¿Qué son los Objetivos SMART y cómo crearlos? [+ Ejemplos]

¿Qué son los Objetivos SMART y cómo crearlos? [+ Ejemplos]

¿Sabes qué son los objetivos SMART de una empresa y cómo definirlos? En ocasiones, el día a día de un negocio nos hace perder el rumbo y no focalizarnos en nuestras verdaderas metas, las cuales son las que nos deben impulsar al éxito que todos los emprendedores perseguimos.

Y es que, si has creado un proyecto desde cero, son tantas las acciones y estrategias que son necesarias para que éste funcione, que en ocasiones únicamente debemos centrarnos en tener claras las que responden a las siglas «SMART», que posteriormente comprenderemos qué significan.

Por ello, he querido centrar este artículo precisamente en ese tipo de objetivos, los cuales nos harán ser mucho más exactos y precisos a la hora de cuantificar qué pretendemos conseguir.

¿Qué son los objetivos SMART de una empresa y para qué sirven?


Los Objetivos SMART de una empresa son aquellos que definen las metas propuestas estratégicamente por un negocio, haciendo sinergia entre todos sus elementos intervinientes y que se basa en 5 conceptos, cada uno de ellos dados por la inicial (en inglés) del término «SMART».

Éste, como seguramente ya estarás imaginando, se acuñó precisamente porque, mnemotécnicamente hablando, nos da una sensación de «ineteligente», por su significado también en inglés.

› Los conceptos que dan nombre a estos objetivos empresariales son:

  • S = Specific (Específico)
  • M = Measurable (Medible)
  • A = Achievable (Alcanzable)
  • R = Realistic (Realista)
  • T = Timely (Acotado en un período de tiempo determinado)

En todos ellos, como esperarás, me detendré más adelante a explicártelos más detalladamente, por lo que te invito a que sigas leyendo para comprender cómo funcionan en conjunto.

» También te interesa leer:

Guía de Imagen Corporativa

¿Cómo crear objetivos SMART para tu empresa o Marca?


Uno de los errores más comunes en los que la gente suele caer a la hora de definir metas, es hacer una definición demasiado general de estos.

Por ejemplo, “quiero incrementar mis ventas” o “deseo mejorar las visitas a mi Web”.

Estos son demasiado genéricos, por lo cual: ¿cómo haces para que se cumplan?, ¿cómo puedes medir los resultados?

Lo más probable es que abandones la idea de incrementar tus ventas, o mejorar las visitas a tu Web, porque no tienes una hoja de ruta que te ayude a medir su progreso.

Por eso, los objetivos SMART te ayudan a concretar y analizar mucho más el qué, el cómo, el cuándo y el cuánto de cada uno.

De esta manera, la visión de los objetivos que tú mismo vas a definir es mucho más realista; y te aseguro que sentirás una gran motivación para conseguir que se cumplan.

Voy a enseñarte a definir los tuyos propios utilizando esta fantástica metodología SMART.

» Encuentra las áreas de tu empresa en las que necesitas establecer objetivos

Antes de empezar a analizar cada una de las características propias de este modelo que te ayuda a definirlos, el modelo SMART, tienes que analizar y buscar dónde tienes que trabajar las mejoras necesarias de cada una de las áreas en tu empresa.

Es decir, focalízate en cada una de las áreas de tu negocio y analiza qué es lo que necesita mejorar.

Por ejemplo, divide tu empresa en los departamentos Financiero, Marketing, Ventas, RRHH, etc.

Y dentro de cada uno de esos departamentos anota todos los objetivos que quieres conseguir y, a continuación, define cada uno de ellos siguiendo el modelo de los objetivos SMART.

Con esta investigación previa sobre las necesidades de cada área de tu empresa, evitas caer en la definición de esas metas tan genéricas de los que te hablaba antes.

» Define cada uno de los objetivos y decide cómo puedes trabajar en cada uno por separado

Ha llegado el momento de que nos detengamos en cada inicial de nuestro protagonista de hoy, el término anglosajón «SMART»:

Define cada uno de los objetivos y decide cómo puedes trabajar en cada uno por separado

S = Specific, Específico

En esta etapa de la creación de tus objetivos tienes que definir el resultado que deseas; es decir, qué quieres conseguir.

Y debes definir la operación que quieres llevar a cabo con verbos de acción que indiquen cuál es la meta perseguida; verbos como incrementar, disminuir, implementar, registrar, etc.

Para que puedas llevar a cabo la especificación sin caer en una definición demasiado abstracta de tu fin, aquí tienes unas preguntas que te ayudarán a decidir si merece, o no, la pena:

  • ¿Qué quiero conseguir con este objetivo?
  • ¿Por qué quiero conseguirlo?
  • ¿Hacia dónde quiero ir?
  • ¿Para qué va a servirme?
  • ¿Me ayudará a mejorar esta área de mi empresa?

M = Measurable, Medible

Ahora tienes que establecer la cantidad que necesita tu objetivo para que tenga sentido.

Volviendo a los ejemplos de antes, si deseas incrementar tus ventas, es en este momento cuando tienes que escribir cuánto quieres que incrementen tus ventas; en porcentaje, en dinero, en número de productos vendidos, etc…

Tienes que hacer un estudio previo de cómo está la situación, para poder definir esa cantidad que quieres en tu esquema «SMART».

No lo hagas al azar porque estarías falseando datos, bien desde un punto de vista demasiado optimista y muy difícil de conseguir; o bien, todo lo contrario, pecarías de poner un dato demasiado bajo que no mejoraría la situación actual.

A = Achievable, Alcanzable

Aquí tienes que decidir si tu objetivo es alcanzable, o no. Tan sencillo como decir Sí o No. Aunque para llegar a esta conclusión tienes que hacer un análisis de tus recursos y de tu entorno.

Por un lado, anota todos los recursos que ya tienes; como el número de empleados, los medios técnicos, la especialización de los equipos de la empresa, etc… con el fin de saber si vas a necesitar invertir en algún recurso nuevo, o puedes llevar a cabo con lo que tienes.

Y no te olvides de analizar tu empresa dentro del sector en el que estás, al igual que tus competidores; qué relación tienes con ellos en cuando a cuota de mercado, nivel de innovación, posicionamiento en buscadores, etc…

Con esta foto de la situación, y una visión global de la economía, entonces es cuando puedes responder si tu objetivo es alcanzable, o no.

En este momento de la creación de los objetivos SMART, es cuando tú mismo vas a darte cuenta de lo ambicioso que es este objetivo de “incrementar tus ventas”, siguiendo con el ejemplo.

Te invito a que reflexiones si puedes pedir un poco más, o modificar el planteamiento inicial; para eso está esta herramienta.

Cuando vas profundizando en la creación del modelo SMART es fácil que modifiques el enfoque inicial, adaptándolo a una situación más realista.

R = Realistic, Relevante

Debes analizar las oportunidades que te presenta el mercado, sin perder de vista la prudencia a la hora de poner en marcha tu objetivo.

Encontrar este equilibrio te lleva a explicar y justificar por qué debes llevar a cabo el objetivo, además de cómo vas a mejorar esa área de tu empresa.

Por ejemplo, imagina que quieres incrementar tus ventas y en la parte Medible has escrito que deseas hacerlo en un 25%, porque has detectado en la parte Alcanzable que la economía, y tu sector, está viviendo un momento excelente, además de que cuentas con un equipo comercial altamente cualificado.

A la hora de decidir si este trabajo que llevas hecho es Relevante, la respuesta debería ser Sí, porque hasta ahora estás incrementando tus ventas anuales en un 10%, por ejemplo.

Es decir, tienes que argumentar por qué consideras que tu objetivo es relevante. Y, ya sabes, siempre desde la sensatez, pero sin perder la audacia de seguir emprendiendo en tu negocio.

T = Timely, A tiempo

Ya solo te queda anotar la fecha en la que quieres que el objetivo esté cumplido. Aquí puedes establecer períodos tan cortos o largos como tú consideres necesario; igual estás trabajando la definición de un objetivo trimestral, como puedes estar definiendo un objetivo a 5 años.

Además, te aconsejo que en este momento de la creación de tus objetivos SMART, definas las acciones necesarias para conseguir el objetivo final.

» Escribe el enunciado de tu objetivo

Ahora ya puedes escribir cuál es tu objetivo; y lo vas a hacer con pleno conocimiento de su eficacia.

Siguiendo el ejemplo que te he puesto en todo el proceso de creación del objetivo SMART, ese de “quiero incrementar mis ventas”, el enunciado final queda así:

Incrementar las ventas en un 25% antes del final del año próximo.

Como ves, a la hora de escribirlo ya no estás generalizando; ya estás definiendo qué deseas conseguir concretando la cantidad y el tiempo que tardarás en conseguirlo.

Y, además, tienes justificado por escrito con una buena base de investigación previa, tanto si es alcanzable como su relevancia.

Máster en Marketing Digital con orientación a comercio electrónico

4 Ejemplos de cómo definir tus propios objetivos SMART


Vamos a ver algunos casos de cómo extraer este tipo de metas, a partir de datos ficticios que perfectamente podrías encontrarse una empresa.

Éstos puedes replicarlos para tu propio proyecto, adaptándolos a tus necesidades:

1) Redes Sociales

Incrementar el número de seguidores en la Fanpage de Facebook, llegando a los 100.000 antes del fin del presente año.

Haremos campañas de captación de tráfico frío a través de Facebook Ads, y con ello conseguiremos, además, aumentar la visibilidad de nuestra Marca.

  • S: incrementar los seguidores en la página de Facebook
  • M: de los 75.000 actuales a los 100.000
  • A: Facebook Ads
  • R: mayor visibilidad de marca
  • T: antes de finalizar el año actual

2) Posicionamiento Web

Incrementar un 50% las visitas de tráfico orgánico a nuestra página Web antes del 31 de enero del año siguiente, teniendo en cuenta que el SEO puede llegar a funcionar (y mucho), pero hay que tener algo de paciencia a medio/largo plazo.

Queremos tener más visibilidad que nos traerá leads, y llevaremos a cabo acciones de Marketing y SEO para alcanzar el objetivo.

  • S: incrementar las visitas a nuestra Web
  • M: un 50%
  • A: acciones de SEO y Marketing
  • R: máxima visibilidad e incremento de leads
  • T: 31 de enero año próximo

3) Tráfico orientado a ventas

Aumentar la cantidad de visitas a nuestro sitio un 40% (de 10.000 a 14.000 visitas al mes) en nuestro sede de Barcelona para diciembre de 2024, con el fin de aumentar las oportunidades de venta en nuestro eCommerce.

En este caso, si hemos creado una tienda online recientemente y ya disponemos de un tráfico «respetable», queremos atraer más gente con el fin de aumentar las posibilidades de que compren nuestros productos.

  • S: aumentar las visitas a nuestra tienda
  • M: un 40%
  • A: acciones de optimización SEO y Marketing
  • R: incremento de ventas en el eCommerce
  • T: diciembre de 2024

4) Éxito de nuestras Newsletters

Dentro de un Plan de Marketing, el envío de correos a nuestra comunidad siempre ha sido, y confío en que será, una estrategia ganadora.

Por ello, de cara a ejemplificar más objetivos SMART de una empresa, tener una newsletter que tenga éxito entre nuestros suscriptores me parece algo sumamente importante.

Podemos de hecho enunciar esta meta como: «Aumento de la tasa de clics en nuestra newsletter de un 30%, con el fin de que más miembros de mi comunidad vayan a parar a los artículos de mi blog durante estos primeros 6 meses del año».

  • S: aumentar la tasa de clics de las newsletters
  • M: un 30% más
  • A: acciones de email marketing y campañas enfocadas al «call to action»
  • R: aumentar las visitas recurrentes de mi comunidad al blog
  • T: primeros seis meses del presente año

Conclusión

Como has podido comprobar, desgranar todos y cada uno de los detalles de tu proyecto en busca de poder definir cuáles son los objetivos SMART no es tan complicado.

Lo único que tienes que tener claro desde el principio es qué sentido tienen todas las acciones que realizas tú y tu equipo en el día a día para la consecución de estas metas.

Imagen principal by Freepik.

¿Sabías qué eran los objetivos SMART de una empresa antes de leer esta guía?

¿Cuáles son los de tu negocio?

Cuéntamelos aquí abajo en los comentarios, ¡te espero!

José Facchin

Soy consultor SEO y profesor de Marketing Digital, especializado en Marketing de Contenidos y posicionamiento Web. Poseo un grado de Analista de Sistemas de la Información, un posgrado en Relaciones Públicas e Institucionales y, personalmente, me considero un apasionado de la tecnología y del mundo de los negocios Digitales, temas a los que he dedicado este blog. Además, he creado “JF-Digital” (mi propia agencia de Marketing Digital) y Co-fundado "Webescuela" en Barcelona (mi escuela de negocios Online).



También te puede interesar...

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD DEL BLOG DE JOSÉ FACCHIN

José Facchin, como responsable de tratamiento, solicita tu consentimiento para moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligaci´n legal. En todo caso, los datos que nos facilitas estén ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo "Privacy Shield". Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, escribiendo a [email protected], como se explica en la política de privacidad completa. Si no facilitas los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan

No hay Comentarios

Share This