¿Qué es el SEO semántico, para qué sirve y cómo optimizar la semántica de tu Web?

¿Qué es el SEO semántico?

Hoy quiero hablarte del SEO semántico, una estrategia que debes incorporar en el proceso de creación de los contenidos de tu web, para conseguir una mejor comprensión de estos por parte de los motores de búsqueda. Además, ésto también te ayudará a mejorar tu posicionamiento de manera notable.

Nuestra forma de buscar información en Internet ha cambiado de manera considerable. Ahora hablamos, conversamos con el buscador cada vez que necesitamos ayuda. Por ello, Google está cada día más centrado en satisfacer la query o intención de búsqueda exacta del usuario.

Hace muchos años, con la llegada de Colibrí, el buscador de Internet anunció su propósito de entender cada vez mejor el lenguaje humano para poder ofrecer la respuesta más adecuada a sus usuarios. Fue entonces cuando en el mundo del SEO se comenzó a hablar de incorporar la semántica en nuestros textos digitales.

¿Qué es la semántica?


A la ciencia lingüística que analiza el significado de las palabras y las expresiones, se la denomina semántica. Aquí hacemos referencia a lo que las palabras quieren decir, según el contexto en el que las utilizamos cuando hablamos o escribimos.

El propósito de la semántica, también es desgranar un significado en unidades más pequeñas, llamadas semas o rasgos semánticos, estos permiten segmentar el significado de un término, para poder diferenciar expresiones de significado similar y palabras de connotación opuesta.

Pero, ¿qué tiene que ver esto con el SEO? Bueno, de eso, es de lo que hablaremos de ahora en adelante. Vamos por partes:

¿Qué es el SEO semántico?


El SEO semántico es la táctica que tiene la misión de facilitar a Google la comprensión e interpretación de los textos, teniendo en cuenta no sólo las palabras claves, sino también el contexto temático de todo el contenido, con el objetivo de intentar responder mejor a la intencionalidad de una búsqueda en concreto.

Muchas veces, nuestras búsquedas son ambiguas o genéricas, no sabemos exactamente lo que buscamos, pero hay otras ocasiones en que queremos encontrar una respuesta mucho más específica. Por ello, Google intenta desambiguar todas las consultas de los usuarios para poder ofrecerles respuestas más concretas.

Como ya puedes haber intuido, ese concepto está estrechamente ligado con la intención de búsqueda del usuario, es decir, también se centra en entender mejor el significado y el objetivo exacto que hay detrás de cada consulta y no simplemente en la mera coincidencia de las Keywords utilizadas en el texto.

En el SEO semántico no solo importa la palabra clave y sus sinónimos, como algunos piensan, sino que toda la relación existente con el contexto temático general del texto (ponemos la Keyword en contexto, teniendo en cuenta las palabras usadas en el entorno para facilitar una mejor interpretación de la respuesta más adecuada a la búsqueda).

El objetivo ya no es posicionar una palabra clave simplemente repitiéndola en el contenido, más bien, ahora se busca abarcar profundamente un tema en todo su contexto semántico para que Google entienda y rankee mejor tus páginas.

Pero, ¡cuidado!  Esto no quiere decir que siempre debas profundizar demasiado en una temática. Se trata de que el tema de ese contenido apunte o trabaje en todo su contexto a una intención de búsqueda concreta, no en extendernos de manera intrascendente.

Conceptos claves para entender el SEO semántico


Para entender cómo funcionan las búsquedas semánticas has de tener claro algunas nociones claves.

Fíjate en este ejemplo:

Entramos en Google y en la barra de búsqueda escribimos: cómo se llama la mujer de shrek

Ejemplo de SEO Semántico

Con este ejemplo vamos a ver como trabaja ahora Google para entender e interpretar mejor esta consulta:

  1. Para empezar, él ha de entender que en esta ocasión el término «mujer» significa pareja / esposa / novia / cónyuge.
  2. Posteriormente, tiene que comprender también que se está haciendo referencia a un personaje de una de las películas de Shrek
  3. Con estos dos datos, ya puede comenzar a establecer las conexiones necesarias para interpretar la consulta real.
  4. Y, finalmente, nos va a mostrar el resultado de búsqueda de modo que refleje la intención real del usuario.

A partir de aquí, vamos a extraer de este ejemplo varios conceptos o claves para intentar entender aún mejor el SEO Semántico.

Indexación Semántica Latente (ISL)

Interpreta que las palabras que se encuentran próximas, mantienen una relación. Es decir, interpreta la keyword en el contexto, analizando todas las palabras del entorno.

Jerarquía léxica

Revela la relación entre palabras. La palabra «mujer» es superior, un hiperónimo, porque su significado engloba a otras: esposa, pareja, cónyuge , etc.

Entidades

Los motores de búsqueda necesitan crear relaciones entre palabras o conceptos. Así surgen las entidades. Podríamos decir que  son conceptos que pueden identificarse fácilmente: personas, lugares, animales, objetos, etc.

En este ejemplo, es un personaje de una película (Shrek), con un papel específico (su mujer o esposa).

Lo veremos con más detalle más adelante.

Polisemia

Una palabra clave que puede tener varios significados.

Por ejemplo: Python tiene miles de búsquedas y puede ser un lenguaje de programación o una serpiente. Otro ejemplo: ponemos en el buscador: Barcelona o Madrid. Puede referirse a una ciudad, a una comunidad, a un Club de Fútbol…

Si no concretamos nada y usamos palabras sueltas, ofrecerá distintos resultados ambiguos para estas opciones. Si vamos añadiendo algunas palabras más, que ayudan al buscador a entender mejor nuestra intención de búsqueda, resolvemos la polisemia.

Sinonimia

Varias palabras que pueden tener el mismo significado.

La sinonimia tiene lugar cuando existen varias palabras con las que identificamos un mismo concepto, como en el ejemplo de arriba, la palabra «mujer» tambien podría ser esposa, pareja, novia… Nuevamente, será el contexto en el que la utilicemos, el que resuelva la sinonimia.

¿Para qué sirve el SEO semántico en el posicionamiento web?


Desde  introdujo en el año 2013 a Hummingbird y, posteriormente en el año 2015, a la Inteligencia Artificial de su algoritmo RankBrain, la manera en como la SERP nos ofrece los resultados de búsqueda a ido cambiando rápidamente.

Y es que ahora todo va más allá. Ya que Google puede interpretar mejor la intención de búsqueda del usuario, haciendo que su buscador nos muestre resultados mucho más concretos y adecuados a nuestros objetivos.

Cuanto más ayudes a comprender tus contenidos a los bots del motor de búsqueda, utilizando un contexto de palabras semánticas, mejor sabrán interpretar tus textos y, en consecuencia, más probabilidades tiene tu página de mejorar su posicionamiento.

¡Descarga mi eBook sobre análisis de Palabras Clave!

¿Cómo optimizar el SEO semántico de tu Web?


Existen varias técnicas a utilizar y formas de optimizar los textos de tu sitio Web, para llegar a tener un contenido más semántico que ayude a Google a entender mejor el tema puntual del que estás hablando en ellos.

Veamos con detalle algunos de ellas:

Los datos estructurados

Es una forma muy eficaz de indicarle a los motores de búsqueda cuál es la entidad que encontrará tu contenido rápida y eficazmente.

Lo mejor es que utilices los datos estructurados de Schema.org. Ya sabes que Google participó, junto a Yahoo, Microsoft y Yandex en su creación, por lo que es una garantía de que el buscador comprenda e interprete de manera correcta el significado de tu contenido.

Incluye palabras relacionadas, además de los sinónimos

Cuando hablamos de campo semántico, mucha gente piensa que poniendo unos pocos sinónimos de la palabra clave principal en los contenidos, ya queda todo solucionado, y Google sabrá entender muy bien su significado.

Sin embargo, esto va un paso más allá. Porque no solo se trata de poner sinónimos o palabras con el mismo significado, sino que tienes que buscar crear una estructura y contexto bien relacionada con la keyword principal, para que el motor de búsqueda sepa interpretar mejor el entorno temático del contenido.

Por ejemplo, si estás escribiendo un post para tu blog que está hablando del golf, debes incluir frases típicas y palabras del entorno de este deporte como, por ejemplo, palo, hoyo, green, campo, etc.

Esto dará pie a Google a interpretar correctamente que no estás hablando del coche de la marca Volkswagen, que también lleva ese mismo nombre.

Como ya hemos expuesto anteriormente, estas son keywords ISL (Indexación Semántica Latente), palabras semánticamente relacionadas con la keyword principal de un texto y que además, resuelve la polisemia.

Añade keywords semánticas

Google está dando preferencia a las temáticas, en lugar de a la repetición de keywords, como venía haciendo tradicionalmente. Debes adaptar tu estrategia de SEO a esta circunstancia.

Una vez que tengas tu análisis de palabras clave o keyword research, haz una búsqueda de diferentes términos que identifiquen un mismo concepto (sinonimia).

Esto conseguirá ayudarte a no tener que repetir continuamente la Keyword o a cometer Keyword stuffing, sin dejar que el motor de búsqueda entienda la temática sobre la que trata tu contenido.

El Link Building también influye en el campo semántico

La manera en que creas los enlaces internos y los salientes dentro de tus contenidos (el anchor text que utilizas y las páginas que estás enlazando), también le dan pistas a Google que le ayudan a entender mejor la temática en concreto de cada una de tus URLs.

La tendencia en temas de enlaces está en lo que se llama co-ocurrencia y cocitación.

Ya sabes que a Google no le gusta el hecho de no saber diferenciar correctamente la naturalidad de un enlace.

Por este motivo, está buscando la manera de reducir la dependencia y relación que aún tiene con la cantidad de los enlaces, buscando otras alternativas relacionadas más con la calidad y relevancia de los mismos, como estas de las que te estoy hablando:

  • Co-ocurrencia

Esta situación se presenta cuando en un texto hay varios términos que están próximos a un enlace, independientemente de si el anchor del enlace está relacionado con ellos.

Por ejemplo, imagina que tienes un enlace con el anchor “aquí”. De acuerdo con la interpretación que está haciendo Google con el campo semántico incluido en su algoritmo, el anchor text de este enlace no lo determina la palabra “aquí”.

En este caso, aunque el anchor sea el término «aquí», la relevancia está determinada por la información que ofrecen las palabras más próximas al enlace.

  • Cocitación

Se produce cuando un mismo contenido enlaza a otros dos. En este caso, Google interpreta que los sitios hacia donde se dirigen los enlaces son de la misma temática y, por tanto, le da más relevancia que los clásicos enlaces que todos hemos hecho en una estrategia de link building.

Ejemplos de SEO semántico


Antes de llegar el campo semántico a las páginas web, estas estaban estructuradas a base de documentos enlazados entre sí.

De esta manera, abrían el camino que debían seguir los bots de los buscadores de Internet, pero no eran capaces de proporcionar una descripción de lo que contenían los textos.

Con la llegada de la web 3.0, o web semántica, ahora tenemos que hacer SEO semántico en nuestras páginas. Es importante que entiendas que este tipo de webs no están basadas en la creación de documentos, sino en las entidades de información y la relación que existe entre ellas.

A continuación, voy a compartir contigo 2 ejemplos.

Entidades de información

Las entidades de información son los conceptos que los usuarios de Internet identifican como una consulta, y no tienen porqué estar formadas por una única palabra. Aquí entran los nombres de personas famosas, por ejemplo.

Lo más interesante de estas entidades de información son los hechos que las van definiendo. Imagina que estamos hablando del Papa Francisco. Las unidades de conocimiento que definen la entidad El Papa Francisco pueden ser: El Papa Francisco es argentino, El Papa Francisco vive en Roma, etc.

Cada uno de estos hechos tiene una estructura semántica concreta, formada por estos 3 elementos:

Sujeto, o entidad

Es lo que estamos describiendo. En el ejemplo que acabo de ponerte el sujeto es “El Papa Francisco”.

Predicado

Contiene el verbo o la característica que queremos describir. Del ejemplo anterior podemos coger el tiempo verbal “vive”.

Objeto

Es el que define el valor de la característica descrita en el predicado. Del ejemplo, el objeto es “Roma” o “argentino”.

La relación entre las diferentes entidades por medio de esta estructura, Sujeto – Predicado – Objeto, está creando una red semántica que es la base de esta nueva web 3.0 tan valorada por Google.

Knowledge Graph

Google lanzó su famoso gráfico de conocimiento en el año 2012 con la intención de dar una respuesta directa a los usuarios que hacen búsquedas basadas en preguntas muy concretas.

La intención del Knowledge Graph es que los usuarios puedan satisfacer su query sin tener que salir de las SERP.

El buscador extrae la información que define a estas entidades de una gran cantidad de fuentes, entre las que se encuentra la Wikipedia o Facebook, por citar algunas.

Conclusión

La búsqueda semántica ya es una realidad en Internet. Google lleva trabajando en ello desde los años 90.

Trabaja para descifrar el significado de las consultas y para interpretarlo se basa la intencionalidad de búsqueda y el contexto.

Por tanto, debemos enfocarnos en facilitarle el trabajo al buscador y ofrecer riqueza de contenido (más allá de las keywords) y datos estructurados para situarnos ante Google como contenido relevante para sus usuarios.

Los usuarios mandan, y son ellos quienes van marcando las tendencias en la manera de utilizar los buscadores de Internet.

¿Sueles trabajar la semántica en tu estrategia de contenidos para SEO?

Déjame un comentario sobre el tema y comparte esta guía con tus amigos.

José Facchin

Soy consultor SEO y profesor de Marketing Digital, especializado en Marketing de Contenidos y posicionamiento Web. Poseo un grado de Analista de Sistemas de la Información, un posgrado en Relaciones Públicas e Institucionales y, personalmente, me considero un apasionado de la tecnología y del mundo de los negocios Digitales, temas a los que he dedicado este blog. Además, he creado “JF-Digital” (mi propia agencia de Marketing Digital) y Co-fundado "Webescuela" en Barcelona (mi escuela de negocios Online).



También te puede interesar...

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD DEL BLOG DE JOSÉ FACCHIN

José Facchin, como responsable de tratamiento, solicita tu consentimiento para moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligaci´n legal. En todo caso, los datos que nos facilitas estén ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo "Privacy Shield". Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, escribiendo a info@josefacchin.com, como se explica en la política de privacidad completa. Si no facilitas los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan

3 Comentarios

  • Alvaro Baldovino Montes

    Responder

    Hola José, muy buen artículo. La estructura semántica está tomando cada vez más importancia a la hora de elaborar nuestros contenidos.
    Algo para corregir, en el título «Ejemplos de SEO semántico», en el último párrafo tiene un texto en negrita que creo que debe ser corregido, ahí dice «Entidades de formación» pero en el artículo completo hablas de «entidades de Información.» Igual muchas gracias, un buen aporte.

    • El Blog de Jose Facchin

      Responder

      Gracias por avisar, Álvaro. Me alegra que te haya gustado el artículo. Un saludo.

  • Cristina

    Responder

    Genial explicación a tener en cuenta en las estrategias SEO! muchas gracias

Share This