Arquitectura de la información, ¿por qué es clave para tu web?

¿Cómo aplico la arquitectura de la información?

La arquitectura de la información es un término que quizás no hayas escuchado nunca o que te pueda sonar a algo lejano y extraño que poco o nada pueda tener que ver con el marketing digital.

Nada más lejos de la realidad, tal y como vas a comprobar en este post.

Es un aspecto que cada día cobra más relevancia en la red atendiendo a una necesidad cada vez mayor de poner orden en el modo en que servimos la información.

Se trata, en definitiva, de elegir el “cómo y por qué” decido compartir esa info y cuál es la mejor forma de ofrecerla en tu web.

¿Cómo aplico la arquitectura de la información?

Si gestionas una web o blog es seguro que ya estás aplicando o teniendo en cuenta en mayor o menor medida acciones propias de la arquitectura de la información puesto que aspectos como la usabilidad web, el diseño web o la arquitectura web son  puntos que guardan mucha relación.

Para tratar a fondo este tema contamos con David Arenzana que en este 53º post de invitado nos contará al respecto mucha y valiosa información que nos sacará de dudas.

David es Blogger y diseñador gráfico, y en sus publicaciones en su web Ilusual trata principalmente temáticas con el diseño, la web 2.0, el Social Media y WordPress, por ello tiene la suficiente experiencia para tratar este interesante tema.


Arquitectura de la información Web, ¿por qué es clave?

¿Qué es la arquitectura de la información y por qué es relevante para tu web?

Qué es la arquitectura de la información, por qué debo usarla en mi web o cómo puedo llegar a saber si la estoy implementando bien, son cuestiones que voy a intentar explicarte de una forma sencilla en los siguientes párrafos.

Pero antes de hablar de arquitectura de la información, vale la pena compararla con la que todos conocemos.  

La arquitectura tradicional busca crear un edificio o una casa que sea estéticamente bonita y que funcione perfectamente para el propósito que se ha diseñado.

No es lo mismo diseñar unas oficinas que un parque de bomberos.

Cada uno tiene sus características propias y unos usos bien diferenciados. Lo que implementes en uno de los dos edificios no tiene porque servirle al otro.

La Arquitectura de la Información es lo mismo pero con la información que queremos mostrar al usuario. Se puede aplicar a cualquier grupo:

  • Una página web
  • Un Blog
  • Un e-commerce
  • Los datos de la intranet de una empresa

Según la Wikipedia la Arquitectura de la información es el arte y la disciplina responsable del estudio, análisis, disposición, organización y estructuración de la información en espacios de información, y de la selección y presentación de los datos en los sistemas interactivos y no interactivos.

Esta definición, para mí, es un poco liosa. Yo prefiero la siguiente:

La arquitectura de la información es el arte y la ciencia de dar forma a productos y experiencias relacionadas con la información con el fin de fomentar la facilidad de uso y la localización de los elementos (findability).

Algunas webs sí que cuentan con una arquitectura web lógica que ayudan al usuario a encontrar lo que buscan en ellas. Otras, sin embargo, carecen de cualquier tipo de estructura reconocible dificultando así su navegación.

No encontrar el producto que buscamos, perdernos por los diferentes pasos de compra de un e-commerce o no encontrar un artículo que leíste el mes pasado en un determinado blog, son ejemplos de una mala estructuración de los contenidos de una web y una mala usabilidad web.

La facilidad de localización es un factor fundamental para conseguir que la experiencia del usuario (y por tanto la usabilidad del site) sea óptimo.

Si los usuarios no pueden encontrar lo que buscan mediante una combinación de exploración, búsqueda e interrogación, el sitio web fracasará. Sin embargo, no basta con centrar el diseño en el usuario. Tenemos que buscar el equilibrio perfecto entre los usuarios y los objetivos de la web.

Por un lado queremos que el usuario se sienta cómodo y que encuentre lo que está buscando. Y por otro, tenemos que conseguir que el usuario encuentre, compre o lea lo que al gestor de la web le interesa (un producto estrella, una landing page o un artículo de afiliados para poder convertir).

Es decir, tenemos que centrar nuestros esfuerzos en conseguir un site que cumpla con los principios de usabilidad web de cara al usuario, pero que a su vez cumpla los objetivos que la empresa se ha marcado.

¿Qué hace un arquitecto de la información?

Ya te lo habrás imaginado.

El arquitecto de la Información es la persona encargada de coger las diferentes piezas que componen una web, y darle la forma para que trabaje tan precisamente como un reloj suizo.

Tiene que tener contacto con todos los departamentos que de alguna manera (directa o indirectamente) trabajen en el proyecto. También tiene que pensar como un usuario para poder satisfacer todas sus necesidades.

También debe saber gestionar los contenidos de una web para que el usuario encuentre de una forma fácil todo lo que necesita.

A un buen arquitecto de la información no le sobraría tener conocimientos de diferentes disciplinas como:

Importancia de la Arquitectura de la Información


Para alcanzar con éxito la tarea de arquitectos, tenemos que controlar el número de clics que necesita un usuario para conseguir su objetivo. Se dice que el máximo debe ser de tres, ya que más de eso supone la obligación de  revisar la gestión de contenidos para facilitar su acceso.

Cada clic de más significa un aumento en las posibilidades de que un usuario se vaya de nuestra web frustrado por no encontrar lo que busca.

Para darnos cuenta de la importancia de la AI necesitamos conocer los costos que supondría no tener bien organizados nuestros contenidos:

1. Costo de  no encontrar la información

Si el usuario no encontrara la información en tu web o el producto que busca en tu tienda-online, significaría, por ejemplo en el caso de la tienda, no vender un producto.

2. Costo de encontrarla

 “Pero ¿qué me cuentas? Si el cliente ha encontrado la información”. Sí, pero, ¿y si ha tardado el doble de tiempo en encontrarla de lo que debería?

Imagínate una intranet de una empresa en la que los trabajadores acceden a una base de datos continuamente para poder responder las consultas de los clientes.

Si no tenemos esos contenidos bien estructurados, una consulta que puede durar un minuto se puede convertir en dos, y al cabo del día, ese trabajador a lo mejor sólo ha podido responder 5 consultas.

Si los contenidos estuvieran bien estructurados, ese mismo trabajador podría haber resuelto a lo mejor 8 o 10. ¿Entiendes lo que quiero decir?

3. Costo de la construcción

Con la ayuda de la AI conseguimos estructurar los contenidos previamente.

De esta forma, no trabajamos a ciegas con posibles errores o agrupando la info de una manera no lógica, lo que acarrearía costos como los indicados en el punto anterior… Y un aumento de costos en volver a reorganizar la información.

4. Costos de mantenimiento

Una información bien organizada nos permite saber en todo momento dónde encontrar cada porción de la misma para, llegado el momento, poder actualizarla o borrarla en poco tiempo.

5. Formación de los trabajadores

Imaginemos que contratamos a un nuevo trabajador para ayudarnos en la gestión de nuestro e-commerce.

Si tenemos todo en sitios lógicos y toda nuestra web está bien estructurada, el tiempo que nos cuesta formar a ese nuevo trabajador será menor que si necesitamos el doble de tiempo para explicarle dónde está cada producto.

6. Costos de valor de marca

Una mala experiencia del usuario en nuestra web es uno de los peores daños que nuestra marca puede sufrir.

Un usuario que se va de nuestra web porque no ha encontrado lo que busca será un usuario que puede ir diciendo lo mala que es la web, con lo que nuestra imagen de marca puede verse resentida.

¿Qué te parecen estos costos? ¿Te habías parado a pensar alguna vez lo importante que es tener toda la información bien organizada?

Fases de la Arquitectura de la Información


Podríamos decir a grandes rasgos que la Arquitectura de la información se compone de dos fases: Recopilar y mostrar esta info.

En la primera fase tenemos que organizar todos los datos posibles que la empresa y la audiencia nos puedan dar. Tenemos que recopilar información, definir los objetivos principales que queremos obtener y estudiar a la audiencia.

En la segunda fase tenemos que saber cómo mostrar esta información para ese público en concreto.

Para ello necesitamos tener un inventario exacto de los contenidos a mostrar para poder estructurar toda la información. Tenemos que implementar un sistema de categorías para poder ir agrupando cada porción de la misma.

Una vez que tenemos toda la información agrupada, pasaremos a la fase de navegación. Tenemos que definir el sistema de navegación que ayude a navegar de una sección a otra: menús, botones, barras de desplazamiento o enlaces son herramientas que tiene el AI para poder ir definiendo este sistema de navegación.

Y por último, tenemos que saber mostrar esta información antes de empezar a implementarla. Para ello contamos con herramientas gráficas que nos permiten realizar mockups o wireframes, y los árboles de contenidos para poder mostrarla de manera gráfica.

¿Cómo comprobar la arquitectura de la información de nuestra web?

Llegados a este punto, algunos os preguntaréis, ¿cómo puedo saber si mi web está bien estructurada o si necesita cambios?

Por si no lo sabías, seguro que ya usas una herramienta que te está dando muchos inputs sobre cómo está funcionando tu web: Google Analytics. Gracias a ella puedes analizar muchos datos sobre el comportamiento de los usuarios en tu site.

Aunque puedes comprobar muchos valores, yo te recomiendo los siguientes para no complicarte mucho:

  • Porcentaje de rebote. El porcentaje de rebote nos indica que un usuario ha entrado en nuestra web, ha visto una página y se ha ido de la misma sin interactuar o ir a otra. Esto puede ocurrir por los siguientes motivos: o no le ha gustado tu contenido, o una vez que ha entrado y le ha gustado lo que ha leído, no ha sabido encontrar temas relacionados, o bien no ha sabido dónde ir por tu web.
  • Número de páginas vistas. Este otro valor nos indica  el número de páginas de media que un usuario mira dentro de nuestra web.
  • Tiempo de estancia. Aquí compruebas el tiempo que han pasado los usuarios en tu web.

Si juntas estos tres valores, podrás saber el comportamiento de tus lectores.

Por ejemplo, no es lo mismo el usuario que entra y en menos de 10 segundos sale, que el que se pasa más de un minuto leyendo los contenidos que has mostrado y se va sin ir a otra página de tu web. Los dos cuentan en el porcentaje de rebote, pero ves que hay un usuario que te interesa y uno que no.

Otra forma de verlo es mediante el árbol de páginas que muestra el recorrido de un usuario, es decir, en el comportamiento/flujo de comportamiento. De esta forma puedes conocer el camino que recorren los usuarios, de qué página vienen o qué página se van.

Conclusiones

Como ves, la arquitectura de la información es un recurso muy útil a la hora de diseñar  y estructurar cualquier tipo de información. No lo dejes a la suerte. Estudia lo que quieres mostrar, cómo quieres mostrarlo y a quién.

Tu página web no sólo depende de elegir el mejor hosting, un nombre de dominio que llame la atención y moverlo por las redes sociales. Tienes que estructurar la información y saber a quién quieres dirigirla para mostrarsela de la mejor manera posible.

Ahora déjame saber en los comentarios qué estás llevando a cabo con tu web o blog para implementar una correcta arquitectura de la información.

Me considero un diseñador gráfico en constante aprendizaje, con predilección por lo sencillo y minimalista, vaya lo que se lleva ahora. En mi blog personal hablo de diseño, WordPress, blogging, SEO y social media. Intento dar una visión de la web 2.0 más sencilla para los que quieren empezar en este mundillo.
Showing 9 comments
  • GABRIELA PÉREZ MAÑÓN
    Responder

    Muchas gracias de mucha ayuda

  • Catalina T
    Responder

    Hola! Quería saber, esta frase es tuya? “El arquitecto de la Información es la persona encargada de coger las diferentes piezas que componen una web, y darle la forma para que trabaje tan precisamente como un reloj suizo.” La quiero utilizar para un trabajo y pues tengo que ponerle referencia.

    Gracias!

    • El Blog de Jose Facchin
      Responder

      Hola Catalina, se trata de una frase de David Aranzana, autor del post, esperamos que te lo diga él.

      Saludos.

  • Alberto Antonio Capitaine Pinillos
    Responder

    Excelente Información

  • Fátima
    Responder

    Muchas gracias por la información. Es muy completa y acertada. Me pondré a trabajar en la AI de mi web.
    Saludos.

  • Responder

    Quiero comentarte que tienes toda la razón con la importancia de la arquitectura en la pagina .
    Todo me pareció acertado. Gracias.
    Saludos Cordiales.

    • RaMGoN
      Responder

      Gracias Christopher, encantados con que te gusten nuestros posts

      • viki
        Responder

        claro es un blog genial

pingbacks / trackbacks

Déjanos tu comentario