¿Qué es el Storytelling, en qué consiste y cómo utilizarlo en mi estrategia digital?

¿Qué es el Storytelling, en qué consiste y cómo usarlo en mi estrategia digital?

¿Sabes qué es el Storytelling y cómo aplicarlo en tu negocio? Desde siempre, las historias, los cuentos o las leyendas han formado una parte importante de nuestra sociedad. A través de ellas, buscamos comunicar de una forma más original ideas, sentimientos u opiniones (de cualquier tipo) para conectar mejor con otras personas.

Y es precisamente por esta razón por la que, en el ámbito de los negocios, surge el Storytelling, una forma más interesante y atractiva de hacer marketing. Y que, de realizarse bien, puede conseguir unos resultados más que sorprendentes.

Pero, si aún no sabes qué es ni en qué consiste este término exactamente, no te preocupes, porque en esta guía te voy a explicar de una forma sencilla todo lo que necesitas saber sobre esta técnica. Y, además, cómo puedes aplicarlo de forma creativa en tus diferentes estrategias de Marketing Digital.

¿Qué es el Storytelling y para qué sirve?


El término “Storytelling”, que en español se traduciría como “contar historias”, es una técnica de Marketing que consiste en conecte a las personas con el mensaje que quieres transmitir atreves de una historia. El objetivo es que ellos interioricen el mensaje gracias a un relato orientado a estimular sus sentidos y emociones.

De cierta forma, se puede decir que es más un arte que una técnica, y es ampliamente utilizado en publicidad, por su capacidad para influenciar al público, para conectar con ellos y que tengan una impresión más atractiva y fuerte de tu marca, impresión que generalmente es positiva.

Son pocas las técnicas o estrategias que logran llegar a los sentimientos del público como lo hace el Storytelling, la habilidad para hacer que las personas sientan fuertes emociones y que, a su vez, relacionen éstas con tu marca o empresa simplemente no puede subestimarse.

No es difícil ver el papel que juegan las emociones de las personas cuando se trata de realizar una compra.

Muchas veces nos dejamos guiar por nuestras emociones, incluso cuando se trata de escoger entre una marca y otra. Un ejemplo bastante claro es lo que sucede con PlayStation y Xbox o incluso con marcas como Pepsi-Cola y Coca-Cola…

¿Quién no ha escogido una de ellas basándose en sentimientos hacia dichas marcas? Esta elección ha venido marcada claramente por cómo nos han hecho sentir.

Bien lo decía Maya Angelou: «solemos recordar con mayor facilidad el cómo nos hicieron sentir, que lo que hayamos escuchado o hayan hecho«.

Por esta razón, cuando logramos conectar con nuestros clientes a un nivel más personal y emocional, más probabilidades tenemos de afianzar a dichos clientes, haciendo que confíen más y más en nuestra marca, y el Storytelling es precisamente una técnica que se enfoca para conseguir este objetivo.

Tipos de Storytelling (Según Annette Simmons)


De manera similar a lo que sucede con los relatos y las historias en general, se podría decir que existen diferentes tipos de esta técnica de ventas, todos dependiendo del qué quieras contar y cómo lo quieras contar.

Cada uno de estos tipos tiene una finalidad y una manera de llegar a tu target Online u Offline por lo que es importante que los conozcas; después de todo, no siempre es la historia, sino el cómo la contamos, lo que hace que la gente se emocione.

Annette Simmons, profesional del Storytelling y autora, ha descrito 6 tipos distintos de esta técnica basados en cómo un negocio quiere contar su historia:

1. Quién soy yo

Este tipo de relato en particular habla sobre lo que tu representas, quien eres tú, de dónde vienes y cuál es tu marca.

2. Para qué estoy aquí

Básicamente contar en una historia qué es lo que quieres hacer, cuáles son tus objetivos y que es lo que esperas lograr con ayuda de tu público objetivo.

3. Visionario

Similar a lo que hizo Martin Luther King con su famoso discurso “He tenido un sueño”, la historia visionaria busca mostrar al mundo cuál es tu visión del futuro, cómo quieres que este sea y que harás para lograrlo.

4. Educativo

Como su nombre lo indica, el objetivo de estas historias es el de educar, el de dar una idea de tal forma de que sea más fácil de captar y que las personas lo aprendan e interioricen con facilidad.

5. Valores en acción

Por qué en vez de enseñar precios o información técnica, no mostramos cuales son nuestros valores, más o menos esto es a lo que va este tipo de historias según Annette Simmons, mostrar los valores que tiene tu marca o empresa, cómo haces las cosas, y como respondes a las necesidades del público.

6. Sé lo que estás pensando

Básicamente buscas, con una historia, demostrar a los consumidores que sabes cuáles son sus preocupaciones y asegurarles que puedes responder a ellas en todo momento.

4 Tipos tradicionales de hacer Storytelling (Ejemplos)


Si bien estos son los 6 tipos especificados por Annette Simmons, no son los únicos, aunque sí que toda historia tiene un poco de cada uno de estos.

Ahora te mostraré un ejemplo de los 4 tipos de Storytelling o formas de contar una historia, que concentran los 6 puntos anteriores:

1) Historias de la marca

El ejemplo más común y uno de los tipos más sencillos de reconocer es precisamente aquel que cuenta la historia de nuestra marca.

Enmarca todos aquellos relatos cuyo principal objetivo es dar a conocer tu trayecto y lo que tu negocio representa para ti y para los tuyos.

Un ejemplo recordado por todos es precisamente la que cuenta “El hombre que caminó alrededor del mundo” de la famosa marca Johnnie Walker. En ella, se nos cuenta la historia del joven escocés John Walker, y de cómo este con su familia comenzó una de las empresas de whisky más grandes de toda la historia.

Un tanto larga, pero que vale la pena ver, una verdadera historia, y muy bien contada.

2) Historias ficticias

Si bien el tipo anterior habla sobre la marca, su historia, y sus valores, en el tipo ficticio se busca contar una historia que, si bien no está apegada a la realidad de la marca, sí que sabe dar nuestro mensaje.

Es una forma muy linda de hacer oír la palabra de tu marca, además de que es en extremo creativa y la gente realmente queda encantada, sobre todo si lo hacemos bien.

De éstos, hay muchos ejemplos, sin embargo, uno que me fascina, es precisamente “A love story” de la marca de comida rápida Chipotle.

Una belleza de ejemplo que nos muestra que, incluso sin decir una sola palabra, se pueden conseguir resultados espectaculares.

3) Historia de consumo

El siguiente tipo vendría siendo las historias de consumo, que básicamente son un estilo de Storytelling en el que buscamos principalmente mostrar el lado práctico de nuestra marca, pero con un giro creativo y único que deja de lado lo tedioso de “exponer” la utilidad de tu marca.

Además, son historias que también pueden dejar mensajes preciosos a quienes las escuchan.

Un ejemplo de consumo que me encanta es “Pato”, una historia traída de manos de IKEA, aunque también puede considerarse una historia ficticia.

Nos demuestra la practicidad de su marca cuando queremos empezar nuevos proyectos, o hacer cambios en nuestras vidas, y de una forma bastante buena.

4) Historias que reflejan valores

En el primer tipo, hablamos de una tipología que refleja la historia de una empresa, pero en este en particular, lo que queremos reflejar es los valores que nos representan como marca.

Nuevamente, lo hacemos a través de una historia, de un pequeño mensaje en el que dejamos claro los valores e ideas que apoyamos.

Son muchas las empresas que utilizan este tipo de Storytelling, sin embargo, me parece que una de las que más se ha logrado posicionar en el mundo es Coca-Cola.

¿Quién no ha visto una de las famosas publicidades de Coca-Cola? Son excelentes obras de marketing, que nos recuerdan que siempre podemos hacer las cosas diferentes y especiales.

Debo destacar que los cuatro tipos que te he mencionado anteriormente no son los únicos. Existen muchas formas de contar una historia, por lo que, según el libro o publicación que leas, van a existir siempre muchos tipos de Storytelling.

Dependerá siempre del encargado de dirigir la historiael  determinar cuál de ellos se acopla más con la visión que tiene de la marca y lo que quiere lograr con la historia.

Por ello, si conoces algún otro tipo, te invito a dejarlo en la caja de comentarios, al final del artículo 🙂

Características fundamentales del Storytelling


Existe un conjunto de características que engloba lo que este arte significa y que, por lo tanto, deben estar presentes en toda historia.

Las características principales son:

1. Deja la venta para otro momento

Busca, pero no busca vender. ¿Algo confuso?

Para nada, ya que lo que quiero decir es que esta técnica no debe centrarse en vender, si bien no está mal dar uno que otro indicio, no debe ser el foco principal, ya que tú vienes a contar una historia que conecte tu marca con tus consumidores, por lo que debes valorar más las emociones de tu público que el hecho de vender un producto.

2. Diferénciate del resto

En estos momentos es casi imposible encontrar algo completamente nuevo, se ha popularizado mucho el “seguro que ya alguien en algún momento lo ha dicho o hecho”, y verdaderamente razones no faltan para ello.

Sin embargo, ¿por eso hay que hacer lo mismo que todos los demás?

Trata de diferenciarte, darle un toque único, un toque personal: TU PROPIO TOQUE. Tu historia tiene que representarte a ti, y no lo conseguirá si sigues los pasos de otras empresas.

Jose Facchin - eBook Guia Imagen Corporativa

3. El consumidor forma parte de tu historia

Qué mejor forma de conectar con alguien que hacer que se sienta parte de tu historia, ¿no crees?

Esta es una de las mejores características de esta técnica, y es que de una forma u otra busca que tu público se convierta en un miembro de tu marca y no solo un cliente más.

Existen muchas formas de hacerlo, una de las más comunes es la de utilizar eventos cotidianos que pueden sucederle a cualquiera en tu historia.

4. El protagonista

Toda historia es contada desde el punto de vista de una o varias personas, y lo mismo sucede con el Storytelling.

Tu historia necesita a alguien que la viva, es decir, necesita un protagonista.

Un consejo, mientras más “real” sea tu protagonista, más fácil será que tu público conecte con él, o con ellos.

Además, te recomiendo siempre que busques los distintos tipos de protagonistas, ya que, dependiendo de la idea que desees transmitir, necesitarás uno u otor.

5. Más no siempre es mejor

Digamos que este punto depende mucho de quien esté encargado de la historia, sin embargo, debes tener en mente que no siempre más es mejor.

Muchas veces se dan casos de historias que brillan excepcionalmente gracias a su sencillez y a la rapidez con la que transmiten su idea. Historias que en tan solo 60 segundos o menos logran transmitir más sentimientos que películas de más de una hora.

No es la cantidad, sino la calidad lo que vale.

6. Historias que atraigan

Esto es importantísimo, tu historia debe atraer, debe apelar al público, de nada te sirve una historia que no llame la atención.

Para lograrlo existen muchos métodos, y principalmente necesitas de una idea o un mensaje interesante, en conjunto con una forma de transmitirla que no pierda la atención de tu público en el trayecto, que los mantenga hipnotizados de principio a fin.

¿Cómo hacer un Storytelling para mi estrategia digital?


¿Cómo hacer un Storytelling?

Ya sabes qué es el Storytelling, e incluso conoces algunos ejemplos de campañas realizadas por negocios y marcas reales, pero ¿sabes cómo implementar este arte en tu estrategia digital?

Pues es más sencillo de lo que piensas. Tan sólo sigue estas pautas:

1º. Comienza por una idea

Lo primero siempre es lo fundamental: crea un idea, ¿qué es lo que quieres contar? ¿Quieres dar a conocer más de tu empresa? ¿Quieres contar su origen?

¿Quieres que la gente sepa los valores que representas? No importa lo que sea, desarrolla la idea que quieras contar desde 0, dale vida, piensa en ella y el como la puedes contar, piensa en cómo te hace sentir y en cómo quieres que haga sentir a tu público.

Un consejo que te doy es que tu idea se adapte a tu estrategia de marketing, recuerda que el objetivo del Storytelling es conectar con tu público, pero no por ello vas a olvidar todo lo demás.

Tienes que buscar que tu idea vaya acorde a tu estrategia y a los parámetros que hayas establecido para ésta, de esta forma te será más sencillo el conseguir resultados.

2º. Haz un Storyboard

Éste es un recurso excepcionalmente bueno para plasmar ideas para una historia.

Generalmente se utiliza en vídeos y en películas para secuenciar y darle una estructura a la historia, y es precisamente esto lo que debes aprovechar de este recurso.

Utiliza un storyboard para plasmar tu idea: dónde comienza, cómo se desarrolla y cómo finaliza; de esta forma también puedes cuidar la coherencia de tu historia y crear una guía que te ayude a elaborarla más tarde.

Recuerda que este recurso contiene información tentativa de tu historia, por lo que siempre puedes modificarla más adelante si te parece necesario, lo importante es crear la base, los cimientos sobre los que construir.

3º. Crea tu historia paso a paso

Tienes la idea y tienes las bases, por lo que lo siguiente será crear tu historia paso a paso.

No importa si utilizas imágenes, vídeos, textos en un posts o incluso todo ello junto. Siempre debes ser más creativo y desarrollar tu historia de una forma única, ya sea utilizando algunas de las redes sociales más importantes o creando una relato interactivo en la que tus usuarios y clientes también puedan participar.

En esta tercera etapa debes prestar mucha atención a los detalles de tu Storytelling, utiliza todos los recursos que tengas disponibles: animaciones, imágenes interactivas, vídeos presenciales, incluso un equipo de producción completo si lo deseas.

No temas en innovar y mucho menos a intentar hacer algo que creas va acorde a tu idea, tu marca y tu estrategia.

4º. Difunde tu historia a lo grande

Si bien las multinacionales o grandes empresas tienen la posibilidad de hacer publicidad masiva a través de la televisión, no significa que tu no tengas otras opciones accesibles.

Por suerte, vivimos en una época en la que abundan las opciones para dar visibilidad a nuestro contenido, ya sea en tu propio blog, en tu sitio Web, en tus redes sociales o incluso creando un canal de YouTube.

Son muchas las alternativas disponibles, no tengas miedo y aprovéchalas, mientras más gente vea tu historia, más gente podrá conectarse con tu marca.

Máster en Marketing Digital de Webescuela

Conclusiones

El Storytelling es un arte, y como tal, no tiene reglas definidas, no es un “haz esto y haz lo otro para tener éxito”, y esto es una de las razones por las que es tan especial como técnica de Marketing.

En lo personal, te recomiendo que intentes contar por lo menos una historia, no importa si es la tuya, la de tu empresa o una que no tenga relevancia, pero que aún así transmita tus sentimientos.

Al hacerlo, verás lo increíble que se siente que los usuarios comiencen a conectar contigo a un nivel emocional, ya no solo es una relación de negocio entre empresa y cliente, es algo más maravilloso.

Conocerás a tus consumidores de una forma que nunca has experimentado y tendrás la oportunidad de aprender más de ellos, para mejorar la forma en la que llevas tu negocio.

Así que no lo dudes, están las herramientas y los medios de difusión, solo hace falta que idees, que crees tu historia y la compartas con aquellos que confían en ti y con quienes buscan una razón para hacerlo

Imágenes (concept) By Freepik.

¿Sabías qué es el Storytelling? ¿Has sacado «a la luz» ya la de tu empresa?

Te invito a que cuentes tu historia en los comentarios 😉

José Facchin

Soy Profesor y Consultor de Marketing Digital, especializado en Marketing de Contenidos y Posicionamiento SEO. Cuento con un grado de Analista de Sistemas de la Información y un Posgrado de Relaciones Públicas e Institucionales. Me considero un apasionado de la tecnología y del mundo de los negocios digitales, temas a los que he dedicado este blog. Además, he creado mi propia agencia de Marketing llamada “JF-Digital” y Co-fundado la escuela de negocios Online "Webescuela" en Barcelona.



También te puede interesar...

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD DEL BLOG DE JOSÉ FACCHIN

José Facchin, como responsable de tratamiento, solicita tu consentimiento para moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligaci´n legal. En todo caso, los datos que nos facilitas estén ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo "Privacy Shield". Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, escribiendo a [email protected], como se explica en la política de privacidad completa. Si no facilitas los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan

2 Comentarios

  • Laura

    Responder

    El storytelling es sin duda uno de los elementos con más valor para las empresas, y creo que todo el mundo debería usarlo. Además es una herramienta de trabajo para los que, como yo, somos guionistas.

    • El Blog de Jose Facchin

      Responder

      Hola Laura, efectivamente es una herramienta muy potente, siempre recomendamos su uso dentor de lo posible 😉 Saludos

Share This