¿Qué es una migración SEO y cómo hacerla correctamente? Guía paso a paso

José Facchin 23/10/2022 16 min 0 Comentarios
José Facchin - ¿Qué Es Una Migración Seo Y Cómo Hacerla Correctamente? Guía Paso A Paso

Planificar e implementar una migración SEO suele parecer una tarea complicada, ¡y lo es! No obstante, si se realiza adecuadamente y con sumo cuidado, te permitirá migrar tu sitio web sin tener que comprometer demasiado tu visibilidad, tráfico orgánico o tu ranking en los distintos buscadores (Google, Bing, etc).

¿Aún no sabes cómo mantener la relevancia y la autoridad de tu Web en una migración? Si es así, hoy estas de enhorabuena, ya que te enseñaré a realizar desde cero y paso a paso una migración conservando tu posicionamiento SEO y evitando problemas durante el proceso. Vamos por el principio:

¿Qué es una migración SEO?


La migración SEO es un termino que utilizamos en Marketing para describir un conjunto de cambios más o menos significativos en una Web. Modificaciones que puedan llegar a afectar el posicionamiento y la visibilidad de dicho sito en las búsquedas de los usuario.

Estas modificaciones pueden ir desde retoques en las URLs, cambios en la arquitectura de la información Web, hasta actualizar su diseño o mover el sitio completo a otro nuevo dominio.

Los cambios de los que hablamos aquí, normalmente impactan en la experiencia del usuario (User Experience) y en la visibilidad o el ranking del sitio dentro de Google. Por ello, estos procesos deben intentar afectar lo menos posible a la autoridad Web y al indexado del sitio después de llevarse a cabo.

¿Qué tipos de migración SEO existen?


Como en otros temas relacionados con el ecosistema Digital, aquí también existen diversos tipos de migraciones, cada una con sus propios riesgos y sus diferentes niveles de dificultad.

Cada tipo de migración SEO supone un riesgo que siempre puede paliarse o atenuarse con la ayuda de una adecuada planificación y un correcto análisis de todo el proceso.

Me gustaría destacar que en ocasiones, para conseguir un objetivo determinado, pueden llegar a emplearse varios tipos de migraciones al mismo tiempo. Por ejemplo, puede realizarse un cambio de CMS y aprovechar la circunstancia para ejecutar un rediseño de la arquitectura Web.

Ahora, veamos cuáles son los tipos de migraciones más comunes:

Tipos De Migraciones Seo

1. Migración por cambio de dominio

Esta migración consiste en trasladar todo el sitio Web a un nuevo nombre de dominio (una nueva dirección URL).

Cuando realizas esta migración, la dirección de tu web cambia, por lo que será necesario mover todos los archivos e informar tanto a Google, como a los usuarios y a otros motores de búsqueda acerca del cambio efectuado.

Con ayuda de una buena metodología de trabajo, se busca trasvasar el posicionamiento de un sitio web a un nuevo nombre dominio intentando conservar la autoridad y la visibilidad que se tenía antes de la migración SEO.

Estableciendo sinergias y trabajando en paralelo con los equipos de comunicación y de desarrollo podemos completar exitosamente y sin casi complicaciones, una migración SEO por cambio de dominio.

2. Migración por rediseño de la arquitectura Web

Al ejecutar una migración Web, es normal que muchas direcciones URL sean modificadas. Puede que algunas páginas se eliminen, se cambien por otras más relevantes o se redirección, incluso es posible que algunos elementos cambien en el menú principal.

Cada una de estas modificaciones en la arquitectura de la información deben tenerse en consideración a la hora de ejecutar un rediseño, con el fin de prevenir pérdidas de visibilidad y posicionamiento.

En una migración por rediseño de la arquitectura es indispensable contar con un listado anterior de las URLs del sitio para compararlo con el resultado final de la nueva estructura Web. De este modo, es posible comprobar si cada dirección antigua tiene su respectiva equivalente y/o redirección en la nueva estructura.

3. Migración por cambio de hosting

Cambiar de servidor o de hosting no suele afectar demasiado el posicionamiento SEO de un sitio.

Pero, no obstante, es fundamental elegir un servidor que satisfaga las necesidades de tu site, que cuente con el espacio de almacenamiento apropiado y ofrezca una velocidad alta para garantizar que el sitio web tenga un tiempo de carga excelente, que les permita a los usuarios acceder al contenido en el menor tiempo posible.

4. Migración SEO por cambio de protocolo

Hoy en día las migraciones de protocolo (de http a https) son bastantes inusuales, dado que prácticamente todas las plataformas relevantes funcionan bajo el protocolo https.

Aún así, si es tu caso, para efectuar una migración de este tipo, deben implementarse redirecciones masivas de la estructura antigua en http hacia la nueva estructura basada en https y evitar que ningún enlace interno de tu sitio apunte a una de tus URLs que siga comenzando con ese http.

5. Migración por cambio de CMS

La idea de que al cambiar de plataforma CMS puedas conservar el diseño y la arquitectura completa de tu sitio Web, es una utopia.

Un nuevo CMS significa nuevas formas de trabajar, nuevas estructuras en el diseño de las URLs y muchos cambios a nivel código que pueden impactar directa e indirectamente el el posicionamiento del sitio.

6. Migración por cambio de subcarpeta a subdominio

Contar con una arquitectura sólida, permitirá que los rastreadores de Google puedan localizar sin inconvenientes las páginas de tu sitio web, para posteriormente indexarlas y clasificarlas en la página de resultados.

Además, el buscador podrá comprender adecuadamente la jerarquía lógica de cada sección de tu sitio, facilitando a Google saber que página es la más apropiada para la consulta del usuario.

Por tanto, es fundamental conocer en qué situaciones es mejor emplear subcarpetas o subdominios, para lograr una mejor estructura en el nuevo sitio web. Y si posterior mente quieres cambiar dicha elección, debes hacerlo con cuidado y evitando cometer errores que afecten a tu autoridad.

¿Cómo realizar una migración SEO para mantener el posicionamiento web? Paso a paso


Muchas migraciones presentan pérdidas en el tráfico y otros problemas de SEO debido a la falta de planificación y estrategia, o porque el seguimiento y las pruebas post-migración fueron insuficientes o muy limitadas en el tiempo.

No es inusual que después de completar el proceso de migración se presenten errores, como el temido “error 404” en URLs importantes y que antes si funcionaban correctamente. Por tanto, hay que tener especial cuidado a la hora de realizar cualquier rediseño con el propósito de evitar inconvenientes.

El proceso de migración SEO se divide en 3 fases (antes, durante y después), cada una engloba distintas actividades y análisis que no pueden dejarse al azar y que deben planificarse paso a paso.

Las tareas principales de cada fase son:

Antes de la migración


1. Realiza una auditoría SEO al proyecto

Siempre comenzamos con una auditoría SEO, ya que es fundamental analizar el estado de salud actual de los diversos factores que influyen en el posicionamiento orgánico de nuestra web antes de realizar una migración para tener en cuenta estos datos durante todo el proceso.

Para ello, puedes usar herramientas como SE Ranking, Google Search Console, Google Analytics o SEMRush para realizar una auditoría de tu web y ver que puntos también puedes mejorar durante la migración y cuales son los puntos fuertes de tu proyecto que no deben perder esa fuerza.

2. Haz un backup de todo el proyecto antiguo

Tener a mano un plan de reversión integral o parcial, por si algo falla, es imprescindible.

Protege el proyecto antiguo y evita grandes problemas o pérdidas con una copia de seguridad. Con un backup podrás regresar el sitio web a su estado anterior de ser necesario.

Recuerda que la versión antigua de la Web será tu seguro de vida, ya que permitirá revertir toda la migración si la nueva versión no funciona según lo esperado o si presenta diversos problemas técnicos.

3. Coloca la versión en desarrollo en “noindex”

No Index A La Versión En Desarrollo

Debes colocar un bloqueo por contraseña a la versión en desarrollo, para evitar que Google la indexe y para garantizar la máxima seguridad durante el proceso de rediseño o actualización.

Tambien podrías incorporar en la sintaxis de robots.txt la directriz para limitar el acceso del dominio a los rastreadores de todos los motores de búsqueda. Aunque para mi lo mejor es limitar el acceso de IPs y poner bloqueo por contraseña.

4. Haz un mapeo de URLs de la web

Mapeo Urls De La Web Antes De La Migración Seo

Rastrear y sacar un listado de cada una de las URLs del sitio web es otro de los puntos clave que debes tener en cuenta en una migración SEO.

Para realizar con facilidad el mapeo de URLs utiliza Screaming Frog Spider, con apoyo en Google Search Console.

El objetivo es recopilar un listado en Exel de todas las URL del sitio web, incluso las direcciones de las imágenes.

5. Prepara un listado de las principales URL

Utilizando herramientas de SEO como Semrush, Ahrefs o SE Ranking (para ver palabras clave), Google Analytics (para ver el tráfico) y Google Search Console (para ver el CTR) recopila un listado con cada una de las URLs de mayor relevancia del sitio en un documento de Excel o en Google SpreadSheet.

Esto permitirá considerar esas URLs como direcciones de alta prioridad a la hora de trabajar en el nuevo proyecto y al analizar el resultado final.

Además, ese listado facilitará la identificación del contenido que debería sufrir menos cambios en cuanto a su estructura semántica e intención de búsqueda, para que el mismo no pierda su relevancia en cuanto a las palabras clave que ya esta posicionando.

Es esencial identificar las URL más importantes de nuestra web para que las páginas con los contenidos más relevantes funcionen correctamente desde el inicio, una vez acabada la migración SEO.

6. Comprueba que URLs tienen mayor cantidad de enlaces externos

Es importante conocer las direcciones con mayor cantidad de enlaces externos si no queremos pasar por alto alguna página con alto tráfico orgánico o con alta relevancia a nivel de negocios durante el proceso de migración.

Esto nos ayudará a clasificarlas por segmentos para contar con una visión global del proyecto.

7. Verifica que no falte ninguna URL en la nueva web

Con ayuda de Excel o de una herramienta como Screaming Frog es posible comprobar las direcciones URL de una manera rápida y eficaz. Sube una lista con cada una de las URL que deseas verificar y la herramienta debería devolverte un status 200.

Verificación Urls

De lo contrario, puede estar faltando alguna URL, por tanto, será necesario revisar el porqué y comparar el listado del antes y el después desde la sección de «Comparar».

Durante la migración


8. Planifica estratégicamente el día y hora de la migración Web

Nunca planifiques hacer estos cambios en días de previsión de alto tráfico o en los que el equipo de trabajo no pueda estar pendiente de la Web durante un par de días después.

Planificar adecuadamente y de manera controlada la migración SEO afectará lo menos posible el volumen de tráfico de tu sitio temporalmente. Por esta razón, hay que seleccionar el momento apropiado para realizar el proceso de migración.

Por ejemplo, un momento poco recomendable para una migración sería durante periodos de compras compulsivas (Navidad, Black Friday, etc), en un día viernes o en fin de semana donde el tráfico orgánico es mayor dada la cantidad de usuarios que utilizan internet en su tiempo libre.

Por otra parte, ten en consideración que los diferentes participantes en el proceso de rediseño y migración puedan estar presentes el día de la puesta en marcha de la nueva Web y un par de días posteriores al mismo, para analizar y solucionar potenciales problemas.

Además, te recomiendo pausar las campañas publicitarias durante el proceso de migración, puesto que pueden presentarse caídas y problemas con algunas direcciones URL.

9. Elimina los bloqueos temporales

Cuando comiences con la migración quita los bloqueos por contraseña y el formato privado.

Así te asegurarás de que el sitio Web nuevo está disponible tanto para usuarios como para los robots de Google. No sería la primera vez que alguien publica su nuevo sitio con un “noindex” o con bloqueo por contraseña, haciendo que Google lo vaya desindexando poco a poco.

10. Comunica a Google si hay un cambio de dominio

Comunicar A Google Si Hay Un Cambio De Dominio 

En el caso de que hayas actualizado tu dominio, procura usar la función de “Cambio de dirección” de Google Search Console.

De esta manera, estarás informando a Google sobre el cambio de tu dominio. También le estarás informando qué puede encontrar en el nuevo dominio. Esto debe realizarse luego de lanzar tu sitio web.

11. Actualiza el robots.txt y el sitemap

Actualizar Robots Y Sitemap

Genera y sube a Google Search Console un nuevo sitemap que contenga la estructura y las URLs nuevas de tu sitio Web. Haz lo mismo con el archivo de robots.txt.

Esto simplifica la tarea a los robots de Google de detectar las redirecciones de URL antiguas a las nuevas.

12. Prueba todas las URLs utilizando un crawler

Usando un crawler puedes verificar que las redirecciones de tu sitio web funcionan perfectamente, ya sean elementos multimedia, versiones www sin www o hipervínculos.

Además, esta herramienta es útil para comprobar si existen errores técnicos de SEO.

Asegúrate de crawlear el nuevo sitio web antes del lanzamiento para identificar posibles errores. Ten en consideración la existencia de las páginas huérfanas que usualmente no cuentan con enlaces entrantes para no olvidarlas durante el proceso de migración.

13. Verifica las redirecciones y canonicals

Las redirecciones son un punto clave en toda migración SEO exitosa, ya que ubican al usuario en el contenido que ha sido renombrado o reubicado.

Por otro lado, permiten que Google pueda indexar con más facilidad las nuevas páginas.

Emplear incorrectamente las redirecciones generará múltiples errores. Puedes perjudicar negativamente la experiencia de usuario al no cumplir con su intención de búsqueda. Al mismo tiempo, aumenta la tasa de rebote, dañando el posicionamiento web.

No obstante, es importante no usar demasiadas redirecciones 301 a una categoría o a la página de home del sitio web, puesto que podría no resultar de utilidad para el visitante repercutiendo igualmente en la experiencia de usuario.

En los casos de URLs sin importancia (no tienen palabras claves posicionadas ni enlaces entrantes), es mejor etiquetarlas con un código 410.

Mientras que, al momento de analizar las canonicals procura localizar las páginas que no incorporen estas etiqueta «canonical» o que posean una canonical que dirija a otra dirección URL.

Verifica que el código de respuesta de cada URL con canonical sea 200. Si obtienes otro código, es necesario que compruebes su causa.

Por último, comprueba nuevamente que no falte ninguna URL en el nuevo sitio web con la opción “Comparar” de Screaming Frog.

Después de la migración SEO


14. Monitoriza Search Console

Monitorizar Search Console

Luego de haber completado la migración es crucial verificar con regularidad el número de direcciones URL que Google indexa de tu web para comprobar si la cantidad es más o menos la misma que antes de iniciar el proceso de migración.

Si el número de URL indexadas no coincide con el de antes, investiga las causas y corrige rápidamente los clusters o las URLs que puedan estar funcionando mal.

15. Monitoriza los errores 404

Después de lanzar el sitio web, es fundamental verificar por lo menos una vez por semana que no se generen errores 404 durante los primeros dos meses. Y, en caso de que aparezcan, deben corregirse lo antes posible.

16. Monitoriza las métricas totales y de las URL principales

Tener en cuenta estas comprobaciones permite medir las fluctuaciones que puede sufrir el sitio web hasta que Google asimile completamente la reciente migración y procese lo que hemos realizado.

Habitualmente tendremos una baja en la cantidad de visitas durante los dos primeros meses, siendo cada vez menos notable dado que Google trabaja constantemente en mejorar.

¡Descarga Mi Ebook Sobre Análisis De Palabras Clave!

Conclusión

Emplear las redirecciones 301 y tomar las precauciones necesarias te ayudará a prevenir problemas aportando una mejor experiencia a tus visitantes.

Para mantener la relevancia y autoridad SEO de nuestro proyecto después de una migración, hay que mantener controlados muchos elementos. Pero, si realmente queremos realizar todo el proceso sin sacrificar una gran parte del posicionamiento de nuestro sitio web, también debemos ser metódicos y realizar una buena planificación.

¿Has realizado una migración SEO?

Cuéntanos tu experiencia y la compartiremos con nuestra comunidad.

¿Te ha gustado? Compártelo

Avatar De José Facchin ESCRITO POR José Facchin

Soy consultor SEO y profesor de Marketing Digital, especializado en Marketing de Contenidos y posicionamiento Web. Poseo un grado de Analista de Sistemas de la Información, un posgrado en Relaciones Públicas e Institucionales y, personalmente, me considero un apasionado de la tecnología y del mundo de los negocios Digitales, temas a los que he dedicado este blog. Además, he creado “JF-Digital” (mi propia agencia de Marketing Digital) y Co-fundado "Webescuela" en Barcelona (mi escuela de negocios Online).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

José Facchin, como titular de https://josefacchin.com , https://webescuela.com y https://jfdigital.es solicito tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios de este blog. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE. En el caso de no pertenecer a la UE, se informa previamente y sólo se realiza mediante el consentimiento expreso del usuario, o bien, mediante cláusulas contractuales tipo para la transferencia de datos personales entre responsables del tratamiento a un tercer país. Por motivo del uso de Google Fonts, es posible que algunos de sus datos (como la IP) sean tratados con la finalidad de prestar el servicio adecuado del mismo. Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Si no facilitas los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan.

No hay comentarios en ¿Qué es una migración SEO y cómo hacerla correctamente? Guía paso a paso

Ir arriba