El Copywriting ¿Cómo escribir para captar más clientes en tu web?

Copywriting ¿Cómo escribir para captar clientes en tu web?

¿Podemos conseguir a través del copywriting un estilo de escritura que nos sirva para captar más clientes en nuestra página web?

El copywriter es un profesional que se especializa en cómo escribir para llamar la atención del lector de una web y gracias a ello captar más clientes.

Es decir, provocarle, hacerle reír o despertar su curiosidad a base de textos muy medidos y cuidadosamente redactados.

Pero ojo, el copywriting, aunque es lo que se lleva, dista mucho de ser una ciencia exacta que se pueda controlar a nuestro antojo.

Ser copywriter no es una tarea sencilla, el profesional que hace copywriting debe poder mezclar a partes iguales una muy buena escritura, gramática y ortografía con la capacidad de ser empático para conseguir interpretar lo que demanda el target o público objetivo al que se dirige.

¿Será el copywriting una de las profesiones de éxito en el futuro?

En mi opinión la respuesta a esta pregunta es un rotundo SÍ, a pesar de que el grado de penetración de esta relativamente nueva profesión en mercados hispanos no es la misma que en los anglosajones.

Pero a esta situación ya estamos acostumbrados, porque a diario vemos a muchas empresas españolas que aún siguen sin apostar por una estrategia digital al completo (web, social Media, marketing de contenidos, SEO, etc.).

Lo que me lleva a preguntarme: ¿por qué van a estar dispuestos a apostar por una técnica aún más desconocida que las anteriores?

Al parecer y contra todo pronóstico, la respuesta aquí es que el Copywriting está de moda. Pero no nos engañemos, el camino a recorrer es todavía muy largo y los buenos profesionales dedicados exclusivamente a esta técnica no abundan.

Y tú ¿Quieres cocinar exquisitos textos online gracias al Copywriting?

El tema de cómo escribir para captar clientes es una cuestión que despierta una gran curiosidad, es por ello que he decidido aceptar la oferta de una profesional internacional (aunque de origen español) del copywriting para escribir en mi blog sobre la temática.

Entonces, para darnos más pistas de cómo conseguirlo, en este 16º guest post contamos con la colaboración de Teresa Rodríguez, que nos ha preparado un interesante post con ejemplos y casos prácticos sobre este apasionante tema.


El Copywriting: ¿una moda o una nueva necesidad?

El Copywriting: ¿una moda o una nueva necesidad?

Habrás notado que últimamente todo el mundo tiene la palabra Copywriter en la punta de la lengua.

¿Qué quieres captar clientes para tu comercio digital?

Llama a un Copywriter.

¿Qué quieres disparar tus ventas online?

El Copywriter de turno tiene la solución.

Parece ser que si no utilizas la palabra Copywriter en tu Mix digital, no eres nadie.

¿Pero y eso?

¿Quién es este personaje misterioso que dicen posee habilidades mágicas para convertir todo texto que toca en oro?

El célebre copywriter de hoy es un descendiente del escritor de la Inglaterra del 1870.

Por aquel entonces, empezó a diferenciarse al escritor que se dedicaba a escribir los anuncios que aparecían en el periódico, del articulista o reportero propio, cuya labor exclusiva era la de redactar las noticias de manera absolutamente fidedigna y neutral.

El primero utilizaba su originalidad y creatividad para crear textos que persuadieran a los lectores a comprar, mientras que el segundo reflejaba la realidad tal y como la veía.

Poco a poco se fue creando un perfil de escritor experto en escribir textos publicitarios: textos que venden.

Hasta que un feliz 6 de agosto de 1991, el científico de la computación británico Tim Berners-Lee nos presenta a todos el gran invento del siglo: el Internet.

El tipo de texto que escribía el copywriter anglosajón en el equipo de marketing de las grandes empresas cambió radicalmente con la llegada del world wide web.

De pronto, el copywriter empleado a tiempo parcial para escribir textos estrictamente publicitarios como campañas de TV, cuñas para anuncios de radio, folletos, cartas de ventas, comunicados de prensa, catálogos, etc., pasó a ser un componente esencial del equipo de marketing digital.

¿Por qué?

Porque en cierta manera, la mayoría de textos digitales son textos publicitarios.

Piénsalo.

La mayoría de los que tenemos una presencia en Internet es para dar a conocer y promocionar nuestros proyectos, actividades, productos, empresas o tienda online.

Con lo cual, necesitamos captar clientes.

Necesitamos textos que persuadan.

Y por eso, el copywriter que, en teoría al menos, sabía cómo escribir y jugar con las palabras para seducir a los clientes potenciales, se lanzó al estrellato.

Lo único que tenía que hacer era cambiar de medio y familiarizarse con el nuevo formato del contenido digital, y empezar a escribir para páginas web, newsletters, mensajes de email marketing, artículos para blogs, eBooks, textos para redes sociales, etc.

Y de ahí surgió la muy resonante industria del Copywriting, que alcanza hoy beneficios anuales de alrededor de 2,3 trillones de dólares americanos.

El Copywriting: Una herramienta fundamental en el kit del empresario digital

Te estarás preguntando ¿por qué?

¿Por qué sumarte a la fiebre del copywriting?

Por muchas razones.

Una de ellas muy obvia.

Nadie quiere leer textos insípidos.

¿Verdad?

De la misma manera que nadie se va a fijar en un escaparate de tienda desorganizado y con poca gracia.

Un texto interesante, cautivador, divertido y sorprendente es un texto que mantiene al cliente en tu página.

Y si consigues que supere esos 10 primero segundos críticos, vas por buen camino.

Porque cuanto más tiempo se mantenga en tu página, mayores tus probabilidades de que compre.

Pero es que además, para ser un referente en tu industria y fomentar la credibilidad de tu marca, tienes que tener en cuenta, no solo lo que dices, sino también cómo lo dices.

Empezando por el Tono de voz de tu empresa

Un tono de voz consistente genera familiaridad y confianza en el cliente.

Con el tiempo, te ayudará a cementar tu identidad y autoridad de marca.

Para ello, tienes que asegurarte que ese tono de voz esté patente en tus materiales de marketing, en tus redes sociales, en tus blogs, e incluso en tus videos de YouTube.

Tus palabras y tu tono de voz tendrán mucho más resonancia, si aplicas el copywriting.

El Copywriting te ayuda también a conectar a nivel emotivo con tu cliente

Aunque muchos asumen que la decisión que toma el comprador está motivada por la razón y la lógica, lo cierto es que son las emociones las que mandan.

Y que conste que no me lo invento.

Se ha demostrado que la respuesta emocional de un consumidor ante un texto publicitario tiene más influencia en nuestras decisiones que el contenido real del propio texto.

De hecho, parece ser que somos el doble de propensos a comprar a una marca que apela a nuestras emociones que una que no lo hace.

Como por ejemplo Apple.

Apple domina el arte de invocar emociones fuertes y sacar provecho a las necesidades y deseos del cliente potencial (y actual): factores como el miedo, la confianza, la culpa, la competencia, el placer, y la pertenencia.

Apple también sabe que el Copywriting ayuda a establecer una conversación con el cliente.

Un tú a tú.

Un preguntar y un responder.

Un escuchar.

Sin conversación, no hay conexión.

El copywriting además te enseña cómo incluir palabras claves en tus textos sin que parezcan demasiado forzados o repetitivos.

Cómo dirigirle a donde quieres que se dirija: a tu página landing, a tus redes sociales o a la página de pago.

En definitiva, el copywriting te ayuda a captar clientes.

Por eso, el Copywriting es una herramienta fundamental en tu kit de marketing digital.

¿El Copywriting: una ciencia o un arte?

Hazle esa misma pregunta a Google y comprueba los resultados.

Verás que hay poco consenso.

La mayoría considera que dado el objetivo final (aumentar las ventas online o físicas), el copywriting debería enfocarse como una ciencia. Y cuanto más precisa mejor.

Sin embargo, los hay que dicen que el copywriter actual ha sucumbido al frío mundo de las fórmulas y de la exactitud.

Yo, personalmente, creo que el copywriter debe enderezar su texto digital con medidas iguales de arte y de ciencia.

Sí, es cierto: se pueden aplicar fórmulas (incluso plantillas) de eficacia demostrada, se pueden calcular y medir las emociones del cliente potencial, se debe escribir con Googlebot en mente, etc.

Pero nunca se debe dejar que el arte sucumba a la mecánica.

Copywriting es redacción.

No nos olvidemos.

Y una buena redacción aporta magia, misterio, intriga, seducción e interés a un texto.

Por eso, aunque los que nos dedicamos al mundo del copywriting, debemos dominar las normas de accesibilidad, usabilidad y SEO, y aplicar las conocidas fórmulas que crean titulares atrayentes y pegadizos, para provocar la reacción que buscamos, seguimos necesitando mucho arte y creatividad.

Porque sin esa habilidad es imposible adaptar nuestra redacción de proyecto a proyecto, de un cliente a otro, y de formato a formato.

Porque piensa que ayer me tenías escribiendo sobre reformas y diseño, hoy escribo sobre la asesoría de la imagen, y el marketing digital, y mañana me toca cosméticos y prendas deportivas.

Ayer escribía un caso de estudio para una revista de consumidores, hoy una serie de artículos que se publicarán en el sitio web de un bufete legal, y mañana una serie de emails para una empresa de organización de eventos.

Es decir, el copywriter es un generalista especializado en escribir para un público determinado.

Su habilidad principal es pensar en el público para el que escribe. Identificarlo, entenderlo, ponerse en su piel, y llegar a ellos con su escritura.

Es decir, influir en el comportamiento de la gente con nuestras palabras.

Y para eso, nada como un equilibrio perfecto entre la ciencia y el arte.

Lo que no es el Copywriting

Un inciso.

Cuando digo que el copywriting sigue siendo un arte, no le estoy dando licencia a la grandilocuencia.

Ni al auto-bombo.

Nada de eso.

Porque, tal y como te cuento en mi guía gratuita Pssst, perdona pero es que ¡así ya no se escribe! 15 secretos para escribir Textos Rentables para el público de hoy, tus textos, para que sean rentables, tienen que liberarse de toda esa pedantería lingüística a la que estamos acostumbrados.

El lector no tiene tiempo para eso.

Ni le interesa.

El Copywriting tampoco se obsesiona con una gramática y una ortografía de lujo.

¡Espera! ¡Antes de que me acribilles con tus críticas!

No estoy abogando por un texto incongruente y repleto de errores.

Todo lo contrario.

Pero sí que es cierto que a veces hay que romper las normas para crear mayor impacto.

Por ejemplo.

¿Por qué no cambiar la longitud de aquellas frases interminables a las que estamos acostumbrados en castellano?

Piensa que a tu lector le cuesta mucho leerlas en una pantalla digital (sobre todo si es móvil).

Una frase de cuatro palabras puede tener mucho más impacto que otras mucho más largas, sobre todo si se encuentra rodeada de ellas.

Como esta.

Incluso puedes empezar una frase con una conjunción ¿Te imaginas?

Al introducir variedad y romper las normas a las que está acostumbrado el lector, creamos un texto visualmente mucho más atractivo, que le atrae inconscientemente.

El Copywriting tampoco es neutral como un texto periodístico.

Si lo fuese, no vendería.

Para crear textos que vendan un producto, no se puede ser objetivo.

Si el Copywriter escribe sobre un servicio de depilación láser, tiene que demostrar con ejemplos, estadísticas, historias que los beneficios de tal servicio son indispensables.

El Copywriter tiene que encontrar el equilibrio perfecto entre informar, interesar y vender.

¿Cómo cocinar un delicioso Copywriting en 9 pasos?

¿Cómo cocinar un delicioso Copywriting en 9 pasos?

Cómo te inicias al mundo del Copywriting: sigue estos 9 pasos


1º Conoce tu mercado

Seguro que a estas alturas sabes perfectamente a quién va dirigido tu producto.

Seguro que tienes esa Persona o Personas ideales a las que les puede interesar tu oferta.

¿O me equivoco?

Eres de los que crees que a todo el mundo le va interesar lo que tú vendes.

Meeec!

Error.

Lo siento, debes reducir tu enfoque.

Si no lo haces, no vas a poder comunicarte con ellos.

Porque, ¿tú crees que le va a seducir el mismo texto a un chico “cool” al que le gusta el rock alternativo que a una empresaria aficionada al yoga?

No, efectivamente.

2º Destaca los beneficios

No le des a tu cliente una lista extensa de las características de tu producto o servicio:

Que si mide 10 cms, que si cuenta con cuatro cuchillas de acero, que si está confeccionado en poliéster, etc…

Lo que el cliente quiere saber es qué tipo de beneficio le van a aportar a él/ella.

¿Por qué es esa cuchilla de acero beneficiosa para ellos?

Porque se oxida menos, dura más, y le ahorra dinero a largo plazo.

Porque produce un afeitado más efectivo y duradero, y por lo tanto, no tiene que afeitarse cada día.

Porque les deja una piel suave que atrae al sexo opuesto.

Por ejemplo.

3º Utiliza titulares demoledores

Y con lo de demoledores me refiero a titulares inteligentes, ingeniosos, breves, y fáciles de compartir.

¿Cómo los consigues?

Con números, porcentajes concretos y cifras específicas (“Obtén un aumento de 22% en tus ganancias con este sencillo truco”, siempre te va a dar muchos más clics que un “Obtén grandes resultados”).

Y sobre todo, despertando su curiosidad.

Déjales a medias:

“7 tips para captar a más clientes. El cuarto ha aumentado nuestras ventas un 50% “

¡Verás cómo van corriendo a ver cuál es el cuarto!

4º Subraya tu Proposición de Venta Única

A nadie le cabe duda que tu empresa y su oferta son únicas.

Pero ¿tus clientes lo saben?

Tienes que aprender a comunicar tus atractivos únicos, tu Proposición de Venta Única: ya sea que tu café permita entrar a las mascotas de tus clientes, o que abras 24 horas al día o que sepas escribir perfectamente bien en tres idiomas 🙂

Tal y como cuenta Jay Levinson, autor de Marketing de Guerrilla en 30 días:

“Durante una temporada, estuve dispuesto a conducir 50 km para llegar a mi librería favorita. Entre mi casa y la librería, había otras diez o doce librerías, que yo hubiese podido visitar perfectamente. ¿Por qué me iba tan lejos? ¡Porque mi librería favorita tenía la mejor tarta de zanahoria de todas!”

Destaca esa Proposición de Venta Única en todos tus textos, y date una ventaja ante tu competencia.

5º Céntrate en el Tú no en el Nosotros.

El TÚ, ese pronombre personal tan humilde, tiene que ser el protagonista de tu texto digital.

Porque el tú, te ayuda a establecer una conversación directa con tu lector, que le implica, y le incluye.

Fíjate en algunos de los ejemplos que he ido utilizando en este texto:

Para empezar, me he dirigido directamente a ti con un comentario que te incluye en la conversación directamente:

“(Tú) Habrás notado que últimamente todo el mundo tiene la palabra Copywriter en la punta de la lengua”.

Te he ido lanzando referencias directas como:

“Piénsalo”,

“Te estarás preguntando ¿por qué?”

Y con esa pregunta-respuesta he ido creando un mini-diálogo entre tú y yo que te hace sumergirte en el texto, y despierta tu curiosidad.

El Tú es una herramienta muy poderosa. No la olvides.

6º No les des demasiada información, mantenles intrigados

Coquetea con el lector.

Déjale a medias.

Por ejemplo, en uno de los últimos emails que envié a mis suscriptores, les instigaba con el siguiente asunto:

“Tus clientes quieren contenido digital Sexy”

Evidentemente, y como les comentaba en cuanto abrían el email, no se trata del tipo de contenido con el que las mentes malpensadas lo estarían asociando.

Pero ese tipo de asunto, hizo despertar su curiosidad.

Y como les dejaba a medias, los clientes se sentían motivados a seguir leyendo hasta descubrir a qué tipo de contenido “sexy” estaba haciendo referencia.

¿Resultado?

Una tasa de apertura del 58,1%, un 44,17% más que en la campaña anterior, donde había alcanzado un 40,3%.

Not bad 🙂

7º Diles lo que quieres que hagan (la importancia de las Llamadas a la Acción)

Una Llamada a la Acción le está diciendo al cliente que ¡todo lo que te estoy contando está muy bien! Pero me he puesto en contacto contigo con un propósito, y es que compres mi nuevo curso sobre Copywriting en Redes Sociales, y para hacerlo tienes que pinchar en este botón…

Así que ¡Cómpralo ya!

Por eso, tu llamada a la Acción tiene que ser clara, llamativa y muy visible.

¿Cómo?

Crea una sensación de urgencia: nada de llámanos cuando puedas. ¡Llámanos Ya!

Utiliza verbos y frases que inciten a la acción: visita, compra, suscríbete, accede…

Sitúala en un lugar visible, en colores y fuentes atractivos.

8º No exageres.

El usuario de hoy en día es muy perspicaz.

Eso de que “Nuestras hamburguesas son las mejores”, no se lo cree nadie.

De hecho, ese tipo de texto es muy contraproducente, porque los superlativos, de por sí, son subjetivos y muy difíciles de demostrar.

La prueba es lo que importa. Los detalles. Los estudios, los análisis.

Si realmente has conseguido introducir un producto en el mercado que es superior a la mayoría, demuéstralo.

Incluye testimonios de clientes satisfechos.

Y, si no puedes demostrarlo, pues no pasa nada.

Simplemente, evita frases superlativas, exageradas y no demostrables, y céntrate en recalcar las características y los beneficios de tus productos y servicios.

9º Escribe para humanos y motores de búsqueda a la vez (SEO)

Llegamos a las polémicas palabras claves.

¿Se usan? ¿No se usan? ¿Cuántas se usan?

Deja que zanje ahora mismo la polémica:

Se usan, porque si no, no hay manera de que el muy omnipotente Google nos encuentre en este vasto universo digital.

Y si Google no nos encuentra, no hay clientes, y no hay negocio.

La cuestión es usarlas inteligentemente.

¿Sabrías decirme qué palabras clave he utilizado yo en este artículo (aparte de la muy obvia “Copywriting”)?

Si la respuesta es que no, que eso espero, es que he conseguido narrar un texto que apela tanto al humano como a Googlebot.

Y tú puedes hacer lo mismo.

Con un poco de práctica lo conseguirás.

Recuerda que lo importante es identificar las palabras clave que se necesitan, e intentar introducirlas en el texto, manteniendo siempre una conversación natural con el lector.

Equilibrio, amigos, como en todo.

Y un poquitín de humor e irreverencia para sacarles una sonrisa.

Y ahí tienes los principios fundamentales del copywriting como técnica para captar clientes en tu web.

Hay mucho más por descubrir… ¡pero no te lo iba a contar todo hoy!

Fotos (chef in various poses for use in advertising): Shutterstock

¿Te animas a despertar el Copywriter que llevas dentro?

A veces se hace el remolón, pero hay que persistir.

Y si no hay manera, para eso me tienes.

Copywriter, Escritora Digital Trilingüe y Traductora desde hace X décadas (lo siento, pero te quedas en ascuas), “exiliada” en las antípodas. Sídney, en concreto.
Me fascinan la ciencia ficción y los universos paralelos.
Viajar es mi perdición (y siempre me mete en líos). Pero gracias a esta mente curiosa y creativa, consigo elevar los Textos Digitales de mis clientes a niveles que ellos nunca hubiesen imaginado (o al menos eso me dicen).
Lánzame un reto, verás.
Showing 6 comments
  • Maxi Campos
    Responder

    Tere, ¡impresionante! Te haz currado un artículo muy completo y siempre viene bien educar a los usuarios para que conozcan los beneficios del copywriting. Hoy en día, este asunto está un poquito más desarrollado que antes, pero aún hay personas que no conocen el potencial que tiene escribir textos persuasivos.

    Y es que son todas ventajas. Incluso a nivel SEO, mejoran mucho las métricas onpage, como el tiempo de estancia en el sitio, el porcentaje de rebote, entre otros. Cada uno tendrá su opinión, pero el SEO unido al copywriting es una bomba. Por un lado se crean textos orientados a un usuario en especifico, con lo cual logras que haga las acciones que quieras, mientras que por otro obtienes tráfico de buscadores y aumentas el efecto porque la gente encuentra lo que busca y eso Google lo valora.

    ¡Un saludo!

    • El Blog de Jose Facchin
      Responder

      Hola Maxi, estamos totalmente de acuerdo contigo y nos encanta eso que afirmas de que el SEO unido al Copywriting es una bomba.

  • Óscar
    Responder

    Muy buen artículo sobre uno de los grandes desconocidos (aunque cada vez menos) del marketing digital, y muy apropiada infografía. A esto se le llama marketing de contenidos. Enhorabuena.

    • José Facchin
      Responder

      Muchas gracias 🙂

    • tere
      Responder

      Muchas gracias, por la parte que me toca, Óscar,
      Un abrazo,:)
      Tere

  • bdiazp
    Responder

    Curiosamente sí, aún es muy desconocida

    Aunque lleva aaaaaños aplicándose. Mucho antes del Internet, desde que existían los periódicos. Incluso antes tal vez.

    Muy buen artículo Tere, lo más reciente que había leído sobre copywriting era “Copywriting SEO” con muchas tonterías y supuestas reglas a seguir que terminan siendo puros disparates.

    Esto es diferente, es copywriting de verdad, tomando en cuenta AL FINAL el SEO, como debe ser.

    Su objetivo principal es persuadir, convencer, no meter 10 repeticiones keywords. Y además, con todo esto del SEO Semántico ya no será necesario meter tantas repeticiones de una keyword en específico, lo que ayudará a que el texto se vea más “natural”.

    Y puntos extras por “Escribe para humanos y motores de búsqueda a la vez” 😛
    Que ya empieza a fastidiar ese falso dilema de escribir para humanos vs escribir para buscadores

    Un saludo Tere 🙂

Déjanos tu comentario