¿Qué es el Dwell Time y cómo puede influir en tu posicionamiento SEO?

¿Qué es el Dwell Time en SEO?

Hoy quiero hablarte del Dwell Time, una métrica muy importante y que al igual que el Pogo Sticking, se relaciona con lo que hace el usuario en la SERP. Éste es un concepto que va más allá de ser un KPI que nos mide el tiempo, ya que nos da información que puede ayudarnos a mejorar nuestra posición en los resultados de Google.

Por ello, si te interesa mejorar tu visibilidad orgánica en los buscadores de Internet, hoy veremos qué es Dwell Time y cómo influye en el SEO. También te contaré cuáles son los factores relacionados con la experiencia del usuario que debes mantener optimizados para conseguir un buen resultado en este KPI.

¿Qué es el Dwell Time para Google?


El Dwell Time es el tiempo que pasa desde que un usuario hace clic en cualquiera de los resultados de una búsqueda orgánica, para visitar esa página, hasta que decide regresar nuevamente al listado de la SERP.

Si nos remontamos al origen Offline de este KPI, él era una métrica de Marketing que se relacionaba con el tiempo que pasaba un potencial cliente mirando el escaparate de una tienda física. Pero, si lo vemos desde el punto de vista del mundo Online y el entorno del SEO, hay una evolución muy importante.

Ahora, como has podido ver en la definición que te he mostrado anteriormente, en Internet las personas vienen a visitar nuestras páginas Web desde Google y, después de pasar un tiempo en ellas, casi siempre retornan nuevamente a los resultados del buscador.

Entonces, teniendo en cuenta que los algoritmos de posicionamiento también evalúan la experiencia de usuario y el tiempo que estos pasan dentro de un determinado sitio Web, tener un Dwell Time alto o bajo podría llegar a influir indirectamente en la visibilidad orgánica de una URL.

En la actualidad, hay que tener en cuenta que las personas entran y salen de varios resultados de las SERP hasta que por fin logran encontrar lo que están realmente buscando. Por eso, el tiempo que pasan viendo un resultado y donde van luego de visitarlo, es cada vez más importante para los algoritmos.

¿Por qué hacen estos saltos los usuarios?

Lo más probable es que a ellos no les guste el diseño del sitio donde han entrado, la calidad del contenido que han encontrado o quizás, simplemente porque quieren analizar mucho más de un solo resultado para contrastar la información que están necesitando.

Visto de esta manera, en teoría, una Web que posea un Dwell Time bajo, podría tener más posibilidades de sufrir un descenso de sus posiciones en los resultados de búsqueda de Google.

Esta afirmación contradice lo que estoy seguro piensas en este momento: ¿qué ocurre cuando una persona ha encontrado la información que busca y se va, sin más?

Y es verdad, también hay muchas búsquedas donde lo más relevante es el poco tiempo que tarda el usuario en irse de la página, ya si ha encontrado lo que buscaba y no necesita nada más. Por ejemplo, cuando está buscando información meteorológica o una definición corta de un tema.

Teniendo en cuenta esto último, podemos afirmar que el Dwell Time es un concepto que no podemos intentar medir de forma aislada.

Por tanto, es muy importante aquí entender el contexto y la intención de la búsqueda que tiene esta vista, para valorar si un tiempo bajo o alto puede afectarnos de forma negativa o positiva a un resultado.

¿Cómo se mide el Dwell Time?

En la práctica, obtener y medir datos concretos sobre esta métrica, no es tan sencillo como crees. La verdad, es que aún no existe ninguna herramienta que mide directamente esta dato. Por el momento, esta métrica solo la conocen bien los motores de búsqueda.

Lo que sí puedes medir, analizar e controlar controlar en tus páginas, son los valores que pueden llegar a influir en él, es decir, todos aquellos parámetros e indicadores que ayudan a conseguir un buen resultado de este dato tan relevante para los algoritmos.

Veamos ahora cuáles son algunas las principales variables que pueden influir en un resultado positivo:

El tiempo de carga

En la actualidad la gente ha perdido la paciencia y nadie quiere esperar más de 2 o 3 segundos a que cargue una URL en concreto.

El tipo de contenido

No es lo mismo ver páginas de producto en un eCommerce, leer un artículo y tutorial de un blog o ver una infografía, por ejemplo.

La longitud del texto

Esto es algo que siempre ha sido motivo de controversia para muchos SEO: ¿cuántas palabras debe contener un artículo?

Las estadísticas dicen que la cantidad mínima de palabras debe ser de 1.000, a partir de esta cantidad, la longitud no influye demasiado en la tasa de permanencia del usuario en la página.

El dispositivo desde donde se conecta el usuario

Este aspecto es muy importante para medir el Dwell Time, porque el tiempo de permanencia en una Web es mucho mayor cuando el visitante está navegando a través de un ordenador o tablet que en un móvil. En el caso de los Smartphones, es muy normal que no se queden demasiado tiempo.

La temática de la Web

Esta variable también influye en el tiempo de permanencia promedio de una persona. Por ejemplo, un tutorial técnico paso a paso o un artículo de opinión sobre política y humanidades consigue retener más tiempo a un usuario que otro de entretenimiento, turismo o gastronomía.

¿Cómo influye el Dwell Time en la experiencia de usuario?


Ya sabes que Google se fija mucho en el comportamiento de los usuarios ante su página de resultados.

Gracias a RankBrain, la inteligencia artificial con la que cuenta el algoritmo del buscador desde su actualización de 2015, cada vez está más cerca de saber interpretar a la perfección las búsquedas de los usuarios para ofrecerles los mejores resultados según sus objetivos.

Por ello, el hecho de que una persona permanezca más tiempo viendo el contenido de un resultado, tiene una relación directa con el UX (user experience).

Entonces, cuanto más inviertas en un sitio Web donde tus visitas se sientan cómodas, mejor Dwell Time tendrás.

Un contenido de calidad y una página limpia (o minimalista), rápida y fácil de navegar siempre atrae más al visitante y consigue retenerlo más que otra llena de muchos colores, anuncios o cualquier otro elemento intrusivo que solo termine por espantarlo.

Ofrece información relevante y de calidad y deja que sea el usuario quien decida cómo quiere interactuar con tu contenido.

Por ejemplo, ojo con los Pop Up o si estás mostrando algún vídeo, evita que se reproduzca de forma automática. Que sea siempre el propio usuario quien decida si quiere verlo, haciendo clic en él.

¿Qué factores optimizar para evitar problemas con el Dwell Time?


Factores que influyen en el Dwell Time

A pesar de que no está confirmado por parte de Google que el Dwell Time es un factor relevante de posicionamiento o que afecta directamente al ranking de posiciones, según mi experiencia en temas de SEO, siempre es mejor mantener las páginas de tu sitio Web optimizadas para los parámetros que influyen en esta métrica.

De esta manera, mejorando los factores que influyen en el tiempo de permanencia de una persona en tu sitio, es mucho más difícil que seas víctima de una penalización por este y otros factores de parte del buscador.

Pero, al diseñar una estrategia de posicionamiento, no te obsesiones sólo con un factor aislado, como puede ser el Dwell Time del que estamos hablando hoy en este artículo.

Lo ideal es focalizar tu estrategia en agregar más valor a tu resultado de búsqueda de forma natural e intentar cuidar la mayor cantidad de los parámetros de posicionamiento que Google tiene en cuenta.

A continuación, te comparto algunos de los factores SEO a los que debes prestar atención para una correcta optimización de tu página y que, de una u otra manera, también contribuyen a evitar cualquier tipo de penalización por una potencial mala puntuación en esta métrica.

1º Mejora la velocidad de carga

La velocidad de carga, como ya he comentado, es un factor muy relevante para este tema y cualquier otro relacionado con el SEO y la experiencia del usuario en la actualidad.

Si una URL no carga en menos de 2,30 segundos, es mucho más probable que tengamos un alto porcentaje de rebote o abandonos. Por eso, intenta que los usuarios que te visitan, no se cansen de esperar y decidan buscar otro resultado para responder a sus consultas.

2º Presta atención a la intención de búsqueda del usuario

Trabaja sobre las búsquedas más interesantes que están en línea con los objetivos de tu Web, sin olvidar la experiencia de usuario cada vez que aterriza en esos contenidos que responden a su intención de búsqueda.

Recuerda que la intencionalidad de búsqueda es un factor de posicionamiento esencial en el SEO On Page para evitar que el usuario huya de nuestra página.

3º Crea contenidos de calidad que aporten valor

Seguro que ya lo sabes, y puede que te suene repetitivo. Pero es verdad que Google valora muy positivamente los contenidos que aportan valor.

Cuida tu estrategia de Marketing de contenidos, y crea textos que superen las expectativas de los usuarios y verás una buena recompensa en el posicionamiento de tu Web.

4º Preocúpate por actualizar tu contenido

Existen contenidos que necesitan ir siendo actualizados periódicamente para que no pierdan su relevancia y que sigan siendo de utilidad para el usuario. Por ello, amplía o actualiza todos los post, listados o tutoriales que creas que han quedado anticuados.

5º Cuida el enlazado interno de tu sitio

Como ya hemos visto, esta métrica mide el tiempo que pasa un usuario desde que entra en tu Web hasta que regresa a los resultados de búsqueda de Google.

Por ello, por medio del enlazado interno, dale más motivos para que permanezca más tiempo en tu página. Invítale a leer contenidos relacionados y llévale a otros lugares de tu sitio que puedan resultar interesantes para él.

6º Evita el clickbait en los títulos

Muchos utilizan esta estrategia pensando que aumentan el CTR y atraen más tráfico. Crean títulos muy atractivos, pero que no coinciden exactamente con la información que se encuentra el usuario cuando accede a ellos.

Esta mala práctica también puede poner en riesgo tu visibilidad y reputación.

7º Mejora la experiencia del usuario

Este es uno punto que engloba muchos otros factores, por ello es uno de los más importantes.

Observando, analizando y estudiando el comportamiento de los usuarios que visitan tu Web, seguro que aprendes mucho sobre sus gustos, necesidades y costumbres.

Lleva esta información a un diseño sencillo y accesible en tus páginas, haciendo de ellas un lugar más amigable y utiliza estos datos para mejorar tus estrategias de contenidos. Con todo ello, seguro conseguirás un sitio donde las visitas sean recurrentes.

Otros aspectos como la reputación del dominio, la gestión de redes sociales o la calidad de los enlaces entrantes, son muy importantes para tener una buena salud y alejar cualquier potencial penalización de Google que puede poner en riesgo nuestro posicionamiento.

¿Cuál es la diferencia entre Dwell Time, Pogo Sticking, tasa de rebote y tiempo de permanencia?


Éstas son 4 métricas que tienen que ver con el comportamiento y el tiempo que permanece el usuario en una Web, pero cada una de ellas se analiza teniendo en cuenta algunas variables diferentes.

Veamos las principales diferencias que hay entre ellas.

El tiempo de permanencia

Es la cantidad de tiempo que pasa el usuario dentro de un sitio Web, desde que entra hasta que se va de él, indiferentemente de donde vino y a donde va despues.

Por ello, a diferencia del Dwell Time, aquí no tiene por qué haber un retorno al listado de los resultados de búsqueda de Google por parte del usuario.

El Pogo sticking

Como ya explique en otro artículo, el Pogo Sticking ocurre cuando entras en una URL desde un resultado del buscador, y luego le das al botón de volver atrás de la barra del navegador, para retornar nuevamente a Google.

Por tanto, estas dos variables están íntimamente relacionados. Ya que si el usuario no vuelve hacia atrás, no existiría el Pogo Sticking ni el Dwell Time.

Pero, el dato que vemos hoy, además de las dos acciones, tambien tiene en cuenta el factor del tiempo transcurrido entre una y otra.

El porcentaje de rebote

Cuando un usuario entra en una URL y se va de ella sin hacer ningún clic o acción, se produce lo que llamamos un rebote. Es decir, aquí hablamos de lo que hace el usuario dentro de la página.

En principio, aunque podemos llegar a creer que un rebote es más o menos lo mismo que un Dwell time, ellos no son sinónimos porque en el rebote se tiene mucho más en cuenta la acción que el tiempo.

¡Descarga mi eBook sobre Estrategia de Contenidos empresarial!

Conclusión

Google le da mucha importancia al comportamiento que muestran los usuarios dentro de una Web que muestra en sus resultados de búsqueda. Y es algo que tiene mucho sentido, porque estar en las primeras posiciones de la SERP tiene que ser sinónimo de excelencia en calidad y relevancia para los usuarios.

Por eso, a la hora de evaluar la posiciona que le dará a cualquier resultado, también tiene muy en cuenta el tiempo que pasan los usuarios dentro de ellos y qué hacen al salir de los mismos.

El Dwell Time es uno de esos factores de posicionamiento que debes tener en cuenta a la hora de elaborar tu propia estrategia de SEO, pero sin obsesionarte con él.

Por ello, si creas una Web atractiva, rápida, sencilla y fácil de navegar y con contenidos de calidad que den respuesta a las intenciones de búsqueda de los usuarios, es muy probable que la visibilidad de tus páginas disfruten de una mejor salud.

Imagen de portada por Freepik.

Y tú, ¿cómo trabajas esta métrica en tu sitio Web?

Déjanos saber tu opinión.

José Facchin

Soy consultor SEO y profesor de Marketing Digital, especializado en Marketing de Contenidos y posicionamiento Web. Poseo un grado de Analista de Sistemas de la Información, un posgrado en Relaciones Públicas e Institucionales y, personalmente, me considero un apasionado de la tecnología y del mundo de los negocios Digitales, temas a los que he dedicado este blog. Además, he creado “JF-Digital” (mi propia agencia de Marketing Digital) y Co-fundado "Webescuela" en Barcelona (mi escuela de negocios Online).



También te puede interesar...

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD DEL BLOG DE JOSÉ FACCHIN

José Facchin, como responsable de tratamiento, solicita tu consentimiento para moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligaci´n legal. En todo caso, los datos que nos facilitas estén ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo "Privacy Shield". Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, escribiendo a info@josefacchin.com, como se explica en la política de privacidad completa. Si no facilitas los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan

No hay Comentarios

Share This