo te espero aquí.

¿Ya estás de vuelta? Bien, porque a continuación quiero contarte muchas más cosas sobre la importancia que tiene y el por qué.

Tu “sobre mí” o “quién soy” quizás no sea la página que te haga sentir más orgulloso. Seguramente la escribiste deprisa y corriendo, solo para salir del paso, sin saber muy bien qué contar ni qué decir. Y lo entiendo, ya que es incómodo hablar de uno mismo.

Cuesta mucho saber con certeza si estás siendo demasiado presumido, demasiado generoso o demasiado íntimo.

Inevitablemente, surgen algunas preguntas, como:

  • ¿Qué poner?
  • ¿Qué contar?
  • ¿Qué hacer ahora que sé que mi quién soy no es una de las páginas más visitadas y la de otros sí?

Hoy quiero compartir contigo mi secreto. Este es, nada más y nada menos, que tratar a tu página Sobre mí como una carta de presentación.

No hace falta que esta carta sea exhaustiva, ni que diga nada que te haga sentir incómodo.

Sólo tienes que encontrar un equilibrio entre ser personal, profesional y (¿por qué no?) divertido.

Parece fácil, ¿verdad?

Lo cierto es que sí lo es, y en este artículo quiero mostrarte qué elementos debe incluir una página “Sobre mí” para que conecte con tu audiencia y te ayude a transformar lectores pasivos en clientes.

Entre dichos elementos incluiré las pautas que aplico a mis propios proyectos y clientes. Estos te serán de mucha utilidad bien seas un freelance que ofrece sus servicios, una pyme, una e-commerce o una start-up.

Por eso, lee con atención y no te pierdas ningún detalle. Este artículo está plagado de varios ejemplos extraídos de sectores muy variados.

¡Dispara tus visitas!

Veamos entonces, paso por paso, cuáles son mis sugerencias para ti.

1. Elabora un guión inicial


Es muy tentador (y hasta una sana práctica) empezar a mirar ejemplos de webs de empresas o personas para inspirarnos. Pero dejemos eso para más tarde y empecemos por el principio.

Antes de que te pongas a buscar, te recomiendo algo elemental: que te encuentres a ti mismo.

En serio.

Quizás te suene algo místico, pero el ejercicio que te voy a proponer es muy efectivo para saber qué escribir sobre ti o tu empresa.

No te llevará más de 10 minutos y te servirá de guión para tu “acerca de ti”, e incluso para tu página de inicio.

Coge tu portátil, busca un rincón tranquilo y abre un documento en blanco con tu editor de textos preferido. Tómate 2 minutos para responder estas 6 preguntas:

Pregunta 1 ⇒ ¿Dónde te ves dentro de 1-3 años?

¿Cuál es tu visión?

¿En qué te quieres convertir?

¿Qué estarás haciendo dentro de 1.000 días?

Esta pregunta sirve para trazar tu estrategia de marca a medio y largo plazo. Conociendo tu meta, podrás diseñar un (posible) camino que te lleve a ella.

Pregunta 2 ⇒ ¿Cómo encaja tu trabajo en el mundo en el que quieres vivir?

Piensa en lo siguiente: ¿a quién quieres hacerle la vida más fácil?

Luego, una vez hayas delimitado este público, hazte una pregunta adicional: estas personas ¿necesitan tu producto o servicio tal cual lo estás ofreciendo o necesitas previamente darle una vuelta de tuerca?

Dicho de otra manera: ¿Qué problema, necesidad o deseo resolverás o cubrirás con tu producto o servicio a tu cliente ideal?

Pregunta 3 ⇒ ¿Qué tipo de proyectos te interesan?

Aunque te guste lo que haces, es probable que haya determinados encargos o proyectos que no te llenen. A veces, lo primero que hay que hacer es un listado de las tareas que quieres dejar de hacer.

Recuerda que, ante la competencia abrumadora actual, la hiperespecialización en un nicho muy concreto puede ser la mejor forma de que te vean como experto (si no lo eres ya).

¿Cuáles son esos puestos, tareas y funciones en los que eres sobresaliente?

¿En qué te quieres centrar porque te encanta?

¿Cuáles de esos proyectos cubren una necesidad real del mercado?

Pregunta 4 ⇒ ¿Con qué tipo de personas quieres trabajar?

En este apartado quiero incluir no sólo los datos geográficos y demográficos (por ejemplo,  mujeres de España entre los 30-45). Me refiero a identificar a tus buyer personas.

Dicho de otra forma: ¿quiénes son tus clientes ideales?

Escribe sin filtros qué gustos e inquietudes te unen a tu potencial cliente, y qué valores y principios comparten contigo o con tu marca.

Pregunta 5 ⇒ ¿Qué quieres que haga la gente después de visitar tu web?

Muchas cosas pueden pasar una vez la gente visite tu web, y mucho depende de la dirección en la que los guíes. Puede ser que te interese que te contraten, que se suscriban a tu lista de correo o que se lean tu mejor post.

Sea lo que sea, anótalo en tu lista.

Pregunta 6 ⇒ Si alguien le estuviera hablando a un potencial cliente sobre ti, ¿qué te gustaría que dijera?

Piensa en las sensaciones que quieres despertar con tu marca. Define y adopta 3 valores para tu marca y escribe tres adjetivos que la definan.

Una vez contestadas todas estas preguntas, guárdalas y tenlas muy en cuenta, ya que te guiarán más adelante en tu proceso de escritura.

2. Recopila ideas


Ahora que tienes un guión inicial con lo que quieres para tu negocio, es el momento de elaborar una lista con la información que tu cliente ideal espera encontrar en tu página de sobre mí.

Aún estás en pleno proceso de exploración, así que no te agobies por encontrar las palabras perfectas. Sigue anotando en tu documento.

Para recopilar ideas, te recomiendo que sigas los siguientes pasos:

► Paso 1. Comienza por lo básico

Las páginas “sobre mí” o “quién soy” no tienen que ser innovadoras ni excesivamente largas.

Una biografía sencilla con hechos concretos puede hacer maravillas.

Cuenta quién eres, de dónde vienes (si es importante para ti o tu audiencia), dónde vives y qué haces.

Si tienes una foto o video de ti que valga la pena compartir, inclúyelo en tus notas.

► Paso 2. Comparte tu historia

Cuenta tu periplo profesional. No se trata de que cuentes todo lo que has hecho en tu carrera desde los inicios, esto no es un currículum.

Explica cómo has llegado a donde estás hoy y hazla interesante. Tu historia no tiene que ser, necesariamente, una lista cronológica.

Permite que la gente entienda por qué sabes lo que sabes. Haz un resumen de tus mejores logros y recopila enlaces a publicaciones, charlas, entrevistas, eventos o testimonios de clientes recientes.

Si eres un freelance, también puedes incluir una lista breve de los servicios que ofreces.

» También te puede interesar: ¿Cómo hacer dinero en internet? Ideas de negocio para emprender ya mismo

► Paso 3. Muestra tu pasión

No temas mostrarte cercano, especialmente en tu “acerca de mí”. Después de todo, si alguien visita tu página “sobre mí”, es porque tiene interés en ti como persona.

Describe de dónde surgió tu idea, quién o qué te inspiró o animó a desarrollarla, qué te apasiona y de lo que te sientes más orgulloso.

Tómate tu tiempo para pensar en qué se diferencia tu proceso o perspectiva del resto de tu sector.

► Paso 4. Enlaza

No te olvides de que la finalidad de lo que estás escribiendo es resaltar tu presencia en internet. Por eso, anota qué enlaces quieres añadir en tu página sobre mí.

Puedes poner un enlace a tu tienda online, al post que más lectores atrae, a tu newsletter o lead magnet que mejor convierte, o bien incluir un formulario para que tu lector te pueda contactar directamente.

► Paso 5. Di lo que quieres de la gente

¿Qué es lo que quieres que haga la gente tras leer tu página sobre mí?

Dilo explícitamente.

¿Buscas que te contacten para más eventos? ¿Quieres autores invitados para tu blog?

Pero, sobre todo, si te estás enfocando en un tipo de servicio concreto, haz que sea fácil contactarte. Y si tienes tu agenda llena, incluye una nota sobre tu disponibilidad y tiempo de respuesta.

Ahora que tienes todas tus notas, es el momento de transformarlas en tu primer borrador.

3. Escribe una biografía breve


Empieza con una pequeña sección de tu Sobre mí.

Este ejercicio de Nicole Fenton, co-autora del libro Nicely Said, te ayudará.

No te olvides de revisar tus notas para rellenar los huecos de esta plantilla:

Soy un/una {PUESTO/TRABAJO}.

Ayudo a {TUS CLIENTES IDEALES} a {hacer/conseguir/} {PRINCIPAL EFECTO POSITIVO DE TU PRODUCTO/SERVICIO}.

Cuando no estoy {PRINCIPAL TAREA EN LA QUE DESTACAS}, me dedico a {PASATIEMPO O HOBBY RELACIONADO CON TU PUESTO}.

¿Quieres que trabajemos juntos? Me encantaría escucharte.

Aquí tienes un ejemplo de mi propia sección:

Me llamo Javi Vicente, soy copywriter y desarrollador web.

Ayudo a marcas a seducir a sus audiencias con los textos de sus webs.

Cuando no estoy escribiendo códigos o palabras, me dedico a devorar libros sobre persuasión, storytelling y experiencia de usuario.

¿Quieres que trabajemos juntos? Me encantaría escucharte.

Esta bio breve es perfecta para tus redes sociales (Twitter, Google+, Instagram, etc.).

También es una fórmula muy apropiada para redactar tu extracto de linkedIn, una de las secciones que más nos cuesta escribir a la hora de potenciar nuestra marca profesional.

Otra plantilla de biografía breve que funciona muy bien es la que propone el copywriter y monologuista Kevin Rogers:

Hola, me llamo ____________.

Soy un/a {EDAD/TRABAJO/TRABAJO ANTERIOR} de {LUGAR}.

Durante años he tenido problemas para {OBSTÁCULO QUE NO PODÍAS SUPERAR}.

Entonces descubrí {DETALLES DE TU DESCUBRIMIENTO}.

Ahora {RESULTADO DE TU DESCUBRIMIENTO} y…

{EFECTO POSITIVO DE TU DESCUBRIMIENTO EN TU VIDA, EN LA VIDA DE TUS CLIENTES, TUS SERES QUERIDOS, ETC.}

Así se ve la biografía breve de Kevin Rogers usando su propia fórmula:

Soy Kevin Rogers. Durante años he sido un monologuista al borde de la bancarrota, hasta que descubrí cómo una sencilla fórmula para hacer chistes puede utilizarse como un gancho de ventas irresistible que comencé a enseñar a vendedores para impulsar sus ventas y hacer crecer sus negocios. Ahora soy uno de los consultores de ventas on-line más demandados y gano más en un mes de lo que antes ganaba en un año.

Si quisieras aprender cómo ser un consultor, seguramente esta bio te llamaría la atención. También lo haría si quisieras saber cuál es la fórmula de la que habla, ¿verdad?

Es tan efectiva que… Conmigo funcionó.

Después de leer su “sobre mí” fui directo al enlace del libro donde explicaba en qué consistía su fórmula.

Me transformó de lector a lead desde la página acerca de mí.

Existen, por supuesto, muchas fórmulas más, como por ejemplo la fórmula SENTIR. SABER. HACER, o las que recoge Tere Rodríguez en este post sobre fórmulas de copywriting.

Cualquiera de ellas puede ayudarte a redactar una bio que conecte con tu lector.

Eso sí: uses la fórmula que uses, hazla tuya.

Juega con la estructura y reescribe el texto hasta que suene a ti.

Cuando estés contento con el resultado, usa tu breve bio como titular o primer párrafo de tu página “sobre mí” o “quién soy”.

4. Dale forma a tu primer borrador


Revisa los elementos de tus notas y decide qué puedes dejar fuera y qué no. Céntrate en responder las preguntas que esperas que tengan tus clientes ideales.

Si estás atascado, echa un ojo a cómo lo hacen otras personas y empresas en tu campo. Observa cómo presentan su trabajo, experiencia e historia, pero no les copies.

Presta atención al lenguaje que usan:

  • ¿Escriben en primera persona?
  • ¿Cómo se describen a ellos mismos?
  • ¿Utilizan un lenguaje formal, palabras coloquiales o una combinación de ambos?
  • ¿Cómo te hacen sentir las palabras que han escogido?

Intenta aprender de sus elecciones y de la forma en que se dirigen a sus lectores.

Como podrás comprobar, no hay una fórmula única para redactar tu página “sobre mí” o “quién soy”.

De hecho, puedes hacerla como quieras. Larga, corta, tremendamente detallada… La decisión es tuya y de tu audiencia.

Porque no olvides que:

Tu página sobre mí va sobre ellos: tus clientes.

Así, por ejemplo, Anina Anyway, filósofa y copywriter, relata en 13 puntos su historia personal. Y esto no sólo por las preguntas que le hacen habitualmente sus seguidores, sino también porque es una forma muy personal de conectar con los lectores que comparten sus valores y principios.

Ahora bien: los copywriters Javi Pastor y Maïder Tomasena se centran en contar primero por qué su trabajo es relevante y necesario para el lector y cómo lo abordan. No es hasta casi el final de sus páginas donde empiezan a hablar realmente de ellos mismos.

La diseñadora web Laura López, especializada en ofrecer asesoramiento a otros freelancers, relata su propia historia porque ella misma es su propia buyer persona.

Conoce las frustraciones de los freelances que trabajan muchas horas, que cobran poco por sus trabajos y que aceptan clientes y trabajos mediocres. Por eso conecta con su audiencia relatando los errores que cometió en el pasado como freelance y cómo los solventó.

Editar el primer borrador puede resultar complicado, especialmente si empiezas a mirar decenas de páginas “acerca de mí” y no consigues ver qué ingredientes funcionan y cuáles no.

Pero no te desesperes. En el siguiente apartado te voy a explicar la estrategia que emplea una de las expertas más valoradas en el mundo del marketing en la actualidad.

Toma nota.

5. Aplica una estrategia de Historia


Según Bernadette Jiwa, experta en marketing y narración de marca (brand storytelling), autora del best-seller Meaningful: The story of ideas that fly:

Tu historia no tiene que limitarse a contar cosas sobre ti. Tiene que transformar cómo se siente quien la escucha.

En su trabajo, Jiwa ha destilado la fórmula de los negocios que despegan, una muy parecida a la de Kevin Rogers. Y no toma como punto de partida tener la mejor idea o el mejor presupuesto para llevarla a cabo, sino la historia de alguien que quiere hacer algo pero que no puede.

Para ayudar a sus clientes a desarrollar su historia, Jiwa propone lo que llama la Estrategia de Historia. Se compone de 4 elementos que se resumen en este diagrama:

Estructura para conectar con tu cliente

Vamos a usar esta estrategia como plantilla para ordenar toda las notas que has tomado en los pasos anteriores.

► Paso 1: La historia

Crea una historia centrada en tu cliente o en tu propia persona si te dedicas a ofrecer algo que tú mismo hubieses comprado de haber existido tu producto o servicio en el pasado.

Entiende su punto de vista, sumérgete en su vida y hábitos.

Cuanto mejor lo entiendas, más fácil te será satisfacer sus deseos y cubrir sus necesidades.

Piensa en cómo Laura López entiende a sus clientes freelance a la hora de ofrecer sus servicios de consultoría.

► Paso 2: Visión

Para poder ayudar a tu lector con tu producto o servicio, tienes que darle una visión más profunda. Tienes que conectar con él mostrándole qué le falta.

Intenta contar tu momento de epifanía, de describir la idea, servicio o producto que desarrollaste y que te permitió alcanzar (a ti o a tus anteriores clientes) algo que antes no se podía conseguir.

► Paso 3: Producto

Primero has desarrollado la historia de tu cliente ideal. Luego has diagnosticado el problema que tiene.

Una vez has creado la necesidad de resolver ese problema, el punto siguiente es presentar la solución: tu producto o servicio.

Céntrate en el valor que creas. Habla de los beneficios o resultados que aporta tu solución (ya sea a ti mismo o a tus clientes).

¿Cómo les hizo sentir tu producto? ¿De qué resultados gozaron?

► Paso 4: Experiencia

El siguiente paso es centrarse en la experiencia del usuario, es decir, en lo que experimenta el usuario después de haber usado tu producto o servicio.

Por ejemplo, Apple transmite que la experiencia de usar cualquiera de sus producto es simple, sencilla y sofisticada.

Para GoPro, la experiencia habla sobre vivir la aventura de tu vida.

Para Kickstarter, la experiencia es la de tener la oportunidad de innovar sin pasar por los problemas habituales de buscar financiación.

Una vez resuelvas el problema de tu cliente y le otorgues una experiencia única, cambiarás su historia.

Por eso, cuando hables de la experiencia de usar tu producto o servicio, lo mejor que puedes hacer es utilizar esos enlaces que recopilaste de testimonios o entrevistas tuyas en los medios y que la experiencia la cuenten tus propios clientes satisfechos.

Como dice Javi Pastor en su artículo sobre los 5 culpables de que tu Sobre mí o acerca de sea un desastre:

¿Eres el mejor? No me lo digas tú.

► Paso 5: No te olvides de incluir una acción

Este paso ya no entra en la estrategia de historia de Jiwa, pero es clave si quieres convertir lectores en clientes desde tu página “sobre mí”.

Si has seguido el guión, tendrás una historia sólida que incluirá los problemas de tu audiencia, cómo los resuelve tu marca y qué experimentan quienes ya han probado tu solución.

Ahora que están comiendo en tu mano, no los dejes marchar sin más. Es el momento ideal de invitarles a que realicen una acción.

¿Qué quieres que hagan al llegar al final?

Dependiendo de tu objetivo, puedes colocar una caja de suscripción, ofrecer un lead magnet, invitarles a visitar tu post más valioso, a probar tu servicio gratis durante 15 días, a comprar tu producto estrella o a conectar contigo en las redes sociales.

Te dejo seis ejemplos de empresas con páginas sobre mí que siguen esta Estrategia de Historia:

1# Aspiradoras Dyson

La frustración de usar aspiradores que no funcionaban bien llevó al ingeniero James Dyson a inventar una tecnología que sí funciona. Observa también cómo la página muestra los valores de la empresa dedicando una sección a la Fundación James Dyson.

2# GoPro

Utiliza una breve introducción en texto:

Hacemos las cámaras más versátiles del mundo. Te ayudamos a compartir tu vida a través de increíbles fotos y vídeos

A su vez, la historia de la compañía está narrada de la mejor forma posible para una empresa que fabrica cámaras: en vídeo.

3# Mr Wonderful

Saben que muchos de los que miran su “sobre mí” quieren trabajar o colaborar con ellos. Por eso cuentan su historia con su estilo de buen rollo y recorren sus hitos hasta acabar con el correo al que les puedes enviar tu currículum.

4# Kickstarter

La plataforma de Crowdfunding describe brevemente su misión y dedica el resto de su página “sobre nosotros” a testimonios de proyectos financiados con éxito.

5# AirBnb

Hace uso de un “sobre nosotros” corto y sencillo, quizás porque se trata del referente mundial de alquiler de casas vacacionales y con eso sea más que suficiente.

Su “about” incluye nada más que dos párrafos y 4 datos estadísticos.

6# Percentil

Vende ropa casi nueva para bebés. Sus creadores cuentan cómo aunaron su experiencia en e-commerce con su frustración como padres de gemelas que crecían muy rápido.

Con un lenguaje sencillo y directo, explican cómo surge la web y eliminan las objeciones que puedas tener ante la idea de comprar ropa usada para tu bebé:

Cada prenda que recibimos pasa por un exigente proceso de aceptación (¡como si fuera para nuestros propios hijos!) y rechazamos todas aquellas que no cumplan nuestros niveles de exigencia. Así aseguramos que cualquier prenda que elijas esté como nueva.

6. Edita sin piedad


A Ernest Hemingway se le atribuye esta cita:

Escribe borracho, edita sobrio.

Si bien no está claro si realmente lo dijo o no, deberíamos aplicar esta frase a nuestra página acerca de mí.

Y aquí llega el momento de revisar tu borrador y editarlo. Para ello, te recomiendo respetar estos 4 principios:

1# Haz que suene como si fueras tú

Escribe con palabras sencillas, esas con las que le hablarías a un amigo o vecino. Evita a toda costa la jerga profesional, a no ser que tus clientes estén buscando explícitamente palabras clave concretas como mindfulness coaching o brand storytelling.

2# Sé honesto

Este es el lugar perfecto para mostrar tus verdaderos valores.

No digas “sobre nosotros” si en realidad eres un emprendedor en solitario. Es tentador querer parecer más grandes de lo que somos, pero no tiene nada de malo contar que detrás del proyecto estáis solo una o dos personas.

Di la verdad, y si hay una verdad difícil de expresar, piensa en cómo la explicarías en persona.

La honestidad es el valor que más confianza puede inspirar. Es mejor ir con la verdad por delante a tener que revelar esos detalles en la primera reunión con tu cliente.

3# Que tu bio sea buena, bonita y… cortita

Comprueba los puntos principales: ¿has colocado la información más importante arriba de todo?

No te compliques con frases difíciles: intenta limitar cada frase a una única idea con un máximo de 20 palabras.

4# Léela en voz alta

Editar consiste en escuchar, así que escucha a tu escritura. Léela en voz alta en un lugar silencioso. Notarás las palabras repetitivas, las imprecisas y las que no encajan.

Pregúntate lo siguiente:

  • ¿Queda todo claro?
  • ¿Suena como si hablara yo mismo?
  • ¿Es cierta cada palabra?
  • ¿Puedo quitar adjetivos y adverbios?

7. Ponle cara a tu “quién soy”


Hasta ahora he hablado sólo de contenido de texto, pero tu página sobre mí o quién soy tiene que tener imágenes, y no me refiero a una imagen de stock genérica.

Una mala imagen de stock es la mejor forma de dinamitar la confianza que has generado con tus textos.

Usa sólo fotos tuyas o de tu equipo, ya sea en un fondo neutro, un paisaje o en tu entorno de trabajo, pero que te muestren tal y como eres.

Poner una foto tuya, por otro lado, crea una sensación de cercanía y ayuda a transmitir credibilidad y a definir tu marca.

También puedes incluir un vídeo de presentación y hacer que la experiencia de conocerte sea todavía más real (recuerda cómo lo hacen los chicos de GoPro).

8. Sigue iterando


Uno de los errores más grandes que se puede cometer es intentar tener una versión perfecta de nuestro texto al primer intento.

Recuerda que estás escribiendo una página web, no un libro. Puedes cambiar de idea, añadir elementos, eliminarlos y pulir tu texto tanto como quieras.

No te preocupes si tu página “acerca de mí” es muy corta, demasiado detallada o si le falta información.  Sigue adelante y publícala.

Y una recomendación:

Pídele a tus amigos que la lean y te den su opinión.

Haz los cambios pertinentes y mide qué tal te funciona. Observa si tus lectores te escriben con nuevas preguntas sobre ti o tu producto y si aumenta el tiempo que pasan en tu página “sobre mí”.

Después de unas semanas, vuelve a leerla. ¿Refleja el cómo te sientes ahora? Si tus objetivos han cambiado o tienes una visión más clara de cómo es tu cliente ideal, haz los ajustes necesarios.

Sigue revisitando tu sobre mí o quién soy a medida que sepas más sobre ti, sobre el trabajo que te importa y sobre las personas con las que quieres trabajar.

¡Descárgate mi eBook gratuito sobre cómo poner en marcha estrategias de contenidos!

Ahora es tu turno

Según afirma la copywriter Maïder Tomasena:

Si tu sobre mí o quién soy es interesante, tentador y está enfocado a tu cliente tendrás 70% más de posibilidades para convertirlo en cliente.

Acabo de mostrarte mi guía de cómo elaborar una página sobre mí que conecte con tu audiencia y transforme a lectores pasivos en personas enamoradas de tu producto o servicio.

Ahora es tu turno de coger lápiz y papel y comenzar a poner estos consejos en práctica.

Fotos (presentación) Freepik y (tarjeta) Shutterstock

¿A qué esperas para mejorar tu marca haciendo uso de estos tips sobre cómo escribir una página “sobre mí” o “acerca de mí”?

Soy copywriter y desarrollador web.
Ayudo a marcas a seducir a sus audiencias con los textos de sus webs.
La redacción de textos persuasivos es una herramienta muy poderosa para atraer, conectar y emocionar a tus clientes.
Escribo textos que transforman visitantes pasivos en clientes enamorados. Y enseño todo lo que sé en Copy con SEO. ¡Aprende a fascinar a tus clientes con el poder de las palabras!
Hay 18 comentarios
  • Psicopompo
    Responder

    Tu artículo es tan completo que agobia (en un buen sentido). Demasiados puntos a tener en cuenta. Yo tiendo a ser bastante explícito, pero no busco clientes de ningún tipo.

  • Maite Uralde
    Responder

    Está súper genial este post Javi. Me viene como anillo al dedo para terminar de pulir mi página de acerca de en mi web.

  • Nubeser
    Responder

    ¡Un gran artículo! Los pasos me parecen muy útiles y coherentes a la hora de mostrar quién es una persona o una empresa. Es mucho más cercano para los usuarios y puedes empezar a generar vínculos desde el principio.
    ¡un saludo!

    • El Blog de Jose Facchin
      Responder

      Muchas gracias, así es, creemos que esos vínculos son muy importantes.

    • Javi Vicente
      Responder

      De eso se trata. De contarle al lector qué tienes (como marca, empresa o persona) para él.

      No olvides que si ha ido a parar a tu sobre mí es porque quiere saber qué tienes para él.

      Tu sobre mí es, sobre todo, sobre él: el lector.

      ¡Gracias por tu comentario!

  • Ignacio Santiago
    Responder

    Buen post! Creo que es uno de los mejores posts sobre esta temática que he visto jamás. Enhorabuena.

    • Javi Vicente
      Responder

      ¡Muchas gracias por tus palabras!

      Solemos prestar más atención a la página de inicio o a cómo crear buenos posts y, en general, se nos olvida que la página donde contamos nuestra historia es también importante y una excelente oportunidad para conectar con el lector.

  • Lauralofer
    Responder

    Qué gran artículo! Muchísimas gracias Javi por mencionarme entre tanto referente. Mi página sobre mi necesita una gran actualización, tomaré en cuenta todos estos consejos. Un abrazo

    • El Blog de Jose Facchin
      Responder

      La verdad que sí, que Javi nos ha dado muy buenos consejos. Un abrazo para ti también Laura.

    • Javi Vicente
      Responder

      Me alegro de que te haya gustado, Laura.

      Tu caso es muy ilustrativo: Si la Laura López de hace 5-6 años hubiera podido contratar a la Laura López del presente para que la orientara sobre su carrera, hubiera avanzado mucho más rápido.

      Por eso he considerado tu Sobre mí como un buen ejemplo.

      Porque tu historia es la de tu cliente ideal.
      Porque sabes muy bien por lo que pasamos al lanzarnos por nuestra cuenta a empezar a ofrecer nuestros servicios.

      Y, sí, la página sobre mí es una página viva que hay que revisitar cada 2-3 meses, a medida que vamos sabiendo mejor qué queremos (y qué no) y, más importante, qué quieren nuestros clientes de nosotros.

      ¡Un abrazo!

  • Responder

    El copywritting, aunado con el storytelling, es la mejor forma de expresarse en Internet.

    Este artículo demuestra, con teoría y ejemplos prácticos, como una buena expresión de lo que somos, y queremos llegar a ser, puede ser el gancho que convierta a los lectores de nuestro blog, en clientes de nuestros servicios online.

    Me encanta el ánimo que transmite el autor, a que seamos lo más auténticos y cercanos posible: me congratula que para “triunfar” en Internet, y en la vida real, se lleve a gala la autenticidad y la honestidad.

    • El Blog de Jose Facchin
      Responder

      Eso es Juan, la autenticidad y la honestidad nos hará diferenciarnos del resto, ¿y qué mejor para convertir en clientes a lectores? Saludos 😉

    • Javi Vicente
      Responder

      Muchas gracias por tus palabras, Juan.

      Lo has resumido muy bien. Si careces de honestidad (contigo mismo y especialmente con tus clientes) no vas a llegar muy lejos.

      Si haces trampas y engañas, en el mejor de los casos tendrás una penalización de Google. En el peor, tu mala reputación te precederá. Y eso es muy difícil de eliminar. Internet no olvida.

      De ahí la importancia de ir con la verdad por delante. De no tener miedo a decir que el negocio lo llevas tú solo o a dejar claro en tus textos a qué clientes sí puedes ayudar y a cuáles no.

      Me alegro de que compartas esta perspectiva.

      ¡Un abrazo!

  • Carmen Valverde
    Responder

    Mega post muy completo, ameno y super útil.
    En mi página antes de hablar de mí propiamente dicho, hablo de mis posibles clientes y de lo que van a encontrar en mi sitio web con mis servicios. Ante todo engancharlos desde el principio haciéndoles sentirse identificados.
    Gracias!

    • El Blog de Jose Facchin
      Responder

      Esa es la idea Carmen, engancharles desde el principio, y si te funciona adelante.

      Muchas gracias por compartir con nosotros tus impresiones.

    • Javi Vicente
      Responder

      Gracias Carmen. Acabas de darme un subidón al decir que te parece completo, ameno y útil.

      Eso era exactamente lo que quería que sintieran mis lectores 😀

      Y sí, esa es la esencia del post:

      Tu “Sobre mí” es sobretodo sobre ellos.

      Parece un trabalenguas, pero es la clave para estrechar lazos con la persona que quiere saber más de ti.

      En realidad lo que esperan es saber que tú conoces bien SUS anhelos y puntos de dolor y sabes cómo satisfacerlos o resolverlos con tu conocimiento/producto/servicio.

      ¡Un abrazo!

Déjanos tu comentario

¿Quieres formar parte de mi comunidad?

Send this to a friend